Cara a Cara

¿Zapatero a tus zapatos? – Diversificar o especializarse:

Dice un viejo refrán que el zapatero debe ir a sus zapatos pero, ¿es esto cierto en este mundo digitalizado?

Y es que estamos viendo ya bastantes casos de negocios que están diversificando su actividad en otras ramas en las que aparentemente no tenían cabida (Apple o Google en el caso del sector de la automoción, también en el caso de las operadoras, o en el de los Wallets). Para ello confrontaremos la opinión de dos profesionales con dilatada experiencia como son Ángel Eduardo San Martin y Jose Antonio Lombardía sobre este interesante tema.
Pero tú, ¿qué ves mejor; diversificar o especializarse?, ¿Vamos al expertise o a intentar pivotar rápido en cuanto que aparezca la mínima oportunidad?

Ángel San Martín opina...

La primera reflexión que tengo que hacer es que sí que creo que las empresas deban diversificar, salir de su actividad principal y entrar en otras, hay muchos casos de éxito sin duda. La segunda reflexión en el caso de Google y su desarrollo del coche no tripulado (no de manera tajante) es que en mi opinión no es una incursión más de una empresa en otro sector distinto al suyo, sino una invasión en algo casi personal.

No me hago a la idea de que en un futuro inmediato lo que está desarrollando Google vaya a ocurrir aún sabiendo que ocurrirá, primero serán pequeños usos de estos vehículos no tripulados, usos que seguramente no nos inquieten pero que irán siento tan cotidianos que darán paso a otros mayores hasta que posiblemente vivamos escenas propias de películas de Tom Cruise dónde los vehículos van solos por aire y tierra, se me viene a la cabeza la escena de “Total Recall” en la que un taxista robot transporta a Arnold a toda velocidad por la ciudad, ¡con la verborrea de cualquier taxista de Madrid!

No es que no lo vea, que lo veré, es que como decía, me cuesta ver una de las cosas que todavía nos da cierta libertad, que es conducir, tener tu propio coche, pasar horas dentro de él, kilómetros, horas en silencio pero sin parar de hablar con él, es de los pocos sitios íntimos que nos quedan. Me vienen a la cabeza momentos de amor, de confidencias con tu coche, en el que le dices que te cuesta una barbaridad tenerle contigo (hiciste un esfuerzo que no debías para comprarlo), él te corresponde funcionando bien y se te pasan esos pensamientos, él te lleva a los sitios felices a los que decides ir y a los no tan felices pero a los que también tienes que ir, pero una cosa no falla: siempre está contigo.

No podemos parar el futuro, no nos podemos poner delante porque además nos atropella, Google sacará el coche, poco a poco formará parte de nuestro paisaje, de nuestras vidas, siempre habrá una razón para justificar que nuestro paisaje cambie, que haya coches tripulados que transporten a gente que de otra manera no podría, habrá razones como una menor polución, menores atascos, o la eficiencia, todo estará justificado, por tanto ni siquiera intentaré rebatir porqué NO a que Google o cualquier otro gigante sigan desarrollando esta actividad, porque diga lo que diga habrá millones de razones por las que perderé el cara a cara y además posiblemente me sienta mal por no entender “este” progreso.

Ya en el siglo I Plinio en su tratado “Historia Natural” dijo lo de “Zapatero a tus zapatos”, en realidad cuenta lo que le ocurrió al pintor griego Apeles, tan exigente era con su propia obra que pintaba y exponía en plazas públicas y se retiraba a mirar las reacciones de la gente, en una ocasión un zapatero miró un lienzo y censuró la gran anchura de una sandalia en un cuadro, Apeles aceptó el comentario y cambió la sandalia, al día siguiente el mismo zapatero vio el cuadro de nuevo y no dijo nada de la sandalia pero criticó otras partes del cuadro…El pintor salió de su escondite y dijo aquello de “Ne sutor ultra crepidam”, el equivalente a la frase que comentamos.

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Jose A. Lombardía opina...

Hace unos años no hubiera tenido ninguna duda en defender la opinión contraria, una empresa debe centrarse en lo que mejor sabe hacer y blindar su área de expertise. Esto, que era cierto hasta hace bien poco, ha cambiado y ha sido en gran medida a la tan traída #TransformaciónDigital.

La transformación digital ha provocado que muchas empresas se queden sin su negocio tradicional mientras que otras han visto la oportunidad de entrar en nuevos mercados. La transformación digital ha traído una dilución de las fronteras naturales de las compañías que ahora se enfrentan a enemigos donde antes no los esperaban. Veamos unos ejemplos, una compañía como Kodak líder absoluto en el sector de películas de fotos no fue capaz de sobrevivir al terremoto digital mientras un rival suyo, Fuji film gracias al expertise que desarrolló con el colágeno que cubría las películas fue capaz de reinventarse creando una línea de cosmética premium, Astalift, y salvando en cierta medida los papeles. El gigante chino del eCommerce Ali Baba tiene su origen en un negocio tan decrépito como las Páginas Amarillas, si no busca los zapatos de otro hubiera desaparecido.

El objetivo de una compañía es proporcionar el máximo retorno a sus accionistas y para ello debe estar atenta a cualquier oportunidad que le ofrezca el mercado para ganar su pedazo de pastel sea en su mercado natural o en otro. La clave es pensar “out of the box” y ver las capacidades de una compañía de una manera más abstracta y menos lineal. La dificultad como siempre está en hacerlo bien. Así una compañía como el BBVA usa su expertise en el tratamiento de la información para crear una compañía de Business Intelligence como Beeva, o ha descubierto un filón en utilizar el big data que le ofrecen sus TPVs en las tiendas para vender esa información de forma agregada con datos de tráfico y gasto medio de cada calle de cualquier capital española. Cualquiera de las dos lejos de su negocio natural: el financiero.

