Ocupa tu espacio

Compartiendo con una buena amiga una reflexión, algo que he vivido, consideró que podría ser de utilidad para alguien más, así que ahora la comparto con todos vosotros aquí, en C540º.

La importancia de ocupar tu espacio.

No importa que sea una entrevista de trabajo, presentar un proyecto a un inversor o exponer una idea.

Desde muy pequeño te enseñan el miedo a la exposición, el miedo a salir a la pizarra y equivocarnos delante de todos. Algo que hace que no ocupemos el espacio tanto físico, como en las personas que nos relacionamos.

En los cursos en los que participo veo año tras año a gente con más y más pasión, más y más conocimiento. Pero en el fondo como muchas veces nos ocurre, nos cuesta ocupar nuestro espacio para conseguir nuestros objetivos.

Hice una prueba un poco loca, y era poner elementos físicos, varias sillas o mobiliario que ocuparan el espacio de presentación y ver la reacción de los distintos equipos que salían a exponer sus trabajos.

 

 

Gran parte de proyectos brillantes (como en la foto podéis ver), se presentaron respetando varios elementos que ocupaban ese espacio, su espacio.

 

Cómo afronto los retos.

En una escuela, escuché un comentario que se dijo a los alumnos y que me quedó grabado de cara a presentar los proyectos: “que cada uno haga lo que sepa mejor, el que presente bien, que presente”.

Creo que siempre he tenido unas ideas un poco locas, especialmente para abordar retos. De pequeño, sufriendo siempre de vértigo, decidí ser voluntario los fines de semana practicando rescates en montaña. Y aunque gracias a Dios nunca tuve que rescatar a nadie, pude superarlo en gran medida.

Siendo una persona introvertida, mi primera exposición en público fué con unas 200 personas, algo que me generó un estrés enorme, no supe ocupar mi espacio, pero que fue la semilla para que las siguientes fueran más sencillas.

Este mismo año para presentar una iniciativa sin ánimo de lucro, quería que la idea ocupara realmente el espacio, que llegará de verdad a los asistentes. Pensé en usar algo que no usaría nunca, un disfraz. Lo consulte con alguien que puede conocerme a la perfección, esa madre que tenemos todos, y me contestó “se van a reír de ti, no lo hagas”. Como es normal, era la respuesta que necesitaba. Y el resultado final es algo más como este mensaje que me envió alguien del público porque has ocupado el espacio (aunque con risas):

 

Siempre tengo mis trucos para engañar a mi cerebro, para que no piense que es una situación de peligro.

A veces escucho música, otras veo la cartelera del cine, otras bebo agua… de esa forma tu cabeza piensa, no puede estar tan loco como para ponerse en una situación límite y buscar qué película estrenan el fin de semana.

Al final son momentos, momentos para ocupar tu espacio. Bloquea el miedo ese momento. Puedes tener éxito o no, y te marcará carácter si o si. Cuando te expones encontrarás distintas reacciones, pero recuerda de dónde vienes, recuerdas tu objetivo y sigue.

Deja un comentario

  1. #7
    Anónimo

    Me ha encantado lo de la silla y el buscar las reacciones cuando uno se expone. Es muy frecuente cuando trabajamos en grupo que muchos se escondan y como indicas son personas capaces y muy buenas Gran reflexión gracias

  2. #6
    Ruth

    Crack, Juan Antonio !!! Para aquellos que no le conozcáis desde hace mucho tiempo, doy fe de que era una persona muy muy muy introvertida, nada que ver con el ponente pirata que veis en la foto. No solo me ha encantado la reflexión, me has hecho recordar que los limites (en ocasiones) nos los ponemos nosotros mismos. Enhorabuena, por ocupar tu espacio y gracias por hacerlo !!

  3. #5
    Juan Antonio

    Gracias por vuestros comentarios :) y también a createch por fomertar reflexiones como esta

  4. #4
    @makertan

    El espacio ni se crea ni se destruye, sólo se ocupa. Y si no lo hacemos nosotros, alguien lo hará. Sólo hay espacio vacío en el universo ;-) Al final va de engañar al cerebro. Qué fácil suena eso...¡Me encanta esta reflexión Juan Antonio!

  5. #3
    Cristina Recuero

    Sin duda eres un Valiente y sin duda Juan Antonio, los que hemos estado contigo y te conocemos desde hace años, o al menos yo, he visto crecer a un profesional ocupando su espacio en todos los sentidos, hasta el día de hoy. Hoy te atreves con lo que a otros aún nos costaría, así que para esto, eres mi maestro. Gracias por compartir tu experiencia, tu reflexión y exponerte. A mí me das ejemplo de exposición de vulnerabilidad.

  6. #2
    Eduardo Madinaveitia

    Me ha gustado mucho, Juan Antonio. Yo, que seguro que soy más introvertido que tú, me resistía a hablar en público. Como sabía que tenía que hacerlo, debuté en un seminario de AEDEMO de TV. Eso son unas cuatrocientas personas, especialistas en el mercado en el que te mueves (yo trabajaba entonces en RTVE). Eso es lanzarse a la piscina aunque esté muy fría. Después de eso he dado cientos de charlas. Lo sigo pasando mal durante un rato pero si hablo de algo que sé (y si no sé, no voy a hablar) y me lo ha preparado bien, sufro mucho menos.

  7. #1
    Anónimo

    Juan Antonio felicidades por este artículo que es como aire fresco. Tengo que decirte que tu espacio no sólo lo tienes de manera natural sino que lo amplías con tu talento, frescura y amor que le pones a las cosas.Es tan cierto lo que dices. En este gran teatro en el que todos somos actores, a veces las creencias limitantes, los miedos absurdos y lo que los demás nos dicen que no dejan de ser proyecciones de nuestros miedos más profundos convierten al actor en comparsa.Muy bueno

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top