El paradigma de las búsquedas por voz

… Y las zetas se cocinaron al ajillo

Confieso que llevo mucho tiempo viendo la opción de búsqueda por voz en Google y nunca me había dado por utilizarla. Supongo que se debe a que para las cosas importantes, prefiero utilizar el ordenador al móvil, y es precisamente en el móvil donde la búsqueda por voz resulta más práctica. Hoy he decidido que llegó el momento de hacer una prueba en Google.es y ver lo que ocurre.

Palabra inglesa en el buscador español: “strawberry.” Me siento frustradísima. O mi pronunciación es desastrosa o desde Mountain View han decidido que es más productivo para una española ver resultados de Chávarri que de fresas. Pruebo por segunda vez. Esta vez me salen trocitos de ternera. Sí, confirmado. El inglés no es lo mío. Ahora me aparecen enlaces de Ternera Strogonoff.

Decido que mi búsqueda quizás no ha sido muy adecuada y pruebo otra palabra inglesa con una pronunciación mucho menos conflictiva: “lentils”. Aquí lo primero que me aparece es el enlace a la Wikipedia a la página de lentejas (¡Bieeeennnnnn!, igual mi pronunciación no es tan mala, el buscador ha reconocido lo que yo decía). Después, varios enlaces a resultados orgánicos de búsquedas relacionadas con lentejas en lengua inglesa: recetas, la BBC hablando de legumbres, beneficios de comer lentejas… un sinfín de páginas afines a lo que yo necesitaba. Aunque no deja de sorprenderme que la primera opción sea mostrarme un resultado en español y luego continuar en lengua inglesa, esto empieza a gustarme.

Llegados a este punto, quiero dar un paso más allá. ¿Qué ocurre si hago una búsqueda por marca? Pruebo con una inglesa de zapatillas de deporte. Y el primer resultado en el buscador es un anuncio de pago de la marca en español. Eso sí, sin actualizar ni se sabe desde cuándo, porque el título es “XXX Oficial – España- Compra tus regalos de Navidad” y estamos en febrero… Después ya aparecen los resultados orgánicos, incluyendo la versión móvil de la marca, enlaces a un conocido gimnasio con el mismo nombre y algo que me llama bastante la atención: un enlace a la tienda de Colombia. ¿En Google.es? ¿Es de verdad relevante?

Las búsquedas por voz y las campañas en buscadores

Es momento de reflexionar: ¿tienen a día de hoy sentido las búsquedas por voz? ¿Los usuarios no las usan porque no funcionan o los proveedores de búsqueda no se esfuerzan en que funcionen mejor porque los usuarios no usan las herramientas?

Si a la hora de hacer una campaña de SEO o de SEM, tenemos que tener en cuenta las variedades lingüísticas y dialectales para que los usuarios encuentren nuestro contenido, ¿qué papel va a jugar la pronunciación a la a la hora de mostrar los resultados de búsqueda? ¿No es otro problema más añadido que todos tratamos de evitar?

Como hoy estoy de “experimentos”, he elegido la palabra “zeta” para ver que ocurre pronunciada con y sin seseo. Los resultados no pueden ser más abrumadores. Con el fonema “z”, el buscador me deriva a letra Zeta, el grupo Zeta, etc… Sin embargo, pronunciando “zeta” con el fonema “s”, característica propia de las variedades lingüísticas del español del sur de España, Canarias e Hispanoamérica, el resultado es completamente distinto: tipos de hongos, la ciudad de Seta, Grupo Seta… Términos diametralmente opuestos para la misma búsqueda realizada en el mismo lugar por dos hispanoparlantes con distintas entonaciones.

“¿El futuro será pagar por sonidos clave en lugar de por palabras clave?”

Todo esto aumenta la complejidad de las campañas en buscadores. En el caso del SEM, podemos hacer que determinados “sonidos” aparezcan de determinadas regiones, aún conociendo el sesgo y los problemas de segmentar por IP, pero ¿cómo solucionar esto en el caso del SEO? ¿Se dejarán de posicionar las palabras conflictivas? ¿Habrá que duplicar los esfuerzos en el SEM para conseguir paliar los problemas de la multiculturalidad lingüística? Y, la más importante, ¿cómo va a saber un buscador si quiero ir a por setas o si voy haciendo zetas?

