La invitada de la semana: Pilar Calvo “El valor añadido que aporta el deportista al mundo laboral”

deportistas, trabajo, oficina, deporte

Después de leer el artículo de Silvina Campanini sobre “El liderazgo que lleva a la acción”, quiero reflexionar desde el otro lado del equipo en el lado del colaborador.

Todas las cualidades que debe tener un buen líder que le haga retener el talento y mantener a su equipo motivado, es un verdadero reto como dice Silvina. Sin embargo, si muchas de esas cualidades las tiene también el colaborador, el trabajo del líder es más fácil. Un deportista en el puesto adecuado es un trabajador excelente. No son sólo los valores del deporte, sino el cómo se prepara un deportista para llegar a lo más alto, las cualidades que aprende o las habilidades que desarrolla.

Hoy en día, las empresas deben estar renovándose y adaptándose constantemente si quieren ser competitivas en un entorno en el que todo cambia rápidamente. A los deportistas les pasa esto mismo con frecuencia, por lo que son buenos adaptándose a nuevos escenarios y desarrollan fácilmente nuevas habilidades.

Los buenos deportistas están acostumbrados a planificar bien sea a corto o largo plazo y saben que siguiendo el plan con disciplina pueden llegar a la meta marcada. Esto llevado a la empresa, significa que les permite tener la visión total de un proyecto y saber cómo transformar la estrategia en acción.

Asimismo, han aprendido a controlar la ansiedad y a trabajar con presión, son tenaces, rara vez se dan por vencidos, por lo que en el trabajo, si un camino no es viable, buscarán otro que lo sea, y a medida que vayan siendo más eficaces, se volverán más eficientes.

Del mismo modo, los deportistas están constantemente evaluando el camino a su meta, lo que les hace ser buenos gestionando el tiempo y priorizando. En una empresa es esencial tener trabajadores con estas dos características.

Otra de las cualidades que tienen los deportistas de élite, es el verdadero autoconocimiento, ya que es algo imprescindible para competir al máximo nivel. Y cuando digo verdadero, me refiero a sincero, porque es difícil y duro llegar a conocerse y reconocer sus defectos ante ellos mismos y ante su equipo técnico. Este autoconocimiento les hace ser humildes, humildes cuando les critican, y aprenden a distinguir la crítica constructiva para aceptarla y aprender, de la que no lo es y conseguir que no les afecte. Saben que con su esfuerzo no tienen que impresionar a nadie, nada es apariencia, en el deporte no te puedes auto-engañar, no sirve de nada.

Para trabajar en equipo es conveniente ser humilde, y saber que tú no eres el único, formas parte de algo mayor en donde todos cuentan, los deportistas saben subsumir sus egos y metas individuales bajo las metas del equipo. Además, han aprendido a escuchar al entrenador y a saber ser dirigidos, por lo que harán lo mismo con sus superiores.

Los buenos deportistas trabajan tanto en el plano físico como en el mental, lo que les permite desarrollar una acción en plena concentración, sin que nada les distraiga, no importa el entorno. Esto es una ventaja en las empresas de hoy en día, en donde lo que prima son los espacios diáfanos, sin despachos.

Los buenos deportistas tienen mentalidad de campeones, que significa tener una meta e ir a por ella, aprovechando al máximo todos los elementos que tenga a su disposición, no gastando sus energías mentales enfadándose en las situaciones problemáticas, sino transformándolas en su beneficio.

Con todo esto… ¿qué empresa no querría un deportista de élite en su plantilla?

Sobre Pilar Calvo

Pilar Calvo, deportista, tiro con arco

Técnico en Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y Vicepresidenta y socia fundadora de la Asociación de mujeres para el deporte (AMDP), cuyos fines principales son defender los derechos y la igualdad de oportunidades de las mujeres dentro del deporte profesional y ser un observatorio de buenas prácticas y garantías de igualdad en el deporte femenino.

Licenciada en Derecho y actualmente número 1 del ranking nacional en la categoría skeet mujeres, posee el récord de España (70/75).

