¿Tienes desazón?

Según la RAE desazón significa  Disgusto, pesadumbre, inquietud interior.

¿Cuántas veces a lo largo de la vida podemos sufrir desazón?, ¿Por qué motivos?, ¿Cuáles son los principales ejes causantes de la desazón?

Salud, dinero y amor/afectos, parecen los pilares de la satisfacción, felicidad y también de la desazón cuando nuestras motivaciones y anhelos se incumplen. Huelga decir que este es un artículo de opinión y en la raíz de la falta de la razón y por tanto desde la más primaria emoción  me gustaría expresar los siguiente:

Respecto a la salud 

No hay nada tan primordial. Cualquier dolencia, por mínima que sea afecta a nuestra capacidad, autonomía, falta de respuesta y especialmente estado anímico. Nada tiene sentido, nada tiene importancia sin salud. Sin embargo, como el ying y el yang de la falta de salud salen los mejores aprendizajes de la vida, y en términos “competenciales” la mejor capacidad de priorización en la vida suele proceder de graves y complejas situaciones de salud.

En lo relativo al dinero

Éste es necesario, sin paliativos. Los recursos y bienes materiales son condición sine qua non para subsistir. Sin embargo, la relación entre el dinero y la desazón, es peculiar. La motivación, la ambición, “tener”, “lograr”, “conseguir” suponen una presión adicional a cualquiera de nuestros anhelos y logros. Tener siempre es peor que desear. Nos genera más desazón no tener bienes materiales que satisfacción conseguirlos.

Personalmente siento mucha admiración por los modelos y personas espartanas: sobrio, sobriedad, austeridad, disciplina. El anhelo de la meta siempre es idealizado. Ricos y poderosos que no gastan. Personas con pocos recursos que en ocasiones piden préstamos para cosas “Superfluas”? tales como disfrutar, cuando en ocasiones no tienen cubiertas necesidades básicas.  Desazón en ambas y en ocasiones llevadas al extremo concepciones de la vida.

Especial mención a la desazón en el ámbito profesional cuando consideramos que no estamos donde tenemos que estar. Cuando nuestro jefe, equipo, clientes, proveedores, pares, no entienden nuestro punto de vista. Cómo será el de los otros? El de aquellos que no nos comprenden. Seguro que también tienen desazón. La desazón de aguantar la nuestra. Y es que como decía un sabio “una cuentas echa el borracho y otras el tabernero”.

La mayor desazón, la amorosa, la de los afectos

Hay algo peor que no ser querido o aceptado? Es tan importante la solidez emocional que según los expertos se forja en gran medida en nuestras experiencias de la infancia. Nunca se tiene suficiente formación emocional, deberíamos ya impartir en las escuelas formación en inteligencia emocional para vivir la alegría de lo bueno y aceptar el sabor amargo del dolor.  La seguridad, la madurez, la estabilidad tienen mucho de químico pero también de físico, de la cantidad de veces que sentimos el apoyos o zancadillas de nuestro entorno. Relaciones de pareja, paternales, amistosas, vecinales, profesionales.  Lo que define nuestro éxito o fracaso en la vida es nuestra gestión de los afectos, el control de la frustración y especialmente  la autopercepción de todo ello.

 

Ya lo advertí no es este un artículo medible, racional, lógico, es un artículo de emoción y opinión. Lo que más me gusta es que la palabra desazón contiene también sazón que significa:  Estado de perfección de una cosa que se desarrolla o evoluciona. Nuevamente el ying y el yang, nuevamente lo que sobreviene de lo negativo hasta convertirse en positivo.

Deja un comentario

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top