¿Cómo vivimos nuestra vida?

Somos conscientes que vivimos en un mundo difícil y complicado. Competitivo y saturado.

Se suponía que los avances tecnológicos debían cerrar la brecha de comunicación y unir mucho mas a las personas, pero parece ser, que han hecho lo contrario.

Las personas están cada vez más solas y aisladas que nunca, y pasan más tiempo con sus teléfonos móviles y conectados a Internet en lugar de disfrutar con familia, amigos, hobbies, etc.

El acceso al conocimiento está disponible de forma prácticamente gratuita, y además, se ha creado un exceso de información poco rigurosa y no muy creíble que ha generado la creación de un perfil de personas que antes no existía.

La vida y nuestro entorno ya no son ni simples ni fáciles.

La presión del día a día, la tremenda competencia que hay, la alta inestabilidad político-económica, hace que nuestras vidas sean muy poco controlables, y dependan mas de estímulos externos que de nosotros mismos.

Todo esto hace, que cueste mucho mas encontrar esa paz interna y esa espiritualidad que nos hace mas y mejores personas y que nos ayudan a conocer como es uno mismo.

Con toda esta vorágine de entorno:

¿seremos capaces de vivir con una conciencia más profunda, que vaya más allá de la superficialidad y banalidad que rodea nuestro mundo y que no nos deja establecer una conexión más amplia con las personas y con nosotros mismo?

Arrepintámonos de lo que hemos hecho, no de lo que no hayamos hecho.

No dejemos que la vida pase delante de nuestras narices sin ni siquiera aprovechar el presente que se nos brinda. Arrepintámonos de lo que hemos hecho, no de lo que no hayamos hecho. Conectemos con nosotros mismos, seamos felices con los pequeños detalles y busquemos esa espiritualidad que nos hará entendernos mucho mejor y a este mundo tan frenético y lleno de ruido que no nos permite disfrutar del momento.

  1. #8
    Anónimo

    A pesar de toda la inestabilidad, las circunstancias externas no las puedes controlar, lo que tú haces con ellas si, siempre. Poner el acento en lo que pasa fuera es poner tu vida fuera de ti. La respuesta es interior, conecta primero contigo y entonces podrás conectar de forma genuina con los demás, desde el corazón y no desde el intelecto. El viaje hacia dentro es intenso y está lleno de preguntas que generalmente evitamos y no queremos escuchar.

  2. #7
    Eduardo Madinaveitia

    Tomemos nuestro tiempo para compartir con las personas que queremos, para pensar, para pasear, para leer...La vida va pasando y al final te puedes dar cuenta de que has descuidado lo más importante. ¡Buena reflexión, Juan!

  3. #6
    Juan

    Lo siento, me paso lo mismo que a ti Elisa!!

  4. #5
    Anónimo

    Gracias Elisa! Como dice Antonio, a veces es complicado parar por el ritmo de vida que llevamos, pero es necesario hacerlo y no solo tener nuestra pequeña parcela de privacidad, sino ademas, darnos cuenta que hay mas vida mas alla de la voragine que supone el dia a dia. De otro modo, acaberemos durmiendo rapido, trabajando rapido, comiendo rapido, f....... rapido!!! ;-)

  5. #4
    Antonio

    Mas claro, imposible. No paramos, no paramos. Y cuando lo hacemos es porque nuestro cuerpo nos obliga a hacerlo, ese fue mi caso. Y entonces vi todo lo que no había hecho y de todo lo que me arrepentía. Al menos hoy vuelvo a tener la energía para hacer y vivir lo que realmente me importa. Otros no son tan afortunados. Me quedo con la frase.

  6. #3
    Cristina Recuero

    Y qué pocas veces amigo, nos paramos a pensar que realmente estamos de paso. Me encantó tu reflexión y me encantó leerte.

  7. #2
    Elisa

    Perdón, olvidé identificarme elncomentario.

  8. #1
    Anónimo

    Hermosa reflexión Juan. Cuantas veces nos sentimis justo en la situación que describes, y qué utiles tos consejos. Gracias por compartirlo

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top