Posibilidades de la tecnología wearable en la banca

Cada vez es más fácil encontrarse con alguien que vista un “wearable”, incluso aunque no seamos conscientes de ello o no nos demos ni cuenta. Pero la realidad es que hoy hay una enorme variedad de dispositivos “wearable” disponibles, quizás más conocidos por su nombre comercial que por ser catalogados como “wearable” en sí mismos.

Posiblemente los más extendidos sean las pulseras de actividad (Fitbit, Garmin, Samsung, Jawbone, etc…) junto con los relojes que aunque ya llevamos algún tiempo utilizándolos (Samsung, Pebble, LG…) hace unos meses Apple lazó su Watch con el impacto mediático que conlleva, no sólo a nivel hardware y software sino servicios como su propio wallet Apple Pay. Pero no queda aquí, las famosas Google Glass, la nueva generación de gafas de realidad aumentada de Samsung y Microsoft, todo tipo de gadgets que ayudarán en el campo de salud y medicina con el seguimiento y monitorización de enfermos, un nuevo mundo de moda con “ropa conectada”, las posibilidades de la tecnología “wearable” son prácticamente ilimitadas.

Influencia de los wearables en el mundo financiero y en la banca móvil

La banca ha sido uno de los sectores que más rápidamente ha adoptado nuevas tecnologías de movilidad, sobre todo en España donde se podría decir que salvo alguna excepción la banca española puede presumir de buenas soluciones de Banca Móvil respecto a otros países de Europa o América y en el caso de los wearables no es una excepción.

Es posible que por el momento no veamos una expansión de los wearables tan grande como ocurrió con los smartphones fuera del entorno más “teki” pero poco a poco se irán adoptando de forma generalizada e incluso complementándose. Y en este sentido hay bancos que ya están trabajando en ello y algunos ya han puesto a disposición de sus clientes soluciones más o menos funcionales. Quién iba a decir hace pocos años que ahora sería posible recibir una alerta en tu reloj mientras realizas un pago con tu tarjeta, que podrías consultar tus cuentas o localizar la oficina más cercana directamente desde tu muñeca sin necesidad de sacar el móvil del bolsillo.

Debido a una usabilidad diferente respecto al móvil que estamos acostumbrados, ahora tenemos una experiencia más personal y más inmediata. Seguro que estos “micro-momentos” abrirán las puertas a nuevas ideas, nuevos casos de uso en los que seguramente nos sorprendan en los próximos meses con su aplicación en el mundo financiero.

Además con la convergencia de los wearables con el internet de las cosas (IoT) y APIs abiertas se abre un nuevo mundo de posibilidades en la generación y adquisición de datos de las cuales incluso las entidades financieras podrán utilizar para desarrollar nuevas soluciones para generar negocio y dar una mejor experiencia a los usuarios.


La tecnología sigue avanzando a un ritmo frenético, aunque por el momento en el mundo financiero parece que el límite de hasta donde se pueda llegar lo marquen los grandes gigantes tecnológicos controlando software y hardware. Todo esto puede abrir el debate de Seguridad y Privacidad, ¿Quién almacena y controla estos datos? ¿Quién puede tener acceso a los mismos? ¿Alguien puede controlarlo remotamente? Como en todo sistema de información son puntos a cubrir de forma adecuada y no tomar a la ligera porque siempre habrá alguien interesado en sacar provecho de las vulnerabilidades por muy innovadora que sea.

  1. #5
    Javier Pérez

    Interesante el concepto micro-momentos porque es ahí donde estarán mayores posibilidades. Coincido con Gorka

  2. #4
    Jorge

    Buen artículo!

  3. #3
    Gorka

    Muy buen artículo relacionando IoT + wereable + datos + API's + micro-momentos. El sector financiero en unos años no se va a parecer en nada al actual a este paso

  4. #2
    Miguel Álvarez

    Recuerdo cuando me decían eso de que los smartphones eran una chorrada y no los usaría nadie etc. Con los wearables está pasando exactamente lo mismo pero la tecnología permite hacer como bien dice David infinidad de cosas. Ahora le toca a la creatividad y también a la sociología/psicología/analítica/y un largo etcétera de disciplinas aplicar esa tecnología para hacer cosas relevantes...

  5. #1
    Claudio

    Great article! El único pero que le veo a la tecnología wearable es el de la batería y el de la dependencia del smartphone, el día que eso se solucione los smartphones se quedarán obsoletos.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top