Cara a Cara

El fenómeno Break Phone en las clases

Ya hemos hablado otras veces acerca del móvil y lo que supone entre otras cosas para padres e hijos. En esta ocasión juntamos a Valeria, estudiante de Filosofía en la universidad y a Paz, una profesional en activo con experiencia en la docencia de marketing para que nos cuenten lo que ellas opinan acerca de hacer un break phone en las clases.

Para el que no lo sepa, un Break Phone es tomarse un descanso en las clases para que el alumno pueda atender sus compromisos de redes sociales y de mensajería con el objetivo de que durante el resto de éstas esté 100% pendiente de la lección.

¿Creéis que este tipo de medidas son útiles para la docencia?, ¿y para los alumnos?, ¿ se debería prohibir el uso del móvil en clase?…¿Qué harías tú?

Valeria Sivera opina...

Nos encontramos en esta era tecnológica dando pasos de gigante desde lo insólito a lo normalizado. Antes era impensable poder comunicarse inalámbricamente, o grabar notas de voz casi sin costes en vez de hacer largas llamadas. Recientemente nos hemos topado con un nuevo debate, debemos abrir un nuevo discurso referente, también, al uso permanente de tecnologías.

¿Qué es el `Break Phone´? Pues nada más ni nada menos que el hecho de permitir ese uso constante de nuestros móviles, así como de redes sociales y mensajes de texto, en cualquier ambiente académico o conferencia. Al plantear dicha discusión hay quienes se posicionarán a favor de ello, por el hecho de no tener que esconderse al usar cualquier dispositivo electrónico que antes no estuviese permitido, y también por la ventaja que comporta estar conectados virtualmente y disponibles 100% literalmente.

Por otro lado, hay quienes, como yo misma, se posicionarían en contra de este cambio en el funcionamiento de todo tipo de aulas –ya sean universitarias o ponencias, discursos, etcétera-.

En cualquier situación doctrinal, académica o simplemente informativa, en que existe un profesor o conferenciante, y unos alumnos o público, es sabido que el respeto hacia aquél que desarrolla su presentación es elemental. Dentro de dicho concepto de “respeto” se incluye el abstenerse del uso de dispositivos electrónicos (a no ser que se necesiten para apuntar datos importantes de la conferencia o clase).

Es importante también puntualizar sobre la recepción que estos actos pueden tener en aquél que habla, aquél a quien se le debe respeto. La falta de atención por parte del público puede ser concebida de forma extremadamente negativa por el profesor, ya que esa distracción actuaría como un virus que se extiende rápida e inevitablemente al resto de alumnos y, por consiguiente, al orador.

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Paz Calvo opina...

La pausa que refresca ya no incluye una Coca-Cola. Ahora se llama “phone break”.

Algunos alumnos en Nueva Zelanda ya tienen cada 30 minutos de clase una pausa para comprobar sus teléfonos: responder mensajes, actualizar sus redes sociales, etc. ¿Una locura? Pues depende…Si a nuestros padres les dijéramos cómo nos comportamos nosotros en las reuniones hoy en día, seguramente también se llevarían las manos a la cabeza y se preguntarían: ¿y no te despiden? Estamos constantemente revisando el móvil, escribiendo mails, atendiendo llamadas en medio de reuniones, ya sean con nuestros clientes, como con compañeros y jefes. Y ya nadie se sorprende, ¿verdad? Pues hasta cierto punto, lo que ocurre en las clases, es igual.

Yo he tenido la maravillosa oportunidad de dar clases sobre marketing digital y os diré que mis alumnos, sin ningún problema se sacaban el móvil en medio de las clases y escribían frenéticamente. ¿Sería un mail urgente de un cliente? ¿O avisaban a su pareja de dónde iban a cenar? No lo sabemos, pero asumimos que si alguien tiene el teléfono en las manos en una situación así, es porque lo necesita.

Ventajas que le veo al phone break: me parece una buena manera de motivar al alumno a que preste atención, sabiendo que está estipulado un descanso para revisar sus mensajes y redes sociales.