No hace mucho salía a la luz la historia de una familia americana cuyo hijo pequeño quería poner a través del Echo Dot, el sistema de reconocimiento de voz de Alexa, una canción titulada “Play Digger Digger”. El aparatito, que no está preparado para el idioma infantil, lo detectó como porno y soltó toda clase de palabras soeces.

Es obvio que la familia involucrada se lo tomó con todo el humor que la situación se merece pero, por un momento, imagináos que sois el responsable de marketing de una empresa y que debido a la pronunciación cuando alguien hace una búsqueda relacionada con vuestros productos, le salen resultados “subidos de tono”, o que debido a diferencias en el lenguaje, lo que tenéis que pagar por palabra clave es altísimo porque compite con términos de búsqueda muy buscados por fonema que, en el modo escrito, no tienen un precio tan elevado.

Es más y, por rizar el rizo… ¿si hacemos búsquedas de audio, por qué no nos salen resultados de audio? ¿No sería más lógico que coexistieran dos modelos de búsqueda, con características diferenciadas? Búsquedas escritas con resultados por escrito y búsquedas de audio con resultados de audio (a podcast, por ejemplo)… Si alguien tiene las manos ocupadas para escribir, probablemente también las tenga para leer. Quizás sería más complicado desde el punto de vista del marketing, pero desde luego tendría mucho más sentido…

¿El futuro será pagar por sonidos clave en lugar de por palabras clave?

Estoy segura de que con el auge del móvil y viendo cómo las búsquedas se van múltiplicando en los dispositivos portátiles y cayendo en los de escritorio, más tarde o más temprano más que de términos de búsqueda y palabras clave hablaremos de sonidos/fonemas de búsqueda. Pero a día de hoy veo muchos problemas técnicos para que ese sueño sea una realidad. Y, desde luego, los acentos y dialectos son el principal hándicap para que un sistema así pueda ser un 99,99% efectivo en un corto plazo. A pesar de todos los avances de la inteligencia artificial, me temo que durante un tiempo seguirán existiendo los que googleen “zetas” al ajillo…

Deja un comentario

  1. #4
    Susana

    Gracias a todos por vuestros comentarios. La verdad es que es una reflexión que cobró mucha fuerza en mi vida hace unas semanas, en las que me lesioné una mano y tuve que utilizar las herramientas de dictado, búsqueda por voz, etc... Lo cierto es que me sorprendió lo bien que funcionan (en la medida de lo posible) y todo lo que nos queda por avanzar en ese sentido.

  2. #3
    Miguel Alvarez

    Los interrogantes que planteas Susana, son muy interesantes. las búsquedas por voz complejizan mucho el futuro de las búsquedas. ¿Uno o varios algoritmos?, ¿Uno o varios por idiomas y entonaciones?, ¿audio sólo para búsquedas por voz? Yo si diría que probablemente debería ser cómo dices Susana -que para el usuario que use la búsqueda por voz, se utilice un algoritmo diferente. Eso sí, sin restringir en PC esas alternativas -ya que en PC el usuario añade el término "audio", "vídeo", "podcast" o en el propio buscador filtra. Es complejo pero sería una opción. ¡Gran post!

  3. #2
    Elisa Escobedo

    Hola Susana, Gran reflexión, y totalmente de acuerdo en que hay muchos hitos por lograr, sin duda, aunque estoy absolutamente convencida de que pasaremos a interactuar con voz de forma muy natural en la medida en que estos grandes dispositivos "aterricen", me refiero a Alexa y a Google. Imagino herramientas cada vez más potentes de inteligencia artificial que nos permitirán no sólo hacer búsquedas, sino también controlar la domótica de nuestro hogar, llamar a gente, conocer la composición de los alimentos que comemos, conocer qué novedades hay en el cine, teatro, en la radio, e incluso en la tele, y un largo etcétera que sólo limita la imaginación. Por supuesto tienes toda la razón respecto a que cambiará también el "search", y también añado que la publicidad en general por audio, ya que obviamente será interactiva, por voz, no por "clics" Imagino también un significativo número de dispositivos de Internet de las Cosas ofreciéndonos capacidad interactiva a través de nuestra voz, y al audio ocupando un espacio/tiempo muy importante en la vida de todos. Personalmente estoy muy emocionada al respecto del gran avance que nos espera la interactividad con voz y la evolución natural del audio, cambiarán muchas cosas. Gracias por tu reflexión, fascinante.

  4. #1
    Julián López

    Grandes interrogantes y un futuro incierto. ¿Un único buscador o dos algoritmos en base al dispositivo usado?

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top