Emprendimiento y Venture Capital en España

Tenemos que reconocer que el año 2014, no nos ha ofrecido grandes titulares en lo relativo al Venture Capital en España (VC). No ha habido crecimiento importante en la actividad inversora, y tampoco se ha apreciado diferencia respecto a años anteriores.

Ningún titular de operaciones extraordinarios, grandes salidas a bolsa (otro año más), ni empresas que hayan levantado un “mega fondo”.

No obstante, si podemos apreciar signos de crecimiento que todavía tardarán en reflejarse en números, pero que marcan una línea francamente positiva. En ese sentido, creo que podríamos destacar que estuvimos cerca de superar el record en cuanto a nuevas inversiones internacionales y que, atraídos por “oportunidades” de inversión en un país que “tiene que crecer”, han llegado a nuestro país. Además, organismos como CDTI o Enisa, o incluso oportunidades de fondos como Kibo o grandes empresas (Telefónica VC) siguen estando ahí.

No obstante, y al margen del crecimiento macroeconómico que se percibe según los principales indicadores para los próximos años, cabría preguntarse ¿cuáles son los principales aspectos que deberían mejorar el ecosistema de VC en España para dar un paso adelante y “hacerse mayores”? – tanto por parte de inversores como de los propios emprendedores –.

¿Qué requiere el Venture Capital en España?

En mi opinión, como ha sucedido antes, creo que lo que necesitamos es tiempo, ambición y un entorno favorecedor.

Respecto al tiempo, poco podemos hacer, simplemente permitir que los inversores sigan madurando y especializándose en aquellas inversiones y proyectos emprendedores que se encuentran en una etapa de menos madurez o resultan a priori más arriesgadas, que por otro lado, normalmente son a su vez las que más riqueza y empleo generan a medio plazo.

En lo referente a emprendedores y start-ups, quizás echo en falta más ambición y un planteamiento global desde el comienzo del proyecto. El volumen lo es todo cuando hablamos de Venture Capital; si no es todo, desde luego es lo que favorece la escalabilidad del proyecto. También vendría bien que en el ecosistema hubiera algún ejemplo que traspasara fronteras – y, en ese sentido, aunque por distintos motivos, el caso de Gowex o Bodaclick no ha servido precisamente para animar la confianza de los inversores – o, al menos que fueran más frecuentes. Ejemplos como Tuenti o Buyvip suenan al siglo pasado.

Definitivamente, y si hacemos referencia a un “entorno favorecedor” de la actividad emprendedora e inversora, no podemos dejar al margen la responsabilidad que tienen nuestros queridos gobernantes, que deberían incentivar a través de un marco legislativo y fiscal más favorable, la creación y financiación de start-ups a través de los dos principales canales que pueden permitir el crecimiento en las etapas iniciales: business angels y crowdfunding. En este sentido, la ley de Emprendedores en mi opinión se ha quedado corta, y la normativa de financiación de crowdfunding va por el mismo camino. En ambos casos apenas se incentiva la inversión, lo que impide que vayan calando en la sociedad como una alternativa de crecimiento y motor económico.

¿Cómo mejorar la situación del Venture Capital en España?

Finalizare mi post indicando lo que considero alguna de las principales soluciones que deberían animar la actividad inversora en España. No olvidemos que estas soluciones no se aplican, y por tanto no tienen efecto de la noche a la mañana, pero si queremos un despegue definitivo: Se debería facilitar por un lado la financiación de particulares. Esto puede resultar en un gran cambio, especialmente para pequeños inversores, del mismo modo que hoy “juegan” en Bolsa o en operaciones a corto. De este modo, se debe plantear la posibilidad de incluir en el IRPF la inversión minoritaria en PYMES. Esta propuesta no tiene coste fiscal, porque el beneficiario elegiría entre invertir directamente en PYMES o suscribir participaciones en planes de pensiones. Dado que la posibilidad de invertir directamente en PYMES fue abierta por la Ley de Emprendedores, aunque solo con un 20% de desgravación, este planteamiento aumentaría su atractivo.

En definitiva, aplicando este tipo de medidas y con tiempo, al menos una década, se desarrollaría una “educación para la inversión” que permitiría conocer y participar de la actividad de Venture Capital que apenas supone un 0,25% del PIB nacional.

