Nuestros Derechos digitales

Vivimos constantemente conectados a través de dispositivos tecnológicos. Los españoles somos ya líderes europeos en penetración de smartphones con un 81% sobre el total de móviles. Como consecuencia nuestro día a día está cada vez más conectado. Compartimos fotografías desde nuestro móvil, hacemos operaciones bancarias, compramos entradas, ropa, billetes de tren, avión… un sinfín de actividades personales.

¿Qué esta ocurriendo con nuestros derechos digitales?

Cuando usamos Internet o redes sociales estamos compartiendo datos que deberían estar cumpliendo la normativa española y la Ley de Seguridad de Servicios de Información y Comercio Electrónico.Cuando usamos Internet o redes sociales estamos compartiendo datos que deberían estar cumpliendo la normativa española y la Ley de Seguridad de Servicios de Información y Comercio Electrónico. Pero hay empresas como Facebook y Linkedin que al no estar asentadas en España no cumplen con estas normativas. En estos casos somos los propios usuarios los que tendremos que autorizarlos o no a utilizar nuestros datos para que los analicen a nivel de comercialización, pues estas empresas saben nuestros gustos y los utilizan para lanzarnos publicidad segmentada.

La Comisión Europea es consciente de esta situación y está comenzando a actuar como por ejemplo con Google, que también maneja nuestros datos personales, permitiendo la posibilidad que da el “derecho al olvido” para que se borren estos datos y no aparezcan cuando tecleemos nuestro nombre completo en el buscador.

Por su lado, la defensora de los ciberderechos mundiales Electronic Frontier Foundation (EFF) ha analizado 39 aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, Skype, Blackberry Messenger, Snapchat, Facetime, Telegram e iMessage. En su estudio determina que todas ellas encriptan la información cuando viajan por la red, pero no han sido pensadas como aplicaciones seguras y los mensajes pueden ser leídos por el proveedor del servicio, pueden acceder a archivos anteriores y no comprueban la identidad de los contactos. Estas acciones podrían vulnerar nuestro derecho a la intimidad como usuario con el proveedor del servicio.

Con el auge de las nuevas tecnologías, es habitual que surjan dudas como: ¿Qué papel juega el móvil en los delitos contra la intimidad de la persona? Si nos vamos a la legislación, nuestro Código Penal en su artículo 197 castiga como delito de descubrimiento y revelación de secretos la acción de acceder a conversaciones privadas para descubrir la intimidad de la otra persona, incluyendo expresamente que se producirá una vulneración de la intimidad cuando ésta se realice a través de correo electrónico o mediante la interceptación de las telecomunicaciones, por lo que aquí podríamos incluir las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Skype o el correo electrónico.

La pena por de descubrir secretos o vulnerar la intimidad de otras personas es de prisión de uno a cuatro años y multas de 12 a 24 meses. Es importante saber que nos podríamos enfrentar a un castigo que nos podría costar la privación de nuestra libertad por una temporada.

Actualmente nos encontramos ante un proceso de digitalización de nuestras tareas cotidianas donde se vuelve imprescindible que aprendamos y demos importancia a proteger nuestra intimidad. Llegamos a almacenar en nuestros móviles una gran cantidad de información personal delicada. Por ello, nuestro smartphone tiene que recibir el mismo tratamiento que le damos por ejemplo a nuestra propia casa cuando evitamos entrada de extraños. Todo para evitar exponer nuestra privacidad frente a otras personas ya sea física o virtual.


CreaTECH540º no se responsabiliza de las opiniones expresadas por sus colaboradores en los artículos firmados, ni comparte necesariamente las ideas manifestadas en éstos.

Deja un comentario

  1. #5
    Juan José Grado

    Muchas gracias por este post, María Rosa. Lo que yo añadiría es que ya es delicado este tema para los adultos, así es que imaginemos para los niños. Los que tenemos hijos en edad adolescente, que usan los móviles y dispositivos conectados a Internet todo el día, nos sentimos muy preocupados por la información que cuelgan en la Red. Aunque utilicemos "Control Parental", y nos metamos en sus cuentas de redes sociales para vigilar su actividad, nos resulta imposible controlar el uso que hacen y la información que difunden. Y los responsables subsidiarios somos los padres o tutores, por lo que me deja más preocupado, si cabe, el aviso de sanción administrativa o incluso, penal.

  2. #4
    Ana María E.

    Cuanto por aprender y cuanto por que nos cuenten y qué despacio va siempre la protección al usuario.... buen tema para trabajar mas en ello y no dejarlo solo en palabras. Gracias

  3. #3
    Belén Lugo

    Está claro que frente a un país como USA no estamos nadie a salvo con apps tan globales como whatsapp por ejemplo. Pero hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano como usuario para protegernos frente a terceros

  4. #2
    Gema Minayo

    Muy interesante! Hay que conocer bien cómo funciona nuestro móvil, pc etc y saber qué datos conocen de nosotros y cómo protegerlos.

  5. #1
    makertan

    Muy interesante María Rosa. El tema de los derechos digitales da para una enciclopedia pero hay aspectos que quiero destacar. 1. El derecho al olvido que le han obligado a implementar en España no tiene demasiada validez en tanto que esos datos siguen estando en su poder, sólo que los omite para países europeos. No obstante si en EEUU buscan tu nombre, aparecerás con lo que la normativa (como ocurre siempre) no sirve contra empresas globales en tanto que no limitan completamente sus prácticas sino sólo parcialmente. 2. En el tema de los smartphones hay cosas que no se conocen y una de ellas es que el GPS permanece activo (aunque latente) tanto si lo activas como si no. Y si, todo ello es bueno para el usuario pero permanece un problema muy serio a más largo plazo si esos datos se usan para otros fines. No debemos olvidar que si un estado desease acceder (estas empresas que controlan información muy personal) a estos datos. Las consecuencias serían devastadoras. No creo en conspiraciones pero lamentablemente con cada atentado el discurso que se produce es el de quitar privacidad a la población para "combatir" a un enemigo. Aunque es difícil que google indexe ciertos contenidos yo he podido encontrar información acerca de cómo google y otras muchas han abierto "accidentalmente" sus servidores a agentes de la NSA y del FBI. 3. El delito de revelación de secretos tiene estratagemas legales interesantes como pueden ser los "decretos". Ya que en ciertos casos es legal ver todas las conversaciones. ¿Y si un estado fuese capaz de manipular eso y convertir a inocentes en culpables por conversaciones privadas malinterpretadas por una máquina?¿es real? no lo se, ¿posible? desde luego, se puede hacer :). Un saludo.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top