Romper con la tradición para desarrollar el talento STEM femenino

Unas cifras como marco de referencia que son, como es habitual, demoledoras. Las carreras científicas, matemáticas, tecnológicas e ingenieriles (STEM), se desarrollan en masculino, como en otros muchos sectores, pero en estos ámbitos, la desproporción es mucho mayor.

Frente a nuestras colegas europeas, las estadísticas dicen que en las escuelas universitarias de nuestro país, las mujeres STEM no llegan al 30% de la población, y no superan el 14% del talento incorporado a empresas e instituciones.

La cosa viene de lejos, la cosa va de estereotipos, la cosa va de romper con una tradición que, desde la cuna, nos vincula a las mujeres a roles en los que predomina un factor cuidador.

Sanidad y educación, un clásico del talento femenino. Recursos humanos, Atención al cliente y finanzas entre los departamentos con mayor presencia femenina (de hasta un 60% en algunos sectores). Cuidar, preservar, ayudar, soportar, atender…

Las mujeres somos más de la mitad de la población, superamos a los hombres en presencia universitaria y sin embargo, no dirigimos las empresas, no presidimos los países, no estamos en los órganos de primer nivel de decisión y nuestra presencia es minoritaria en sectores que son y serán estratégicos para el desarrollo socio-económico mundial.

Afloran iniciativas enfocadas a atraer y desarrollar el talento STEM femenino. Pero antes de lograrlo necesitamos otra aproximación desde la cuna en valores, formación. Verdaderos proyectos existenciales y profesionales con la versión femenina del liderazgo al 100% de posibilidades.

La racionalización de los horarios para la población, la conciliación, los techos de cristal y especialmente, la falta de prejuicios. La predominancia masculina, los machismos y micromachismos instalados de forma natural en nuestra sociedad deben dar paso a un contexto de igualdad y desarrollo “real”.  Mientras se recorre ese camino, las escuelas, universidades, gobiernos, instituciones y la propia sociedad deberá permitir interactuar a las mujeres con sus opciones reales de crecimiento, hasta lograr un desarrollo libre y sin límites de todas sus capacidades.

Ingenieras, Investigadoras, Científicas, Matemáticas. Dirigir, gobernar, decidir, impulsar, innovar, emprender. Un mundo lleno de posibilidades que el entorno, de momento, ha negado por acción u omisión. El único deber es cuidar, preservar, ayudar, soportar y atender nuestro propio desarrollo.

  1. #1
    Eduardo Madinaveitia

    Un debate que siempre es interesante y en el que muchos de los argumentos son discutibles. Yo estudié el bachillerato en los años sesenta en un instituto mixto (algo muy raro en aquella época). Había menos chicas que chicos, en una peoporción de 3 a 2 aproximadamente, pero entre l@s primeros de la clase siempre dominaban las chicas. La mayoría de ellas eligieron estudiar letras; la mayoría de los chicos ciencias. Cuando llegué a la universidad hice el primer curso en una escuela de ingenieros: sólo había dos chicas en una clase de más de cincuenta. El ambiente era supermachista, los profesores se metían con ellas y creo que abandonaron la escuela. Estudié Matemáticas en la Complutense y ya entonces, primeros años setenta, las chicas eran más de la mitad de la clase (y muchas más de la mitad entre las que destacaban). Pero casi todas eligieron dedicarse a la enseñanza, que parecía casi la única salida en aquella época. Y luego está la otra parte del debate: habrá pocas mujeres en tecnología pero afortunadamente llegan a puestos directivos; al menos en España. A la mayoría de la gente no le sonarán de nada Fuencisla Clemares, Nathalie Picquot, Koro Castellano o Irene Cano porque no salen en la tele pero son las personas que dirigen Google, Twitter, Amazon y Facebook. Al menos en los puestos de arriba de las tecnológicas el problema está superado. Vamos despacio y estoy de acuerdo con Maribel en que hay que cambiar los estereotipos desde casa y desde la escuela infantil, pero vamos por el buen camino.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top