El Poder Secreto de las Palabras: Tolerar o aceptar

Aunque tolerar y aceptar son dos conceptos que vienen usándose indistintamente -parecen tener un significado parecido-, presentan un importante matiz diferencial, que se aprecia atendiendo al origen etimológico de ambas palabras -provienen del latín.

  1. Tolerar (tolerāre): Viene a significar sostener, aguantar o resistir. Acepción que aún se conserva en la RAE: “Resistir, soportar, especialmente un alimento o una medicina”.
  2. Aceptar (acceptāre): Su significado es el de “aprobar”, por una parte, y “recibir”, por otra. En la RAE se define como: “Recibir voluntariamente o sin oposición lo que se da, ofrece o encarga”.

¿Es tolerar al otro es algo igualitario?, ¿es algo bondadoso?, ¿es en definitiva lo mismo que aceptarlo?

Como podemos ver, el matiz está en la relación interpersonal. Ya que mientras que al aceptar a alguien, la relación es de iguales, en la tolerancia, el tolerante tiene una relación de dominio sobre el tolerado.

En este nuevo Poder Secreto de las Palabras, José Manuel y Miriam Ortiz de Zárate, nos explicarán en profundidad el matiz que existe entre tolerar y aceptar. ¡No te pierdas el siguiente vídeo!

  1. #3
    Anónimo

    Gracias, por compartir estas poderosas distinciones

  2. #2
    Sara González

    100% de acuerdo, vivimos como dice Jose Manuel en la era de lo políticamente correcto. Pero aceptar y tolerar son cosas bien distintas

  3. #1
    Miguel Alvarez

    Nos llenamos de buenas palabras y nos colgamos medallas cuando toleramos, pero realmente tolerar no es más que respetar el mapa mental de otros, aceptar supone mucho más, aceptar supone que aceptas escuchar y aceptas que tu mapa mental no es el mejor que existe. Y amigos, eso es bastante más difícil ;) Mejor explicado imposible. ¡Muchísimas gracias a ambos!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top