Además, seamos francos, los alumnos que no quieren prestar atención en clase, ya se distraerán de una forma u otra. ¿Quién no ha jugado al “stop” con compañeros de pupitre? ¿Quién no se ha pasado notitas en clase?

Por otro lado, estando en la sociedad multitasking en la que nos encontramos, quizá no es mala idea ir preparando a las futuras generaciones a este ritmo de vida que los adultos hemos venido configurando como normal, ¿no os parece?

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Resultado de la votación

75%

Deja un comentario

  1. #10
    Anónimo

    El sentido común indica que hay que poner límites en entornos académicos, y me parece más que razonable apelar al respecto como base a tener en cuenta en este y otros comportamientos, felicidades Valeria.

  2. #9
    Eduardo Madinaveitia

    Siempre planteáis debates interesantes. Creo que el móvil ya nos ha desbordado por todas partes: lo usamos en las reuniones, tuiteamos cuando escuchamos conferencias interesantes y lo consultamos cuando nos aburrimos. Podríamos pedir más respeto en clase, como hace Valeria, pero creo que es una batalla perdida. Tampoco creo que los break phone lo fueran a solucionar. Y, como dice Paz, no es sólo cuestión de adolescentes y de clases. Entre los adultos más senior ocurre lo mismo.

  3. #8
    Alfonso Prados

    De nada sirve pactar con los alumnos el uso o no de la tecnología. Influye más hacerles ver el factor humano sobre esta y no creo que el Break Phone ayude a esto. Vamos; que no creo que aplicar el Break Phone haga que los chavales de ESO y Bachillerato y primaria dejen de usar el móvil el resto del tiempo...

  4. #7
    Pilar

    Es mejor colaborar con lo inevitable y saber vivir la época que nos toca vivir. La tecnología está ahí y lo que hay que conseguir es el buen uso de ésta. Estoy de acuerdo con Paz Calvo

  5. #6
    BLB

    esta claro que toda prohibición rotunda va a conllevar que se rompa la regla, por lo tanto creo que hay que ser en parte flexible y entender que casi ODOS hacemos lo mismo. No soy partidaria de permitir que los alumnos estén constantemente consultando sus móviles, pero sí creo que ese "break" podría ayudar a que los alumnos se comprometan el resto del tiempo a NO mirar sus móviles y dejarlos fuera del alcance de la mano el resto del tiempo, sino, no tendría sentido. Lo importante es la habilidad del docente para despertar su interés y su atención.

  6. #5
    Paco Cano

    El móvil forma parte de nuestra vida y gran parte de nuestras relaciones sociales pasan por él. Por este motivo entiendo el break phone y podría posicionarme a su favor. Ahora bien, siempre y cuando en una clase se tengan en cuenta aspectos como el destacado por Valeria sobre el respeto, y otros como por ejemplo la disciplina y el buen comportamiento, que son necesarios para el correcto funcionamiento de un aula. Por lo tanto, me posiciono a favor del break phone siempre y cuando el alumnado tenga una cierta madurez, o al menos por edad, se suponga. Por ejemplo del universitario hacia arriba. A partir de ahí para abajo, no lo veo como bueno. Ya tendrán tiempo en el cambio de clase.

  7. #4
    Ruth

    Punto para Paz. Si no puedes con tu enemigo, únete a él. ;-)

  8. #3
    Lucía

    No se puede parar al mar y el uso de móviles sea dónde sea es lo que va a suceder. Independientemente de si funciona o no el Break Phone, son de agradecer medidas que no prohíban lo que si o si se va a hacer, y hacer partícipe al alumno de un pacto por el bien de su propio aprendizaje.

  9. #2
    Claudia

    Nada nada, ahora ya no hay paréntesis, ya no hay Kit Kat, ahora sólo quedan Phone Breaks para whatsapp.

  10. #1
    Javier Sánchez

    Me parece que esto no arregla nada, está claro que los chavales de hoy en día viven apegados a sus móviles pero el hecho de darles esa pausa no creo que implique que mejore su nivel de atención, seguirán usando el móvil antes y después. El verdadero cambio viene de casa, de hacerles ver que hay más cosas aparte del móvil. Coincido con Valeria, a mí también me parece una falta de respeto.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top