Cara a Cara

¿Puede la foto que publicaste de tu hijo llevarte a la cárcel?

En Febrero de 2016, la policía francesa recordó a través de facebook, que la ley de privacidad de dicho país contempla multas de hasta 45.000€ con posibilidad de un año de cárcel para quiénes compartan detalles de la vida íntima de una persona y la pongan en peligro. La polémica viene porque ya se están dando los primeros casos en los que un hijo denuncia a sus padres por publicar fotos íntimas en las redes sociales sin su consentimiento.

Y la pregunta que todos nos hacemos es: ¿es motivo suficiente una foto en facebook para que tu propio hijo pueda denunciarte por ello o es por contra una medida excesiva? Sobre este tema reflexionan a continuación Elisa y Cristina, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Elisa Pérez Garabatos opina...

“¡Y va a hablar de prostituta la tacones!” me podréis decir: soy una persona muy activa en redes sociales, lo cual incluye fotos de lo mío, de los míos y de mí misma; sin embargo, aquí vengo a estar en contra de que los hijos puedan denunciar a sus padres por subir a redes sociales fotos donde salgan ellos.

Lo único que vengo a pedir es un poco de sentido común a la hora de compartir ciertas cosas: me parece mucho más grave cuando salimos a cenar o nos vamos de vacaciones y activamos la localización para decir dónde estamos -huelga hablar de la cantidad de chiflados que poblamos este nuestro mundo virtual desde nuestros avatares-.

Pero, volviendo al tema que nos ocupa: ¿denunciar a tus padres por subir una de tus fotos? ¡Hombre, por Dios! Para algo el ser humano tiene un cerebro y la capacidad de conversar, máxime si esos son carne de tu carne, ya que a ti -entiéndase “tu pareja”- te encontré en la calle :)

Tengo un hijo de 16 años y está en la adolescencia, esa edad en la que todo te da vergüenza, en la que crees que el mundo entero está contra ti, esperando alguna acción tuya para ridiculizarte. Por eso, hay ciertas fotos que no subo con él: fotos en las que me da un beso, de alguna fiesta íntima familiar en la que sale vestido de manera que quizá no le gustaría que le vieran en el cole… En definitiva, fotos que, por alguna razón, si llegaran a manos equivocadas, le harían pasar un mal rato. Recordad los años de instituto.

No hay más truco que usar la cabeza y no exponer a tu hijo a algo que le pudiera perjudicar en un futuro o un presente – partimos de la base de que los padres nunca queremos algo malo para nuestros churumbeles-, por muy bonita que sea la foto u orgullosos nos haga sentir.

No podemos perder la perspectiva y abrir los juzgados a este tipo de cosas. Así como en un equipo de fútbol los trapos sucios han de lavarse en el vestuario y no en la portada de los diarios deportivos, las discrepancias sobre qué contar o no en las redes sociales sobre los tuyos deberían librarse sentados en la cocina, delante de un tazón de colacao con galletas.

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Cristina Recuero opina...

En este debate confluyen varios puntos:

  1. El Derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen que proclama el Artículo 18 de nuestra constitución.
  2. La huella digital que dejamos con nuestras fotos, comentarios, vídeos, y contenido general cada vez que interactuamos en la red, un retrato que probablemente sea más público de lo que suponemos.
  3. Desconocimiento de las herramienta que utilizamos, del entorno digital y por lo tanto de sus consecuencias presente y futuras.

Me sorprendió al leer esta noticia que según un estudio de Nominet en 2015, en Reino Unido los padres publican cerca de 200 fotos de sus menores de cinco años en Redes Sociales cada año, ¿Os habéis planteado que esos niños tendrán aproximadamente 1.000 fotos compartidas online antes de cumplir los cinco años? Y doy un paso más allá, ¿Os habéis planteado donde estarán esas fotos y para qué se utilizarán en un futuro? Ese mismo estudio revelaba que el 17% de los padres no configuraba su privacidad en Facebook.

