Hablamos del Mobile Sex con un par de ♦♦

Parece que el Mobile Sex acaba de aterrizar en la sociedad, como evolución del sexo digital. Pero aunque parece que el sexo móvil ha llegado con los smartphones, descubriréis de la mano de Susana Carbajales, Elia Méndez y Manuel Rodríguez, cómo la historia del mobile sex se remonta a muchos años atrás y cómo aún queda mucha ‘tela que cortar’ en un negocio que genera unas cifras de auténtico escándalo y que siempre ha sabido reconvertirse y evolucionar.

Los orígenes del Mobile Sex – Susana Carbajales

En el 2004 el marketing móvil se encontraba aún en pañales. Los tonos para móviles destacaban en las revistas de adolescentes y, los primeros portales de contenidos florecían de la mano del i-mode y de un aún desconocido wap on portal.

En estos portales nacería el germen de uno de los negocios más lucrativos del sector: el contenido adulto. De las inocentes chicas en bikini (estrellas del porno, como Jenna Jameson, Silvia Saint o Dunia Montenegro) se pasó al 3G, y, en menos de 3 años, a servicios más sofisticados como los vídeos de contenido adulto o las video llamadas.

palabras como puta o paja en una campaña de marketing eran sinónimo de éxito y las propuestas insólitas no paraban de aparecer

Los operadores móviles crearon sus categorías erótica, adulto-soft, adulto-hard  (que incluían detalles tan concretos como qué ángulo de inclinación podía tener un pene erecto) y la lucha por el poder se hizo encarnizada entre los distintos proveedores.

En 2007, los contenidos amateur desbancaron a las estrellas del porno y se erigieron como reyes absolutos frente apuestas más arriesgadas como los fetichismos, las orgías o, incluso mujeres con burka.

Utilizar palabras como puta o paja en una campaña de marketing eran sinónimo de éxito y las propuestas insólitas no paraban de aparecer. La más extraña que pasó por mis manos fue una para crear una subasta inversa por móvil para vender la virginidad –a base de cirugía- de una actriz porno, aunque nunca pudimos llevarla a la práctica por si nos acusaban de proxenetismo.

En el 2008 el wap of portal –o, lo que es lo mismo, Internet móvil tal y como lo conocemos ahora- empezó a cobrar fuerza y, con él, el declive de la edad dorada del porno para móviles. Y, aunque el contenido adulto sigue dando dinero en España, las cifras no son ni por asomo las que eran y las empresas han migrado a otros mercados, como Nigeria o Sudáfrica, donde aún hay que pagar por el sexo… ¡aunque sea virtual!

historia-del-mobile-sex-origenes

Sexo digital. Más allá de la experiencia – Elia Méndez

Hoy hablamos de un acto que se remonta a nuestra existencia. Un acto sin el cual no existiríamos y que desde que tenemos un poco de cerebro, se ha convertido también en moneda de cambio.. ya os imaginaréis de qué acto estoy hablando… El Sexo.

La tecnología afecta a todo lo que actualmente vivimos y el sexo no lo iba a ser menos. Pero tenemos que hacer dos distinciones (y esto es cosecha propia): el sexo blanco y el sexo gris.

El sexo blanco para mí es el que se realiza sin transacciones por en medio y el gris, como el color de las monedas, es el enorme negocio que representa del pago por ello. Puedo entender que aquí el color se pueda diluir, porque incluso para el primero existen firmas con “ánimo de lucro” que utilizan el leiv motiv de las relaciones como un modelo de negocio.

Pero obviando posibles malinterpretaciones sobre mi posición ante ello, que se basa en la libertad y respeto total por las decisiones personales de cada uno, siempre y cuando no perjudique a sí mismo y/o al otro, hablemos de estadísticas.

El sexo siempre ha sido un negocio, para algunos, muy rentable

En España hay nueve millones de personas solteras mayores de 18 años y la mitad de ellas emplea internet para encontrar el amor, según la web loventine.es. Cada año la cifra crece más de un 7%, por lo que tanta gente no puede estar equivocada. Pero ¿qué buscan y qué hallan las personas que ligan por internet? ¿Sexo? ¿Amor?

Por lo menos, las estadísticas dicen que a partir de los 40, la gente que usa internet para ligar busca más una pareja estable para comprometerse que sexo ocasional. Así que cuarentañeras… Al menos es un punto de partida positivo en vuestra franja de edad… porque yo ya me he pasado de franja.

El sexo siempre ha sido un negocio, para algunos, muy rentable: Una cuarta parte de las búsquedas en la red son para material para adultos y un tercio de las descargas son videos porno. Según The Economist, el mundo del porno 2.0 mueve unos 50.000 millones de dólares USA.

Solo una cifras más que nos hablan del alcance de este negocio:

  • 150.000 personas se registran cada día en Badoo. Tienen ya más de 150 millones de usuarios.
  • Se calcula que habrá unos 42 millones de sitios web dedicados al sexo, de los que más de la mitad están relacionados con el porno
  • En 2006, más de 40 millones de estadounidenses visitaban páginas porno.
  • El 12% de los sitios web son pornográficos.
  • El 25% de las búsquedas en internet son acerca de porno.
  • El 56 % de las visitas a portales para adultos se hace desde el móvil o la Tablet.
  • El 35% de las descargas son pornografía.
  • Cada segundo, más de 28 mil usuarios están viendo porno.
  • Si tecleas “Sexo” en Google, tienen más de 109 millones de resultados.