Miembro del Grupo de Alta Competición en las temporadas 2014 y 2015, y su objetivo es volver a estar en dicho grupo durante estas olimpiadas (período olímpico 2017-2020) para poder asistir a las competiciones internacionales que dan acceso a pelear por una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

  1. #9
    Pilar

    Carmen Elena, como todo, hay tantos casos como deportistas y muchas propuestas en las que está trabajando la Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional. 1. Hay deportes en los que no necesitas entrenar mas que dos horas al día y por consiguiente puedes trabajar las 40 horas semanales. 2. Estas cualidades también las sigue teniendo el deportista retirado, hay deportes en los que te retiras a los 30 años y tienes que trabajar en algo, y si eres mujer, lo más probable es que, por desgracia, no puedas seguir haciéndolo dentro del ámbito del deporte. 3. Se podrían crear incentivos fiscales para que las empresas contrataran a deportistas en activo y que a la vez pudieran seguir compitiendo. 4. Al igual que las empresas dan días libres para exámenes oficiales, ¿por qué no está contemplado en los convenios días libres para ir a representar a España en competiciones? ¡Gracias a todos por opinar!

  2. #8
    Paz Calvo

    Genial Post! Cualidades como tener visión de conjunto y saber trabajar bajo presión (con éxito, se entiende) son fundamentales en el sector publicitario. Muchas Gracias por acercarnos a una visión más "humana" del deportista profesional, Pilar.

  3. #7
    CarmenElena

    Excelente post!!! Aunque si eres un deportista de élite es posible que necesites dedicar muchas horas para entrenar o para ir a competiciones, ¿esto no puede ser un problema a la hora de que te contrate una empresa? No todas las empresas están dispuestas a permitir que un empleado esté ausente más que el resto de los compañeros, o sí?...

  4. #6
    Anónimo

    "Los buenos deportistas tienen mentalidad de campeones...", esto debe ser así, como has dicho. No tiene sentido que se compita sino es para ganar ó progresar.

  5. #5
    Pilar

    Antonio, comprendo que no compartas lo de los egos, pero acuérdate de que estoy hablando del buen deportista, no todos lo son. Te cuento mi experiencia: mi deporte es individual, sin embargo, cuando vas al campeonato de Europa, del Mundo o al que sea, vas en equipo, y cuando te encuentras rodeada de miles de deportistas de cientos de países, te aseguro que necesitas estar con tu equipo, ser parte de él, y eso es imposible si eres una ególatra. Además, aunque sea un deporte individual, también se compite por equipos, por lo que deseas que tu compañera lo haga lo mejor posible. Por otro lado, las Federaciones Internacionales en cada ciclo olímpico añaden reglas, cambian las finales, inventan nuevas maneras de competir, en concreto en el mundo del tiro, desde 2015 han añadido una modalidad que consiste en competiciones mixtas de dos tiradores de cada país. Tienes que aprender y aprendes a ser parte de un equipo. Pero te repito, hablo de los buenos deportistas.

  6. #4
    Miguel Alvarez

    Los valores se aprenden y en la mayoría de deportes (excluyamos al fútbol de alto nivel que ya no es deporte) la disciplina, equipo, competencia etc. te dan unas capacidades HUMANAS sobresalientes. Todo se aprende, pero a ser persona no, por eso estoy 100% de acuerdo con Pilar Calvo. ¡Gran reflexión!

  7. #3
    Antonio Blanco

    Un punto de vista muy interesante Pilar... me gustaría matizar que no comparto eso de que "los deportistas saben subsumir sus egos y metas individuales bajo las metas del equipo" dudo mucho que los deportistas individuales sean capaces de subsumir egos y metas individuales en pro del equipo, pero es mi punto de vista. Un saludo

  8. #2
    Jorge Casado

    Es evidente que hay que hacer algo con tanto buen deportista que no logra patrocinio. Las becas ADO exigen excelencia pero los deportistas de élite de la mayoría de disciplinas tienen una "vida profesional" corta. Recuerdo el caso del policía que ganó medalla olímpica, sería un ejemplo perfecto para ilustrar lo que bien comenta aquí Pilar

  9. #1
    Laura Gómez

    ¡Qué gran artículo! Un deportista de élite podría cumplir con todo eso y más. ¿Podría haber problemas de ego con ellos?

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top