¿Seguimos queriendo relaciones estables?

En un interesante artículo del Huffington Post escrito por Krysti Wilkinson, se reflexionaba acerca la evolución social de las relaciones íntimas. ¿Estamos dejando de querer tener una relación estable y todo lo que ésta implica?, ¿nos hemos convertido en seres con la fachada de sociales pero solitarios en la intimidad?, ¿o tal vez se está reinventando la historia del amor y de las relaciones?, ¿ha cambiado algo?

Os dejamos con la opinión de Juan Díaz.

¿Seguimos queriendo relaciones estables? Juan Díaz

Entendiendo que las personas somos inconformistas por naturaleza, ¿qué es lo que realmente queremos?: ¿una relación estable y duradera o una más pasajera e intensa? En mi opinión, todo esto depende de la personalidad de cada uno, del momento que estés atravesando en tu vida, de la edad, pero sobre todo, de lo que realmente nos haga felices.

Las personas somos sociables, necesitamos estar en constante contacto con nuestros semejantes, amigos, familiares, parejas, colegas de trabajo, vecinos, incluso extraños. Los tiempos cambian, las generaciones cambian, la sociedad cambia y las formas de socializar y comunicarnos cambian. Prueba de ello es Internet y las nuevas tecnologías. Parece que ahora estemos más cómodos relacionándonos vía RRSS, Whatsapp, redes de contacto, email, etc., que vía física.

¿Qué tipo de relaciones queremos tener? ¿Una relación pasajera e intensa, que evidentemente aporta felicidad, pero ningún significado y sentido a nuestra vida, o una relación estable y de confianza que nos haga evolucionar? Creo sinceramente, que hay que pasar por ambas.

Primero, cuando se es más joven, las prioridades y necesidades son más efímeras y superficiales, abogaría por relaciones pasajeras, es decir; cantidad y que no impliquen ningún tipo de compromiso. Cuando llegamos a cierta edad, y hemos vivido ciertas experiencias y cometido muchos errores, tendemos a tener más claro cuáles son nuestras prioridades, y queremos evolucionar, y cuando hablamos de pareja, queremos a nuestro lado una compañer@ y amig@, no sólo con el que podamos tener sexo, sino que sea nuestro confidente, con la que podamos compartir vivencias y experiencias, que nos enseñe a ser mejores, una persona con la que no puedas vivir sin el/ella, que te haga sentir vivo.

En ocasiones, ansiamos libertad y carencia de compromiso para hacer lo que nos de la gana y cuando nos de la gana, y otras veces, necesitamos una persona que esté a nuestro lado, de la que no podamos vivir sin ella, y que nos aporte día a día. ¿De cuál de las dos eres tu?

En mi opinión, necesitamos amar y ser amados de verdad, en el estricto significado de la palabra, y eso sólo lo encuentras con una relación verdadera y de compromiso.


¿Creéis que hemos dejado de querer relaciones estables y lo que éstas conllevan?

  1. #10
    Paula Aranegui

    Hola a todos, de nuevo muchas gracias por propiciar la conversación con vuestros comentarios. Para Juan y Marketen, aclaradles que desde Meetic tenemos datos de los solteros, pero es cierto que desconozco las cifras de divorcios. Me ha gustado mucho una frase de Elia, y es la que plantea que todo parte del amor hacia uno mismo como premisa para amar al otro. Casi añadiría que es la premisa para que las relaciones que sean, amistosas, laborales, sociales en general, sean constructivas y positivas. Y a todos nos aporten. La premisa que aleja la mediocridad. En todo caso, es cierto que es fácil hablar y difícil muchas veces actuar y tomar las decisiones correctas. En este sentido, por ejemplo, yo soy visceral; me muevo por "el estómago" y me habré equivocado por ello muchas veces. Pero apenas me arrepiento de nada. En todo caso, lo que sí creo firmemente es que busquemos lo que busquemos, de la forma que sea (tecnología, redes sociales, servicios de dating, etc), desde aquí hago un llamamiento a que DISFRUTEMOS DEL VIAJE. Porque si esa es nuestra actitud, ahí no hay equivocación posible. Palabra de usuaria...