Y ahora, viene la realidad virtual a complicarlo aún más. Trajes como el Illusion VR creados por japoneses para vivir una experiencia sexual como si fuera real con realidad virtual o sensores que llevarán al éxtasis físico es lo que promete la siguiente generación del sexo virtual. Se dice que en 2050, el sexo virtual será similar al sexo real.

El mundo de las muñecas hinchables y los juguetes al garete… y ¿Las personas? Da miedito

Video y móvil, una orgía experiencial – Manu Rodríguez

Hablar de Sexo y de la Industria del porno siempre tiene una línea ética y legal complicada. Quiero contextualizar, antes de empezar, que en este post me ciño a hablar de la parte legal de la Industria del Sexo para adultos. En ningún caso me refiero a contenidos ilegales, vejatorios, degradante de las personas o dónde haya explotación. Muestro una total disconformidad a las malas prácticas que se hacen para lucrarse ilegalmente del Sexo.

La plataforma que sea capaz de crear espacios seguros dónde se pueda entrar de forma anónima tiene un negocio seguro de muchos ceros

Hablar de Video y Móvil es hablar de un multi-orgasmo tecnológico que está revolucionando la forma de hacer, distribuir y monetizar los contenidos. Sin duda esta orgía experiencial está afectando directamente a la Industria audiovisual del Porno

De todos los dispositivos que nos rodean nuestro día a día, el móvil es sin duda el más privado. Es dónde generamos y consumimos nuestros contenidos más íntimos y por esto el Mobile Sex encuentra en el teléfono móvil un Medio que le viene como anillo vibrador al… ;-) (dejémoslo abierto a tu imaginación)

A la hora de explorar las posibilidades que el vídeo y el móvil pueden aportar a la industria del sexo, tenemos que fijarnos en el comportamiento de dos generaciones. Aquellos de más de 30 años que no han nacido en la generación digital, seguirán haciendo un uso del móvil para consumir contenidos y productos pornográficos muy similar a lo que conocen en un entorno web, puesto que su experiencia como usuario es muy distinta a los Millennials, que si han crecido con un fenómeno social de compartir todo en las RRSS.

Esta nueva situación, abre un mundo de posibilidades para la Industria del Sexo. Los usuarios quieren contenidos 2.0 en los que puedan hablar e interactuar en directo con la persona que está al otro lado de la pantalla, quieren formar parte de la producción y del guion de esos contenidos. Les encantan los directos con una webcam y les gusta compartirlos con otros usuarios.

La Industria Porno tiene el reto de modernizarse adaptando los contenidos a las nuevas experiencias de los usuarios. Contenidos más cortos y de acceso gratuito que sirvan de reclamo para acceder mediante pago a otros niveles dónde se pueda interactuar y tener un mayor engagment con todo lo que está pasando. Las posibilidades son múltiples; chatear en directo con la actriz porno o con un/a usuario/a que se ha unido a la fiesta, permitir que otros usuarios se unan a la videollamada para participar del “hot Skype”, mandar videos porno que sólo se puedan visualizar una vez y se borren luego como en Snapchat, acceder a entorno virtuales 3D dónde todas las fantasías de puedan cumplir.

La plataforma que sea capaz de crear espacios seguros dónde se pueda entrar de forma anónima tiene un negocio seguro de muchos ceros. Eso sí, hay que construir ese escenario de seguridad y transmitir confianza.

¡Bienvenidos a la Bacanal Digital!

posibilidades del video en el mobile sex


Finalmente os dejamos con un vídeo que muestra lo que está por venir en el amor, en el dating y cómo no; en el sexo.

  1. #4
    anonima

    En japón hay gente que ya no quiere practicar sexo!!! Esto se nos está yendo de las manos

  2. #3
    Anónimo

    Gran artículo. Por puntualizar, sería interesante hablar de cómo en digital se ha pasado de imágenes (petar*** era un clásico) a un conglomerado de vídeos mal categorizados para llegar a un contenido +18 de alta calidad en la producción con market-place como youporn o pornhub completamente adaptados a web y mobile y para continuar sin duda en el 360 y RA de la mano de productoras como nubile o cumlauder. El mejor máster de marketing digital se hace en esta industria

  3. #2
    Julián López

    Si algo nos ha enseñado la industria del porno es la capacidad de reinventarse. Han luchado y sobrevivido a censuras de medios, de buscadores y de redes sociales; hacen buena publicidad y no intrusiva y siguen las mejores prácticas del marketing digital. Es tiempo de analizar a esta industria, de dejar de hacer falsos tabús y de aprender de ellos. Con un par Createch ¡si señor!

  4. #1
    Manuel Rodriguez

    El vídeo es muy bueno, recomiendo ver los últimos 5'!!!!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top