Soy activa en Redes Sociales y es posible que cometa muchos errores y las consecuencias las veré en un futuro, eso si, serán mis errores y mis consecuencias. No tengo hijos pero soy hija, y no me gustaría que mis padres me hubiesen creado una huella digital, porque es posible que hoy no fuese la huella que quisiera tener, para bien o para mal, es una decisión que me corresponde a mi.

Por supuesto, no todo es blanco o negro y la escala de grises es amplia.

Y si bien podemos confiar en el “sentido común” , me temo que el desconocimiento hace que en muchas ocasiones ese sentido común no exista, precisamente porque no se conocemos el funcionamiento de este medio y por lo tanto sus consecuencias. Han sido varias las ocasiones en las que a amigos y colegas les he sugerido eliminar o cuidar la exposición de sus hijos menores en RRSS.

Así que mi posición es sí, estoy de acuerdo y a favor de esta posibilidad que ofrece Francia al menos a modo de “llamada de atención”  y empuje al conocimiento de lo que ocurre ahí fuera en la red, o aquí dentro….

Y para finalizar, dejo en el aire cuestión: ¿Por qué razón se vela tanto por la imagen y privacidad del hijo de personaje público o famoso, y no se hace igual por el resto de menores cuando los hacemos públicos siendo igualmente menores?

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Resultado de la votación

75%

Deja un comentario

14 − Nueve =

  1. #8
    Luis Olmos

    Estoy con Elisa, creo que basta con lavar los trapos sucios en familia y dejar los juzgados para cosas más serias...

  2. #7
    Emma Castel

    Estoy de acuerdo con la valoración que hace Cristina. No sé si la cárcel sería la solución, pero sí el toque de atención a los padres que exponen a sus hijos como si fueran productos. Los menores, y en especial los niños, no pueden elegir, por tanto deben ser protegidos por sus padres tanto en el terreno digital como en la vida real.

  3. #6
    Eduardo Madinaveitia

    Por primera vez en la historia nos encontramos con que cualquiera puede realizar acciones que dejan una huella perdurable y que, en muchos casos, afectan a otros. Creo que debemos tener mucho cuidado con lo que hacemos en la red (yo también soy muy activo, como las dos articulistas, y seguro que he metido la pata más de una vez) cuando afectan a otros y, claro, especialmente a nuestros hijos o a otros menores. Mi voto para Cristina.

  4. #5
    Manolo de Diego

    Yo estoy entre ambas, creo que depende del caso y sobre todo de la reiteración. Tampoco creo que el testimonio de un menor deba tener validez y si se la damos para esto, nos podemos encontrar con multitud de falsas denuncias de niños que quieren un juguete y como no lo tienen acaban llorando. Al final es, como dicen otros comentaristas, cuestión de sentido común. Por cierto ¿qué pasaría con los padres/tutores que permiten fotografiar a sus hijos a cambio de compensación económica?, ¿qué pasa con esa huella digital del bebe que se ha usado legalmente en muchas webs si el bebe crece y ya mayor de edad desea no tener esas fotos en la web? eso sí me parece algo sobre lo que los juristas deberían pensar...

  5. #4
    Julián López

    No se pueden matar moscas a cañonazos. Que subir una foto tenga la misma o incluso menor condena que ciertos asesinatos o actos delictivos es algo injustificable. Creo que la ley no es justa, los legisladores no entienden y precisamente por ello dictan estas absurdeces. ¿La realidad? Common Sense!!!!! Y por eso mi voto va para Elisa

  6. #3
    Anónimo

    Mucho poder para los hijos en manos de padres y madres incultos en tecnología que no entienden ni ven las consecuencias. Mi voto para Recuero pero con mi respeto a Garabatos.

  7. #2
    Sara Cazorla

    Lamentablemente aprendemos las lecciones a leches o por castigos por lo que estoy con Cristina, la cárcel o las sanciones pueden ser medidas extremas pero es resuelven los problemas o al menos si logra concienciar concienciar a los padres de peligros como el mismo bulling o mil cosas más...

  8. #1
    María López

    Un debate muy interesante. Creo que muchos padres no tienen sentido común y publican muchas fotos de sus hijos sin tener en cuenta los derechos del menor y la protección de su imagen. Habría que tener más sentido común.

Createch540º en tu correo

Createch540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top