Cara a Cara

¿Robots con personalidad jurídica?

¿Quién tendrá la responsabilidad?

Que antes o después los robots acaben siendo nuestros compañeros de trabajo es un hecho cuyas implicaciones preocupan -y mucho- a la Unión Europea. Y es que durante los últimos meses, el Parlamento Europeo ha estado debatiendo acerca de la posibilidad de atribuir algún tipo de personalidad jurídica a los robots, a raíz de una propuesta efectuada el pasado mes de mayo por la eurodiputada Mady Delvaux. En ella, se proponía la creación de un estatuto jurídico específico para que los robots autónomos más sofisticados tengan la condición de personas electrónicas.

Son muchas las preguntas que se derivan de todo ello: ¿Quién asumiría en este hipotético caso la responsabilidad de las acciones?, ¿qué pasará cuando haya una negligencia o exista un delito fruto de las acciones del robot?, ¿ quedarán exonerados de responsabilidad los fabricantes y programadores del autómata en caso de que los robots tengan personalidad jurídica?

Sobre todo ello nos dan su opinión Gonzalo Español y María Gómez Moriano en este futurista -y tal vez realista- cara a cara. ¿Cuál es la vuestra?

Gonzalo Español opina...

Mi posición no es si el robot debe tener personalidad jurídica o no, que como cosa que es, legalmente no la tiene, pero ¿qué pasa con el garante del mismo? ¿qué responsabilidad tiene la organización que lo ha desarrollado así como el usuario del mismo?
Obviamente hablo de responsabilidades siempre y cuando haya negligencia o exista un delito. En estos casos, y por supuesto, sabiendo que hay muchos factores (morales, legales, técnicos,…) que intervienen en los mismos y que deberán ser analizados para tomar un decisión lo más justa y lógica posible, sí debe existir una responsabilidad jurídica. 
Pongamos un caso sencillo: Un usuario que utiliza un servicio de automatización de tareas (por ejemplo IFTTT) tiene definido uno que le automatiza la bajada de fotos desde de un perfil de una red social de fotos (por ejemplo, Instagram) cada vez que hay una actualización… y resulta que en una de ellas hay contenido ilegal.
Por supuesto, ni la persona tiene culpa -seguramente le tocará demostrarlo, eso sí,- ni tampoco la tiene el equipo de personas que ha desarrollado el servicio de automatización de tareas. En cualquier caso, sí deberá de ser analizado cada uno de los intervinientes.
QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Maria Gómez Moriano opina...

Éste tema es complicado como pocos pero, venga, al grano y sin ponernos filosóficos.

Vamos a ver: hoy por hoy detrás de la inteligencia artificial hay un señor (o señora) programando esa inteligencia -incluso si hay “Machine Learning” de por medio- y la inteligencia artificial se llama así por algo.

Quién programa y pone por ahí un robot que toma decisiones, es responsable de ese robot. Además, en caso de que el robot cometiera un delito, ¿qué hacemos?, ¿lo desenchufamos como castigo? Y, ¿quién responde por los daños que cause?

Un robot, por muy avanzado que sea, es un producto comercial que alguien crea, diseña, produce y pone a la venta. Ese “alguien” tiene personalidad jurídica (derechos y obligaciones) el robot no.

Adjudicarle personalidad jurídica al robot es descargar de responsabilidades a quién lo pone en circulación. Es como decir que la tostadora que funciona mal es que lo ha decidido ella, que nos entendamos con la tostadora. No lo veo, aunque es muy conveniente para las empresas en ése sector. Ale, si el robot te sale psicópata mala suerte…

Y por dejarlo apuntado: ¿es lo mismo tener inteligencia que tener conciencia, moral o alma? En serio, no lo creo.

