El concepto atemporal de la inmortalidad

El concepto atemporal de la inmortalidad

A raíz de leer el artículo de Eduardo Madinaveitia sobre la inmortalidad, he creído que se le podía dar a un tema tan grande, tan sublime, un par de vueltas desde otras perspectivas. Aquí os dejo mi reflexión del asunto:

A lo largo de la historia, el ser humano se ha preguntado por el modo de obtención de la certeza de su propia existencia. Pero dicha certeza llega a sus límites: nunca es completa.

La existencia es, en sí misma, nada más que el propio existir. La certeza no llega a ella, no la trasciende.

Por tanto, una existencia inmortal se leería desde los mismos términos. ¿Cómo pertenecer al mundo de modo inmutable, inalterable…e incontrolable? ¿Es la existencia un ser-en-sí-mismo que sea capaz de concebirse desde la eliminación de la muerte? ¿Es la vida de la existencia alterable en los términos de duración -simplemente elevando su duración a infinito-?

¿Estaríamos dispuestos a renunciar a la oportunidad, a la ocasión, a la finitud -al tiempo-, o incluso a la delicadeza y al detalle de nuestras obras, de nuestras creaciones, para adentrarnos en el mar de la eternidad, sin un eje existencial de sujeción?

Podríamos afirmar de entrada, que la esencia de la existencia humana está absolutamente determinada por su carácter finito. Por tanto, una existencia infinita comportaría, en primer lugar, la necesidad de una catarsis total tanto en nuestro lenguaje, como en nuestra cultura y conciencia. Incluso, yendo más allá, pensemos en las implicaciones morales que de ello extraeríamos: probablemente debería repensarse el hecho de buscar un sentido a la vida. ¿Qué sentido deberíamos buscar si nos encontramos en el marco de la infinitud, de la inmutabilidad, incluso? Es por ello por lo que, desde una percepción realístico-pesimista, deberíamos afirmar que el concepto de “felicidad” se reduciría incluso a menos que un instante, o que la búsqueda de estabilidad, amor y dinero, no serían más que mitos históricos, o sueños del futuro más lejano. El deseo ya no podría ser llamado a ejecutarse como tal: su excusa era la idea de adecuación, la idea de momento o instante pertinentes, oportunos.

Incluso el pasado, el presente y el futuro, los tres signos temporales por excelencia, pertenecientes a la concepción lineal y progresiva del tiempo, se deberían resignificar completamente. Pasado sí que habría, en tanto que todos tenemos un inicio. Pero presente y futuro se entremezclarían, se desdibujarían entre sí, siendo todo momento presente una idea futura, y todo futuro posible una idea presente.

Asimismo, evitando entrar en percepciones cientificistas, entusiastas y tecnicistas, tomamos el concepto de inmortalidad por una realidad producto de un primer momento imaginativo, ficticio. Esta ficción ha sido el motor de una revolución que podría desembocar en un paradigma completamente opuesto al actual. La pregunta es: ¿estaríamos dispuestos a renunciar a la oportunidad, a la ocasión, a la finitud -al tiempo-, o incluso a la delicadeza y al detalle de nuestras obras, de nuestras creaciones, para adentrarnos en el mar de la eternidad, sin un eje existencial de sujeción?

  1. #8
    Valeria

    En absoluto, sólo puedo darte las gracias: tú plantaste semillas. Lo bueno de estos espacios es abrir posibilidades de reflexión. Esto es lo que hizo el tema y planteamiento de tu artículo. Gracias.

  2. #7
    Eduardo Madinaveitia

    Muchas gracias, Valeria por dar profundidad a mis reflexiones que, vistas después de tu artículo, me parecen sumamente superficiales, aunque humanas. Siento no haber podido leer este artículo en su día: Procuro que no se me escape ninguno de los que se publican en Createch 540º, uno de los sitios con reflexiones más interesantes que se pueden encontrar ahora. Pero con el régimen de vida que llevo se me empiezan a escapar algunas. Y justo una de ellas ha sido ésta en la que empiezas haciendo referencia a mi artículo de hace un año. ¡Muy interesante lo que dices y cómo lo dices!

  3. #6
    Valeria

    Muchas gracias Elia por tu comentario. Sin duda el comportamiento va a cambiar, y aquí es donde vemos postulaciones interesantes sobre el posthumanismo o, más allá (y a modo de transcendencia y desertación de lo humano) el transhumanismo

  4. #5
    Elia Mendez

    Valeria, te felicito por esta reflexión tan interesante y para mi también tan realista. Tendríamos otro sentido diferente de la vida si esta fuera eterna. Eso seguro y no quiero establecer un juicio porque sería establecer hipótesis difíciles de probar, aunque la longevidad de la vida y un futuro que se vislumbra largo para los que puedan pagarse parte de la singularidad irá diciendo como va a cambiar el comportamiento humano en una vida mucho más larga.

  5. #4
    Valeria

    Mil gracias a todos por vuestros comentarios!! No hay nada que me satisfaga más que este ejercicio compartido de reflexión. Ha sido sin duda un placer poder expresar mis dudas, mis inquietudes, hacia este concepto que puede que en breve se torne realidad...

  6. #3
    Elisa Escobedo

    Permitidme un comentario personal, seguro que comprenderéis que es inevitable. Valèria, no puedo estar más alegre y orgullosa de ti. Con tus reflexiones aprendo, reflexiono y me congratulo de que las compartas con ésta gran familia de CreaTech. ¡Eres grande hija! Cada día de ésta existencia finita, vale la pena por verte crecer.

  7. #2
    @makertan

    ¡Me ha encantado tu reflexión Valeria! Desde el punto de vista Lacaniano, efectivamente entraríamos en profunda depresión. Al fin y al cabo, la inmortalidad es un anhelo, es un sueño, una fantasía utópica. Si llegásemos a ser inmortales, dejaríamos de querer serlo. Un interesante punto de vista acerca de la inmortalidad y la importancia del tiempo finito en nuestras vidas.

  8. #1
    Manuel Olmos

    Un punto de vista efectivamente pesimista. El ser humano siempre crea nuevos retos y sentidos a su vida y existencia. con la inmortalidad y sin el agobio del tiempo, no nos aburriríamos. De hecho podríamos descubrir si el universo es o no una recreación mental. Buen artículo!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top