Objetivos de negocio: KPI y vanity metric

“Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar” – William Thomson Kelvin.

En la actualidad -gracias a la tecnología- somos capaces de recolectar y de analizar gran cantidad de datos acerca de los millones de usuarios que navegan por internet. Y tanto las organizaciones, como los propios navegantes, son cada vez más conscientes de la importancia de definir objetivos y medirlos.

Métricas como páginas vistas, impresiones, clicks, visitas, sesiones, viewability, CTR y un largo etcétera, son puestas en la mesa de toma de decisiones en multitud de sectores como por ejemplo, el ecommerce. Ahora bien, de todas éstas, ¿cuáles son las que acabarán definidas como claves?, ¿se tienen en cuenta los objetivos a la hora de elegirlas?

En este vídeo, Elisa Ramírez nos contará lo que es -y lo que no es- un KPI, la relación con los objetivos de negocio, y otra clase de métricas que se piden con frecuencia y que tal vez no sean tan relevantes como en un principio aparentan. Os dejamos con ella.

  1. #5
    Miguel Alvarez

    Comenté el otro día pero es que ayer ví esta noticia futbolística y no me puedo resistir: "Nadie ha hecho más kilómetros en la historia que Raúl González" ¿Es que acaso son los kilómetros que haga un delantero una variable clave a la hora de que meta goles en el equipo?, ¿deberíamos recordar a Raúl por sus kilómetros?, ¿Acaso Ronaldo era malo porque no corría como Raúl? No amigos, Kilómetros recorridos en fútbol es un ejemplo fantástico de lo que llamaríamos métrica de vanidad.

  2. #4
    Marta R

    Es que no es nada fácil buscar la correlación... Y definir un KPI. Al final tienes que crearte una métrica adhoc. Por ejemplo puedes ver que si aumentas la oferta de tu ecommerce, mejoras facturación. ¿Vale eso para definir el n° productos como kpi?, ¿Y Si aumentas visitas y aumentan conversiones? Sobre el papel es fácil pero como decía un comentario previo, vivimos en un mar de datos, y estadísticas... Y cada vez es más difícil orientarse. Gracias por el video

  3. #3
    Eduardo Madinaveitia

    Muy buena reflexión. Con Internet y sus posibilidades de medirlo (o seguirlo) todo llegaron centenares de métricas; el problema es que no todas son relevantes para todos los negocios. La tentación de utilizar métricas irrelevantes pero satisfactorias es muy grande. En cada caso hay que tener muy claro qué variables son las que importan y, esas sí, seguirlas de cerca y tenerlas muy en cuenta. Si además encontramos otras que nos engordan el ego, ¡estupendo! Pero no nos debemos dejar cegar por estas.

  4. #2
    @makertan

    Es muy interesante ver que tal vez lo que estamos definiendo como clave, son variables que no lo son (en estadística es lo que consideramos error grave de modelo, error tipo beta). También es cierto que esas métricas de vanidad te dan una especie de aura de cara a cierto tipo de inversores (seguro que empresas de segunda mano que no facturan si que han sabido usar sus vanity metrics), y sobre todo de cara al mercado. Pero es verdad, si una compañía se basa en estas métricas para mejorar sus objetivos... puede tener problemas. ¡Gran artículo Elisa!

  5. #1
    Julián López

    Cuánta razón. ¡Y qué importante es educar a los clientes sobre la realidad de las métricas de vanidad!

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top