El Transhumanismo, ¿precipicio hacia un abismo?

En la actualidad vivimos en el periodo de dar zancadas de gigante, de transformaciones constantes, y de permanecer con la mirada puesta hacia el futuro; hacia aquello que podemos hacer de más (aunque puede que no siempre a mejor). Vamos directos hacia el olvido del agotamiento, de la extenuación que sería razonable dado el crecimiento infatigable e incluso ansioso al que nos sometemos.

En ésta carrera hacia el futuro desentrañamos una gran corriente, ya devenida ideología. Ésta es el Transhumanismo.

En primer lugar, enmarcamos el Transhumanismo en una voluntad de superación del límite que, por excelencia, comprende únicamente la humanidad.

Dicho anhelo de superación es, por otro lado, una positividad radical. Es decir, es incuestionable que toda posibilidad debe resultar en una realidad. Todo aquello que pueda hacerse (en éste caso podemos hablar en términos de mejora tecnológica o genética del humano) debe efectuarse como tal, y además inmediatamente.

Como el objetivo del avance hacia otra cosa –que, por supuesto, deja de concebirse como “humanidad”-es primordial, costaría encontrar un cierto código ético regulador con relación a los medios, a los instrumentos que deberían usarse. Por tanto, si no todos, casi todos los instrumentos se dispondrían al alcance en aras del objetivo de superación de la humanidad. ¿Llegaríamos, pues, a un estadio en que todo medio valdría sólo por el fin al que estarían subyugados?

Y digo “el fin” porque precisamente éste, que sería la superación de la finitud que identifica la humanidad, sería un fin universal. No habría lugar para otras alternativas: el fin es el triunfo de la transhumanidad como sociedad casi divina.

Por tanto, me atrevería a asociar Transhumanismo con veneración a un anhelo de triunfo que implicaría dejar atrás una humanidad decimonónica y antigua, atrasada, para dar paso a la nueva colectividad, una mejor y mejorada. Una que no cesaría de buscar la perfección.

Pero, probablemente deberíamos preguntarnos:

¿qué supondría para la humanidad (o, más bien, la futura transhumanidad) la muerte de la conciencia del límite?

¿Implicaría el olvido de la conciencia del límite una mejoría, o más bien una escalofriante carta blanca a realizar todo aquello imaginable con tal de emular peligrosamente el ideal de perfección?

Y todo ello sin dejar de lado el problema de la desigualdad que generaría la confrontación entre humanos mejorados y no mejorados, ya expresado por el famoso pensador Francis Fukuyama.

  1. #4
    Cristina Recuero

    Muy buena reflexión y que a mí me invitó a parar y hacer una revisión del alto precio que hemos pagado y pagaremos si no somos conscientes del ritmo que pretendemos mantener, de si realmente el fin justifica los medios. Y mi respuesta es que no, no justifica los medios un fin que te impide disfrutar el camino. Hoy escuché en las noticias una trágica noticia, manchada de un dolor tremendo y que dejaba entrever de nuevo la poca consciencia con la que vivimos el día a día, cada momento de nuestras vidas. Si no paramos, siempre algo interno o externo a nosotros lo hace y lo hará.

  2. #3
    @makertan

    Entendiendo posthumanidad como un nuevo estadio evolutivo basado en la implementación, a voluntad —y en contra de la, "arbitrariedad"evolutiva— que definía More... la realidad tozuda acaba demostrando que sea hoy, o en la edad media, SIEMPRE habrá una posthumanidad idealizada. Sólo ciando dejemos de ser humanos se perderá dicho ideal, o dicho de otra forma, sólo un ente no humano y sin ego, puede ser capaz de ser transhumanista. Buena reflexión Valeria!!

  3. #2
    MarianaS

    Realmente inquietante si miramos un futuro en el que el fin justifica los medios en busca de esa perfección. Me pregunto si buscamos con igual ansías de mejora la perfección de los valores y el Amor al prójimo.

  4. #1
    Elisa Escobedo

    Una reflexión del todo necesaria en un tiempo en el que los límites son prácticamente inexistentes. ¡Gracias Valèria!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top