Realidades de 2019, que no propósitos

Con el año nuevo llegan los nuevos propósitos, que suelen ser aprender idiomas, perder kilos, apuntarte a un gimnasio… Lo que nunca nos planteamos es salir de relaciones laborales tóxicas que nos hacen ponernos hasta enfermos. ¿Por qué vemos tan claro que necesitamos ponernos más en forma – es bueno para nuestra salud, nos decimos- y no nos atrevemos a romper con algo que, a buen seguro, es mucho más peligroso para nuestra salud que ese par de bollos que nos queremos quitar a la semana? Ya os lo digo yo: el miedo y la inseguridad personal que se crea cuando te están minando laboralmente hablando.

Salir de una relación laboral tóxica.

Yo he tenido ese momento de tener que cortar una relación laboral tóxica y durante ese proceso llegas a dudar tanto de ti mismo debido a la ansiedad y a la angustia que puedes entrar en un estadio más grave, si no se ataja a tiempo. Un buen amigo, @gaceladelretiro , me dio un gran consejo y aquí os dejo sus palabras porque ni yo misma lo hubiera expresado mejor:

“Eli, el trabajo es uno de los pilares más relevantes de nuestra vida, pero no el que más. Ante todo somos personas.

Leí un artículo hace años que decía que erróneamente nos identificábamos con nuestro puesto de trabajo. “¿Qué eres?” “Abogado” Cuando eso no es verdad. Somos mucho más que eso.

Por lo tanto, un momento de crisis laboral suele ir acompañado de un momento de crisis personal, de identidad y de pérdida de confianza.

La vida, en muchos aspectos, es una sucesión de pequeños y grandes ciclos, buenos y malos, y piensa que todo esto es necesario, muy probablemente para poder crecer y mejorar. Como dijo Steve Jobs, en los malos momentos hay que confiar en que en el futuro los puntos se unan para atrás, porque la vida nos enseña que los puntos no se unen hacia delante”.

 

¿Por qué os cuento esto? porque yo, antes de ser Relaciones Públicas, soy Elisa y en este momento de la vida lo único que me llena es poder ayudar a los demás de alguna manera. Ya no quiero recibir la gloria del trabajo; es más, prefiero estar en la sombra y que otros reciban las flores, porque es ahí donde me siento cómoda, en las trincheras, defendiendo el fuerte para que el General se lleve las medallas. Esto es lo que me llena de orgullo y por lo que trabajo día a día.

Cuando esto deja de poder ser posible y tus objetivos laborales chocan de lleno con tus objetivos personales, es hora de saltar del barco.

Sé que me diréis que fuera hace mucho frío, que el trabajo está muy mal, pero también os digo que si os morís de un infarto causado por estrés laboral, no os tendréis que preocupar de ese frío. No, no es demagogia, es algo que nunca nos paramos a pensar. Recuerdo ir al médico y decirle: “No me puede dar la baja, que no me viene bien: tengo mucho trabajo y no puedo fallarle a la compañía”. Ella se quitó las gafas, me miró y me dijo: “Fenomenal, Elisa. ¿Hablas tú con tu corazón y le dices que deje el infarto para el segundo trimestre, que ahora te va mal?”. Y así me di cuenta de la sandez que acababa de decir.

Así que mis propósitos de 2019 son:

  • Hacer mi parte para que alguien que se encuentre en esta situación, lea este reflexión, y decirle que no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo aguante.
  • Antes de que logren minar vuestra confianza, buscad vuestras fortalezas y amarraos a ellas: serán vuestro pilar cuando vengan mal dadas. Si no os sentís capaces, contratad un coach: os dirá lo bueno y lo malo sin paños calientes.
  • Huid de gente tóxica que os diga que aguantéis, que si el frío de afuera, que si qué vais a hacer… Consejos vendo que para mí no tengo. No dejéis de hacer algo por el miedo que otras personas proyectan sobre vosotros.
  • Tatuarme la frase de mi padre: “Hija, a la vida no hay que tenerle miedo”

 

Deja un comentario

  1. #2
    Cristina Recuero

    Admiro tu valentía y apertura para compartir con todos lo que estás viviendo. Y esa valentía Elisa te hace grande a tí. Gracias!!

  2. #1
    Nacho

    Enhorabuena por tu valentia , por plantarte y decir “ hasta aqui hemos llegado” y suerte en tu futuro. Como tu me planteo hacer un “The end” pero no soy valiente.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top