  2. #9
    Marian

    Llegada una edad y estamos solos, no queremos aguantar nada y nos lo perdemos todo!

  3. #8
    Irene Marquez

    ¿Cómo vamos a querer relaciones estables? Nos bombardean con series, libros, películas, cuentos, musica...que hablan de esa búsqueda. La vida tiene dos sentidos, explicar nuestra existencia y buscar a tu media naranja

  4. #7
    Paco Cano

    Como las imágenes muchas veces dicen más que las palabras, aquí dejo este enlace https://www.youtube.com/watch?v=F2bk_9T482g

  5. #6
    Juan

    Muy bueno Elia como lo has explicado!!!

  6. #5
    Elia Méndez

    No deja de sorprenderme lo inmovilistas que somos. Este argumento ya lo teníamos en los 70 y en los 80 y creo que siempre, hasta que se cae en las redes del amor y se pasa por la vicaría - ¿La falta de compromiso? ¿El miedo al hastío? No es nuevo, solo la tecnología lo es y eso no ha cambiado al ser humano en lo básico y es lo que ambos ponentes indican. Somos gregarios, necesitamos de la conexión con el otro y sentirnos con nuestra pareja como en casa, sin máscaras, complejos o miedos y con el respeto al espacio y creencias de cada uno, pero eso es complicado con uno intenta que el otro baile al son de uno, o que compartan las mismas cosas, cuando hay gustos diferentes. Por otro lado, es verdad lo que comenta Marketan, hace tan solo unos 30 años, generalmente la mujer dependía del hombre para vivir y eso obligaba a matrimonios "hasta que la muerte te separe" y luego cuando no aguantabas más, pues ya era un poco tarde. Ahora la independencia económica de ambos y la baja diferencia de roles ha hecho que la necesidad de un emparejamiento eterno no sea necesario, a no sea que el amor (que no enamoramiento), el respeto y el cariño por el cónyuge sea algo profundo. Al final (y para mi) todo tiene que basarse en la felicidad que sale del amor hacia uno mismo y hacia el de al lado y si eso no es así, no pasa nada.. hay más de 7 mil millones de oportunidades en el planeta ... o no... pero es una elección válida como otra cualquiera.

  7. #4
    David

    Es que las relaciones son épocas. Raro es que tras una ruptura, busquemos una relación estable. Respecto a las cifras...los estudios declarativos en temas de sexo, amr o politica no me convencen porque la gente dice lo politicamente correcto y decir q te gustan las relaciones esporádicas es en la sociedad de hoy, llamarte promiscuo

  8. #3
    Juan

    Hola Makertan, asi es, la tasa de divorcios y separaciones se ha incrementado ostensiblemente en las dos ultimas décadas. Todos a nuestro alrededor tenemos uno o varios casos o incluso lo vivimos en primera persona... Creo que hemos llegado a un punto, en que no tenemos paciencia, no aguantamos, a la minima nos planteamos una separación y por otro lado, somos poco condescendientes con nosotros mismos y con los demás. El camino no es fácil, pero no podemos desesperarnos y tirar la toalla a la mínima de cambio. En el fondo, todos esperamos encontrar a nuestra media naranja y aun asi, nos equivocamos, pero intentemoslo...

  9. #2
    Laura Cañaveras

    Yo creo que al final, somos sociales. Puede que los facebook y demás nos distraigan o nos hagan sentirnos arropados, pero al final son la ilusión y necesitamos vivir o estar con alguien...

  10. #1
    makertan

    Los datos que da Paula, son evidencia de que no hemos cambiado tanto a lo largo de la historia. Y coincido con lo que dice Juan, al final son momentos vitales. Sin embargo hay otro dato relevante que marca que sí que hay un cambio en todo esto; las estadísticas de divorcios que da eurostat ¿cuál es ese cambio? puede ser exigencia de la relación (si somos ahora más exigentes con una compra, ¿cómo no serlo con una relación), puede ser independencia económica de las dos partes o incluso, las nuevas opciones e infinitas posibilidades de conocer a más gente que aporta la red. Eso si, ¿habrá aumentado también la tasa de promiscuidad? ¡Muchísimas gracias a ambos por vuestras reflexiones!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top