¿Tienes más de 30? Se te pasó el arroz para descubrir música.

Hace unos meses Deezer llevó a cabo una encuesta cuyos resultados sugieren que la gente, deja de descubrir nueva música sobre los 30 años.

La verdad es que el tema de hacer encuestas y estudios de mercado y sociológicos da para un debate más serio sobre por qué no invertir ese dinero en cosas más productivas.

Y me viene a la cabeza un estudio de la Journal of Social and Clinical Psychology acerca de la existencia del Blue Monday y una conclusión ESPECTACULAR: “No nos gustan los lunes”.

¿Para qué hacer caso al gato Garfield cuando podemos simplemente gastar una millonada de dólares y de tiempo en confirmar que Garfield tenía razón?

Estudios para demostrar que el sentido común suele tener razón, y para constatar que parece ser el menor común de los sentidos. En fin…

El caso es que ,volviendo a esa encuesta de Deezer sobre cómo la gente deja de descubrir música nueva a partir de los 30 años, intuyo que gracias a esa encuesta, los medios rellenan su contenido, muchos profesionales se dan el do de pecho explicando los motivos por los que esto es así, y yo, que soy de cuestionármelo todo, me hago una sola pregunta: ¿de verdad la gente con 30 años deja de escuchar nueva música?

Lo siento, creo que aquí el sentido común pesa mucho más que una encuesta, y la realidad es que no. Descubrimos MÚSICA CONSTANTEMENTE.

Aquí si no escuchas la lista de los 40, no escuchas música nueva…

Hago repaso a los hits y artistas del momento, Eleni Foureira, Jain (puesta de moda por su Hit Makeba, que sale en todos los anuncios, -sustituyendo a otro clásico Woodkid, con su Run Boy Run), Juan Magan, Maroon Five, Sia, o Arkano… y si, les escucho. Vamos, me obligan a escucharlos en cada evento, cada anuncio, cada bar…, en fin, que si vives en el mundo hiperconectado, ya “les descubres”. Pero claro, también tienes la opción de “descubrir”, o de que los algoritmos “te descubran” otros hits o artistas molones como los músicos nativos de youtube (como Bely Basarte o Pablo Alborán en el panorama nacional)

Pero resulta que en ese estudio, a partir de los 30′ (y yo estoy cerca de ellos), ya dejas de descubrir esa música nueva.

Los “expertos” esgrimen que la nueva música deja de conectar con nosotros, -permitidme que me incluya en la treintena-, y por eso, nos vamos a “los clásicos de siempre”. Bien, es (o puede ser) cierto, al menos en mi caso. Y es que la melancolía es una motivación enorme. Un ejemplo, de las conversaciones que tenéis con vuestros amigos, ¿cuál estimáis que es el porcentaje que dedicáis en esa conversación a RECORDAR momentos pasados? ¿Más de la mitad…?

Pero hay vida mas allá de los nuevos hits. Y ahora hablo de mi.

Resulta que conforme me voy alejando de esa “música nueva” que no quiero descubrir porque prefiero anclarme en el pasado, no estoy dejando de conocer nueva música, sino que mi horizonte musical se amplía notablemente:

Donde antes había Reggaetón, o House, ahora añado al repertorio Reggae, o Techno.

Donde antes había Pop-Rock, ahora hay Jazz, donde había Heavy, ahora hay Blues…

Y así, sin quererlo, parece que la música que los expertos catalogan como arcaica, vieja o “fuera de moda”, está de moda para mí. Incluso dentro de cada género, he podido profundizar más allá de hits, así por ejemplo donde la gente conoce el Hold The Line de Toto, yo descubro un tema que es una proeza musical por la dificultad de combinar unos acordes tan dispares en la teoría musical: “África”.

Donde el mundo se quedó en el Seven Wonders de Fleetwood Mac, yo descubrí el “Go Your Own Way”. Descubro al Gary Moore del Heavy (en Thin Lizzy) y le vuelvo a descubrir en el Blues, ya en solitario.

Profundizo en Clapton (antes de ser Clapton, en Cream y en Derek & Dominos), se me aparece la santísima trinidad del Blues-Rock: Deep Purple, Led Zepelin y Pink Floyd, me maravillo con Ritchie Blackmoore. Y un largo etcétera (os pongo estos ejemplos porque es la música que está sonando en el reproductor, -sí, mi música no depende de algoritmos, más allá de los míos personales-).

Y no sólo descubres música, sino al músico.

Vas a un concierto de Enrique Villarreal (cantante de Barricada) y suena una canción que se llama Frío. La buscas, y resulta que era una canción del grupo Alarma, ves que el cantante es Manolo Tena, y vuelves a descubrir canciones que para ti eran desconocidas, como Sangre Española o Marilyn.

O descubres a Loquillo y sus Trogloditas, y acabas conociendo que fueron teloneros en Londres de nada más y nada menos que de Radiohead. Palabras mayores.

 

Al final, en esto de la música es muy osado decir que “se deja de descubrir nueva música a los 30” (o a cualquier edad) porque la realidad es, que el horizonte temporal no es una variable fija, depende de donde marques el origen y el final de esa cuarta dimensión que es el tiempo.

Ahora se lleva lo del Carpe Diem, lo del dejar el pasado atrás, pero claro, yo no viví los 80′, yo no viví la movida, yo no viví Woodstock, ¿tengo que pasar de ello y escuchar lo que me toca porque es mi época? Me niego, mi época y mis descubrimientos los marco yo.

  1. #5
    @makertan

    Gracias a todos por comentar. La verdad es que sobre los estudios y su validez, habría que hablar otro día.Respecto a lo que dices César, 100% de acuerdo, nos hacen tragar marketing, pero a niveles absurdos que están haciendo de la sociedad un mix constructivista y solipsista donde todo es relativo, todo es válido y donde el esfuerzo no se ve como algo positivo. Marketing que sustituye valores...

  2. #4
    Cristina Recuero

    Muy buena reflexión Miguel, y un poco de acuerdo con el comentario "anónimo" al respecto de la confianza/desconfianza de estudios de mercado. Supero los 30, no por mucho ehhhh, y precisamente este año estoy descubriendo más música nueva que nunca. Casualidad o causalidad... no lo sé, pero así es.

  3. #3
    César

    Los estudios se refieren a que "votas mal". Que a los 30 dejas de tragarte su marketing que dicen que es música. Porque sabes mejor qué es la vida y qué quieres, no te sientes obligado a saber quién es el último tolai para tener algo de qué hablar; y descubres que, conociendo a los inmortales, puede que no puedas comentar el último cotilleo de OT; pero en cambio podrás filosofar con gente con mucha más sustancia y trayectoria vital. Dejas de "tragar marketing" y "descubres lo que tú quieres" :)

  4. #2
    Anónimo

    Mis serias dudas en los estudios de mercado realizados por empresas con intereses en sus resultados.

  5. #1
    Paz Calvo

    ¡Estoy de acuerdo, Miguel! Esto es como cuando les dio por decir que la juventud no lee... ¿o seremos nosotros los rebeldes? Sea como fuere, no me siento identificada con esta fase de no-descubrimiento. Soy una nostálgica, como cualquiera de la EGB (o más), pero siempre me gusta dejarme sorprender por temas/grupos/cantantes nuevos. Y creo que me queda tanto por descubrir... ¡qué emoción! :)

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top