Hecha la ley, ¿buscamos la trampa?

Recuerdo a la hora de escribir este post, hace ya mucho tiempo, en mis años de carrera en ESIC, que como universidad perteneciente a una orden religiosa y además enseñando algo, en aquellos años, tan polémico como el marketing (especialmente desde las facultades de publicidad); existía una asignatura que siempre me pareció apasionante y que llevaba a unos debates impresionantes en clase. Se llamaba Deontología Comercial, en ella, un profesor religioso intentaba encajar en nuestros todavía ilusos cerebros, la moral cristiana con las prácticas del marketing y del capitalismo.

Hablábamos de publicidad subliminal, de fomentar la compra por impulso, del uso de técnicas de comunicación persuasiva para incrementar las ventas, del crecimiento por el crecimiento y cuanto de eso era moral. Las conclusiones fueron variopintas, pero lo que es un hecho, es que esas técnicas se han utilizado, se utilizan y se utilizarán.

Después en otro curso en el que participé, tuve un profesor de contabilidad de costes que dijo una frase que nunca se me ha olvidado la misión de un empresario es buscar todos los huecos legales para pagar menos impuestos. Tiene que estar siempre en esa fina línea e incluso valorar si merece más la pena pagar la sanción que el cumplimiento de la ley”. Esto, por cierto, se está viendo día sí y día también en multitud de casos empresariales o sea que no iba descaminado.

Y esto viene a cuento, por el motivo del post que me solicitó el siempre motivador Miguel, de esta ya gran comunidad de CREAtech540º. Me pidió que hablara sobre movimientos que están apareciendo gracias al uso de la digitalización, hiperconectividad y movilidad para, de forma sistemática, incumplir la ley.

En concreto, me comentaba sobre MeMetro, que mediante suscripción te da asistencia jurídica si te pillan sin pagar en el metro. Y eso te sale más barato que pagar todos los días. O casos como Waze o SocialDrive, donde conductores localizan radares y puntos de control de tráfico y avisan a otros conductores.

Investigando encontré a un adolescente inglés, que ha desarrollado un chatbot abogado (mediante un algoritmo con inteligencia artificial) que permite defender a los conductores reclamar las multas por aparcamiento indebido, que en la mayoría de los casos son condonadas por defecto de forma aunque la infracción exista. Tras el éxito de este abogado virtual, ahora ha desarrollado lo mismo para evitar mediante jurisprudencia el desahucio de la vivienda por impago; mediante el chatbot presenta cientos de recursos que retrasan el desahucio hasta el final de los tiempos.

En todo lo anterior hay dos cuestiones fundamentales:

  1. ¿Es lícito utilizar los avances tanto tecnológicos como de conocimiento del ser humano para cometer acciones fuera de la ley ya que el pago de la pena es menor que el beneficio que obtengo?
  2. ¿Es el ser humano bueno por naturaleza y es la sociedad la que le corrompe o es al revés, el ser humano es proclive a pervertirse y es el gobierno y la sociedad los que tienen que acotar su actuación?

No tengo ni idea pero al final, lo que es un hecho, es que hay una lucha tremenda por el control de la libertad individual y hechos como los anteriores pueden ser una justificación perfecta para cortarla de raíz. Pero a su vez, también es verdad, que hoy gracias a la hiperconectividad, al móvil y a las redes sociales estamos denunciando en “real time” todo tipo de conductas delictivas, estamos trabajando en equipo para ayudar a conseguir un mundo más justo y equitativo y estamos liberando el poder de unos pocos a muchos. ¿Quién ganará?

  1. #5
    Ariadna

    Opino como Eduardo. Los impuesto por mucho que nos "jo..." son necesarios y por ellos mantenemos nuestro estado de bien estar que a veces no es tanto bien.... Pero son necesarios al fin y al cabo. Otra cosa es la justicia o injusticia de algunos sectores.

  2. #4
    Eduardo Madinaveitia

    Yo creo que si queremos mantener el estado del bienestar (y creo que hay que mantenerlo) hay que pagar impuestos. Eso sí: luchar para que sean lo más justos posible.

  3. #3
    Miguel Alvarez

    Waze, SocialDrive, Memetro, DoNotPay chatbot, The Powys Tax Rebellion, evidencian que AHORA la sociedad puede defenderse de muchas cargas fiscales extralimitadas por parte de gobiernos. Muestran un posible nicho de mercado, y también que la sociedad cada vez está más involucrada en lo que hay tras el pago de tasas e impuestos y la justicia de éstos. No obstante, seguimos siendo Lazarillo de Tormes. Muchas gracias por compartir esta reflexión con toda esta comunidad Jesús Ramón y por la mención. ¡Un abrazo!

  4. #2
    Liberal

    ¡Qué mejor manera de hacer justicia económica que mediante tecnología! Habrá quién critique muchas de estas apps por sus intereses pero las multas de tráfico por ejemplo tienen intereses muy distintos a la seguridad vial

  5. #1
    Rosalía

    Evidentemente la picaresca es inherente a los seres humanos. De ahí a - como algunos afirman - ser malos por naturaleza, hay un trecho. Es la sociedad y el entorno lo que nos corrompe, no la genética. Buen artículo!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top