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Resultado de la votación

75%

Deja un comentario

  1. #7
    Manodehotel

    Hace poco, he posteado un blog de F. Gallardo al respecto de este tema y concretamente enfocado a hoteles. Los robots, tanto fisicos, como virtuales van a diezmar nuestros puestos de trabajo, y no solo el del taxista (Coche autónomo), ademas muchos puestos de cuello blanco. Ya que la inteligencia congnitiva y el abordaje de la Big Data es un hecho y tendrá consecuencias. Intento aportar algo que no contradice a ninguno de los dos ponentes. ¿Los dos tienen razón? Otro enfoque: Nuestra sociedad del bienestar se basa en los impuestos y concretamente, en cotizaciones laborales. Las empresas tienen la mayor carga. 32,15% Vs. 6,35% del trabajador, si no me equivoco. IRPFs aparte. Si las empresas sustituyen trabajadores, sumado a los funcionarios, jubilados, gente no activa, parados y una piramide poblacional envejecida... Si restamos trabajadores, el sistema quiebra. de hecho debe cambiar o quebrará de aqui a 20 años (Guarden este post) La personalidad electronica es útil para hacer que ese robot cotice al TGSS y pueda mantener el sistema "del bienestar". Por lo tanto un rotundo "SI" a lapersonalidad electrónica. Al fin y al cabo, la personalidad juridica es tambien un ente y no siempre desemboca en una persona fisica. Pese a los últimos cambios legislativos que si esclarecen esto, no siempre se pueden depurar responsabilidades como hacia una persona fisica. Entras en una maraña de legalidad (española) y .... "vaya usted a saber" quien o qué es el zutano juridico de turno. Un hotelero saludo.

  2. #6
    Julián López

    Evidentemente el creador de un robot debe ser garante de lo que haga la máquina. No podemos olvidar que un robot hace aquello para lo que está programado... otro ejemplo: si creamos un dron automático para disparar a amenazas y casualmente se carga a un civil, es evidente que el creador y la corporación creadora serán responsables, no sólo por ese acto, sino en caso de un posible hackeo del sistema, de ese sistema. Si la responsabilidad se acaba diluyendo, o bien se le otorga al robot, las consecuencias pueden ser catastróficas y podemos vernos envueltos en un nuevo tipo de terrorismo de estado donde la impunidad de los crímenes será para aquel que controle el sistema.

  3. #5
    @makertan

    Decía el gran Roosevelt “Great power involves great responsibility”. La pregunta es: quién tiene el poder, ¿El creador de una máquina con una capacidad de aprender, de crecer, de conocer... Ilimitada?, ¿O la máquina que ejecute con su IA su gran poder? Sigo sin tenerlo del todo claro, pero propongo por aquí ver la serie "Person Of Interest" que ilustra una de las posibilidades.

  4. #4
    Anónimo

    Se está planteando mal este debate. Se habla de tostadoras y de objetos inertes cuando tenemos a la puerta de la esquina máquinas como Watson que junto a Nao tiene ya cuerpo e IA, hablamos de DeepMind que sabe más de nosotros que nuestros padres. Esa IA, es inmanejable, no es previsible y urge tener mecanismos para controlarla y en caso de que suceda cualquier problema. Y si, los robots con IA deben tener personalidad jurídica y penal (llamémoslo pena "de apagado")

  5. #3
    macarena

    ¿Es un robot consciente del bien y del mal de sus acciones? Depende... su ética es programable pero nosotros en teoría -y según los creyentes- también fuimos creados por Dios. ¿Es Dios culpable de nuestras acciones?, ¿Debería serlo pues un programador de lo que haga su máquina? Es un dilema moral. Yo pienso que una "cosa" que tenga IA deberá ser responsable de sus acciones, independientemente de que existan otras responsabilidades derivadas. ¡Buen debate!

  6. #2
    Luis Miguel Fernández

    La responsabilidad de las acciones es una característica HUMANA. No se puede tener responsabilidad si antes no se es consciente de los actos. No tiene sentido esta propuesta de la UE...

  7. #1
    Sandra García

    Llegaremos a un punto en el que el robot será responsable. Ppr ahora estoy con María, es una estrategia para diluir responsabilidad pero también de que se mantengan los estados via impuestos cuando no queden trabajadores.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top