“Necesitamos cambios estructurales – uno más -, pero sobre todo un cambio de modelo de crecimiento, apoyado en el emprendimiento y la innovación, de modo que acortemos distancias y plazos con regiones más avanzadas como Silicon Valley o Israel”.

Deja un comentario

  1. #6
    José Antonio Díaz

    Silicon Valley o Israel???Ayer mismo leí un articulo en El Mundo que resume perfectamente lo que opino sobre el tema y cuya conclusión suscribo como propia: "Cada vez que un Gobierno o cualquier administración pública acude a sitios como Silicon Valley, la pregunta que se hace a la vuelta es siempre la misma: ¿cómo podemos importar esto a España? ¿Cómo nos traemos ese mismo modelo? Lo cierto es que, frente al impulso de la copia fácil, la receta es más sencilla de formular, pero más complicada de ejecutar: para recoger frutos, primero hay que sembrar las semillas. Los casos de Silicon Valley e Israel evidencian la clave de todo esto, ya que ambos territorios apostaron por el emprendimiento y la innovación tecnológica cuando ninguna de estas dos disciplinas estaban en auge en casi ninguna parte del mundo. Simplemente, creyeron en esa filosofía y apostaron por ella. La apuesta podría haberles salido mal, pero les salió bien. Y eso que, pese a todo, se trataba de dos modelos distintos: mientras Silicon Valley iba congregando a los mejores emprendedores procedentes de cualquier parte del mundo, Israel destinaba un 5% de su PBI a la I+D (el porcentaje en España no alcanza el 1,5%) para conseguir que fuesen sus propios ciudadanos los que estuviesen en condiciones de crear varias de las empresas tecnológicas más innovadoras del mundo." Son muchos los cambios estructurales que necesitamos para tener algo parecido a lo que queremos copiar.... Muchas gracias y buen artículo

  2. #5
    David Marconell

    Interesante post que podría dar lugar a un interesante debate sin lugar a dudas. Justo ayer vi en los informativos que están desarrollando talleres dirigidos a niños para potenciar el emprendimiento, desde esta etapa debería comenzar esa educación y se conocedores de la inversión. Un cambio educativo nos vendría de perlas en este país. Muy buen artículo Jose Luis.

  3. #4
    Julián López

    Hola a todos. Es probable que ahora con las nuevas medidas impulsadas por el BCE, los créditos fluyan en mayor medida. Y no nos engañemos, en las Start-up el crownfunding funciona pero una parte importante de sus activos se financia con deuda a corto y largo plazo de entidades bancarias. Seguramente en 2015 veremos en ese sentido nacimiento de muchas start-up motivadas por esto y por el cambio de tendencia de esta maldita crisis

  4. #3
    makertan

    Suscribo completamente lo que has dicho Jose Luis, me parece muy interesante la reflexión que apuntas acerca de que la IDE está dando síntomas de mejora en este país. El problema en el entorno está no sólo en el marco legislativo a nivel nacional, sino a nivel de competencias autonómicas y las famosas duplicidades, que no afectan tanto a los extranjeros como sí lo hace a los empresarios nacionales. Un ejemplo de una forma de financiación interesante lo podemos ver en el español. ¡Gran entrada!

  5. #2
    Fede

    Un artículo más que interesante y unas palabras repletas de sabiduría. Si bien no es la primera vez que las leo y oigo y lamentablemente tendremos que ver pasar años hasta que esos cambios estructurales de los que hablas se vean en nuestro país y que la cultura de la inversión cale entre nosotros. Si, educación y también confianza, una confianza que a día de hoy está agonizando y tendrá que remontar.

  6. #1
    Abelardo

    Me parece un tema muy interesante, no solo desde el punto de vista del emprendedor, sino desde el punto de vista del ciudadano de a pié que quiera invertir en proyectos diferentes y se pueda involucrar de algún modo. Lamentablemente esa Educación no existe en nuestro país y de existir necesitaría tiempo como dice el autor de este artículo y confianza, que a día de hoy cuesta y mucho. Buenos días e invirtamos más en nuestros talentos.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top