Gestión de Zidane en el Real Madrid: ¿liderar equipos o liderar egos?

La última final de la Uefa Champions League entre el Real Madrid – Atlético de Madrid. la ganó el Real Madrid, y si bien fue un partido muy reñido hasta el último momento, fueron muchos los que no daban nada meses antes por este equipo.

Sorprende ver cómo la tendencia de la Liga BBVA (ahora liga Santander) durante éstos últimos años en los grandes equipos ha sido, la de traer como entrenadores a los que fueron en su época grandes iconos y jugadores de dichos clubs. Algunos con éxitos recientes como Diego Pablo Simeone, Pep Guardiola o Luis Enrique y otros que aún tienen que demostrarlo como es el caso de Zinedine Zidane en el Real Madrid.

¿Con qué se encontró Zinedine Zidane en el vestuario blanco, con el reto de gestionar un equipo o los egos de ese equipo?

En toda organización (y un equipo de fútbol también lo es) hay determinadas personas con perfiles muy distintos, con un gran talento y altos sueldos que deben trabajar en equipo, ¿cómo se gestionan estos equipos?

Y en la empresa, ¿cómo afectan los egos?

Tras dos años de investigaciones, David Marcum y Steven Smith publicaron “Egonomics: What Makes Ego Our Greatest Asset (or Most Expensive Liability)”, donde afirman que el el ego puede llegar a costar entre el 6 y el 15% de los ingresos anuales de las organizaciones. No sólo eso, sino que además Paul Nutt en su libro Why Decisions Fail, concluye – tras analizar 400 malas decisiones de directivos en los negocios – que más de una tercera parte de éstas fueron motivadas por el ego.

Lanzamos a Míchel Botella – ferviente seguidor del Atlético de Madrid – estas cuestiones, y le pedimos su opinión acerca de cómo afectan los egos al funcionamiento, dirección y día a día de una empresa y la relación que hay entre los vestuarios de los grandes equipos y en los equipos de la alta dirección de las empresas.

Frases de Míchel para el debate:

  • “El 25% más o menos seguramente es el plano técnico. El 75% seguramente saber gestionar al grupo y en este nivel de equipo y en este nivel de jugadores, el nivel del equipo es el nivel del ego de cada una de estas personas”
  • El ego puede destruir compañías, lo hemos visto

¿Qué opinas tú acerca de la gestión de egos en las empresas?, ¿hay o no hay similitud con los clubes de fútbol?

  1. #9
    Luis Keim

    Los egos son gestionables, pero si es cierto que cuanto mayores sean y menor sea su desviación estándar (cuanto más iguales sean) hace falta mayor destreza y tablas. En kiubick llevo 6 años coordinando egos de machos y hembras Alfa en equipos multidisciplinares y temporales. Es un arte dándole a cada uno lo suyo y gestionando a cada uno por separado, a todos como grupo ya cada equipo de trabajo. Es VITAL hacerle a cada uno hacerle sentir único, pero no indispensable y por ello lo que Zidane hizo con el niñato de cr7 fue magistral sustituyéndole por jugar mal. Podría extenderme mucho más...

  2. #8
    David

    No estoy de acuerdo en la parte futbolística. Zidane ha tenido suerte de 1. Haber sido un jugador muy grande (lo que ya genera un respeto entre su equipo), 2. Un equipo ya hecho. Ya hemos visto lo que ha pasado en la Eurocopa; Del Bosque como gestor de grupo no ha sido bueno porque en este momento España necesitaba cambio, no gestión de egos. Necesitaba táctica, disciplina, reinventarse. Conte por ejemplo es el caso contrario, ha reinventado a Italia, ha potenciado el talento del grupo minimizando los egos. En conclusión, hay gestores que sacan lo mejor del equipo con grandes cambios y otros mejores para momentos de estabilidad.

  3. #7
    Fernando

    Para mi es igual en todos los ámbitos de la vida, primero ser consciente de tu ego, y luego encauzarlo para para que trabaje a favor tuyo, no en tu contra.

  4. #6
    Lucía Muñoz

    Yo creo que el dinero no es culpable de los altos egos como se comenta en algún comentario. Si creo que los egos prepotentes y carentes de fundamento corresponden a inseguridad. Si a esta inseguridad le juntas fama y reconocimiento de opinión pública o sectorial, tenemos a personajes difíciles de dirigir, difíciles de ordenar y que te destrozan organizaciones.

  5. #5
    Paco Cano

    Me parece muy intetesamte el tema y me ha gustado como se ha tratado. Gracias.

  6. #4
    Anónimo

    No hay nada más complicado que lidiar con Egos, porque no hay nada mas complicado que lidiar con las inseguridades de quien se cree por encima del bien y del mal.

  7. #3
    Anónimo

    Lo peor de todo sería que quien tuviera que lidiar con los egos de la empresa tuviese más egos que el resto. Imaginad a un Jobs liderando un equipo de talentosos egos...para temblar!

  8. #2
    Alex Vera

    Efectivamente, el ego peligroso no viene del reconocimiento, sino del dinero. Gente que cree que por un título o por su talento y salario merecen imponer su forma de ver las cosas al resto...junta a unos cuantos gallos en el gallinero y te quedas sin corral.

  9. #1
    Miguel Alvarez

    Creo que Zidane ha tenido mucha suerte ganando este título sin saber gestionar técnicamente (cambios, alineaciones...) la plantilla pero efectivamente, hay que reconocerle mantener a los jugadores contentos y sin lucha de poder. Igualito que Del Bosque. En la empresa también quienes lideran a grupos por inercia o sin querer molestar pueden cargarse compañías por no acometer cambios ¡Gran video!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top