La creatividad es hija del aburrimiento

Me considero una persona creativa, con mucha imaginación.

Y es que yo, de pequeña, me aburría muy a menudo. No me entendáis mal, no me estoy quejando de mi infancia. Pero es cierto que ser la menor de seis hermanos que van todos muy seguidos, menos tú, te descuelga un poco de los tiempos de los demás.

Mientras tú juegas con muñecas, tus hermanos están en la edad del pavo, y conciliar ambos mundos no siempre es fácil. Total, que muchas veces jugaban conmigo, y muchas jugaba yo sola. Y, como es lógico, me aburría. Tremendamente.

¡Qué horrible! ¿No? Pues la verdad es que no. Porque en cuanto superas la fase de “¿es que nadie me va a venir a entretener?”, llega la fase de “a ver qué hago para divertirme”. Y aquí es donde la sesera se pone en marcha. La creatividad es la hija del aburrimiento.

Si uno no está aburrido, no tiene una motivación para crear, para hacer algo que se salga de la rutina, al menos en mi caso, es el motor para inventar.

Desde un caballo con estribos y todo que surgió de una silla con una cuerda y una manta en las patas para facilitar el galope, hasta una serie de maquetas hechas en cajas de zapatos simulando casas enteras, fueron desfilando por mi cabeza hasta llegar a mis manos. Creaciones únicas que aportaron horas y horas de entretenimiento.

Hoy en día, lo echo de menos. Me engaño diciendo que no tengo tanto tiempo. ¡Vaya trola! Lo único que pasa es que he ido ocupándolo con otras tontunas, como las redes sociales, los juegos del móvil, etc. Y eso no me deja divagar, que, aunque parezca una tontería, ¡es importantísimo!

Lo positivo de esto es que dicen que el primer paso es reconocer que se tiene un problema. Y yo acabo de hacerlo, públicamente, ni más ni menos. Así que me propongo un reto (al cual os animo a uniros): olvidarme del móvil en todos mis trayectos, limitar las horas de tele y dejarme unos minutos tranquilos para no pensar en nada en particular.

¡Lo mismo de ésta salimos con una idea que revolucione el mundo! Y si es así, por favor, cuando vayáis a recoger el premio Nobel, acordaros de mencionar que CREAtech540º ha tenido algo que ver en todo esto.

¡Felices divagaciones!

  1. #6
    @makertan

    ¡No culpes al móvil de esto Paz! De hecho, úsalo a tu favor. Yo por ejemplo, si quiero ser creativo, lo único que tengo que hacer es imaginar qué podría hacer con lo que veo en redes sociales. Aquí la clave está en soñar, y el problema es que el día a día no te deja soñar. Pero un apunte: soñar está bien, siempre que la pasión del sueño tenga control... que podría darse el caso que soñemos con volar, y acabemos estampados. Por cierto, las mejores ideas, nacen en compañía de otros, en ser tu mismo y hablar, divagar y leer... y en eso eres maestra ;-) La creatividad no es hija de nada, la creatividad es una cualidad con la que nacemos, sólo hay que ejercitarla. No esperemos a que llegue el aburrimiento para ello. Abrazos!!!

  2. #5
    Anónimo

    Pues si Peich. Yo sin ir más lejos me he prohibido usar el móvil en la cama (no siempre lo logro), en la mesa (este reto lo llevo mejor) y en el tren (conseguido!). Además he eliminado mis redes sociales de la home. La creatividad tiene muchas formas de manifestarse, desde resolver un problema cotidiano hasta una forma distinta de pintar una flor. Dejemos que fluya!

  3. #4
    Rebelde sin Causa

    Hay diferentes puntos de Vista, como que las personas creativas son las que destrozan el mundo conocido y NO ensenñan un mundo por conocer.

  4. #3
    Anónimo

    De repente me vi a los 6 años, jugando en mi casa e imaginando un mundo en el que había castillos y malvados contra los que peleaba. Horas y horas yo sola jugando, y a la vez jugando rodeada de personajes que ideaba y con los que disfrutaba horas y horas. No se si era aburrimiento o era necesidad, pero yo también era la pequeña y jugué muchas horas sola. Buena reflexión Paz. Si tuviese unas horas de ese vacío en mi cabeza seguro idearía mas soluciones creativas y menos cubrir el expediente con prisas.

  5. #2
    Pilar

    Me gusta el reto, para mí fácil ya que mis trayectos son en coche y no uso el móvil, estoy normalmente ideando. No me funciona la antena de la tele desde enero y solo veo alguna peli de vez en cuando y hago ejercicios de no pensar en nada. En fin, que ya he superado tu reto. Jajaja. Pero estoy de acuerdo, hay que pensar e imaginar más!

  6. #1
    Cristina Recuero

    Sin duda Paz, es esencial tener una mente tranquila, estar despejada. "Desconectada" de lo que hay ahí fuera y "conectada" a lo que llevas dentro, para poder imaginar, visualizar y crear cómo con lo que tienes dentro puedes influir y/o aportar a lo que hay ahí fuera. Y este proceso tan aparentemente sencillo no lo es tanto en nuestro día a día. Requiere de intuición y ver y confiar en esa intuición. Gracias!!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top