Las grandes compañías digitales como Apple, Microsoft o Google están sentadas encima de una montaña de capital que no dudan en emplear en cualquier mercado donde vean una oportunidad de desintermediar y de usar su know how de manera disruptiva. ¿Es Google un competidor del sector automovilístico con su coche autónomo?

El competidor que nos pondrá las cosas difíciles en cada uno de nuestros mercados puede que ni siquiera todavía haya nacido. El mundo cambia y rápido, o vamos buscando zapatos, zapatillas y botas por todas partes o nos quedaremos sin zapatería.

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Resultado de la votación

75%

Deja un comentario

  1. #12
    Rafa S.

    Para mí Lombardía tiene toda la razón

  2. #11
    GLM

    Ambas exposiciones están muy bien construidas. Desde mi punto de vista en muchos puntos son complementarias.... y ambas me generan muchas dudas..... •¿Es la misma empresa la que la hace cámaras digitales y la que hace cosméticos de alta gama? ¿Que harán cuando la realidad virtual nos permita "maquillarnos digitalmente” que no sea adaptarse y evolucionar o desaparecer? •¿Hace algo diferente Google cuando, tras hacer inteligente un teléfono, ahora quiere hacer inteligente un coche, una tostadora o un espejo de baño......? ¿Ha evolucionado o es un modelo diferente de zapato, pero zapato al fin y al cabo....? •¿Si eres el mejor haciendo zapatos, porque te tienes que poner ahora a hacer smartwatches....? ¿No es mejor que sigas con tus zapatos y que los intentes hacer de forma más rentable? •Si eres el mejor haciendo zapatos y tienes el potencial suficiente, ¿porque no haces un smartwatch (con correa de cuero por ejemplo), que te diga cuando necesitan ser limpiados o que si están mal te los cambie automáticamente.... (necesidad no satisfecha) y que yo pagaría por ella? •Cuando das un servicio a un cliente en una "tienda física" y ahora lo haces en una "tienda digital", ¿satisfaces necesidades diferentes del cliente que no sean, gran stock, sin faltas, comodidad, rapidez, facilidad de pago, atención personalizada.....o la base de todo esto es una gran reducción de costes......?Además quería hacer una reflexión orientada al miedo que tenemos a que las empresas desaparezcan..... Una empresa que no se "digitalice" desaparecerá....... ¿Y qué? El capital de cualquier tipo (económico, humano, tecnológico) no desaparece, solo se transforma..... “A Fuji-film muerto, Astalift puesto”.

  3. #10
    influenciador.com

    Ambas exposiciones bien razonadas, pero voto a Lombardía :) Hay que diversificar, pero con cabeza. Haciendo lo que mejor sabes y centrándote sólo en eso, mirándolo desde todos los ángulos, de repente "verás las conexiones" con lo nuevo. Conectarás los puntos, que dijo Jobs. Un día te das cuenta de que "pagar" es "comunicarse" y haces de tu operadora móvil un medio de pago ;)) y cosas así. Lo correcto es desaprender todo el tiempo, destruir tus convicciones y rehacerlas. Sólo así se llega a "viejo rockero", los viejos rockeros nunca mueren, sino que se reconvierten ;)

  4. #9
    EM

    Felicidades por la iniciativa. Me parece super interesante esta "confrontación" de ideas.

  5. #8
    Cristina Bravo

    Me parece que el mundo y en concreto la tecnología cambia demasiado rápido mientras que el ser humano NO PUEDE desarrollarse a esa velocidad. El tema de la diversificación es una cuestión de miedo, miedo al futuro y ese miedo hace que no se analicen las posibilidades reales de adopción del cambio por el usuario, es decir; ¿Se habrá dado cuenta Google entre tanta innovación de lo personal, y el placer que hay en una gran mayoría de conductores cuando conducen su coche? Ojo a eso, a no ser claro, que el nicho que busque Google sea justo el de los no conductores pero eso es otra historia...

  6. #7
    Paco Cano

    La era digital nos ha traído grandes cambios y nos mantiene en una velocidad que nos hace difícil predecir dónde nos encontraremos mañana. Esta situación llevada al área de la empresa, exige de ella la capacidad de saber responder a toda nueva situación con la que se puede encontrar. Por ello, me parece muy acertado que tome el camino de la diversificación. Aunque yo cambiaría la palabra diversificación por flexibilidad, porque me parece más acertada. Diversificación me suena a tocar muchos palos; flexibilidad a agilidad para responder rápidamente a los cambios. Como ya se ha nombrado en otro comentario, este debate también se encuentra al nivel de los profesionales, donde se cuestiona, si lo más adecuado en un mercado laboral complicado y en estado de cambio como en el que nos encontramos, la supervivencia se dará en la especialización o en la polivalencia. En fin, para mí la polivalencia y la flexibilidad puede ser el camino a llevar. Este debate tiene mucha miga ¡Eh!

  7. #6
    Jose Luis Alonso

    Hola, Estoy de acuerdo con los dos, por un lado soy 100% digital y por el otro 100% tradicional. Muy buenas reflexiones de los dos. Un saludo.

  8. #5
    Marcos Alonso

    Lombardía claro como siempre y exposición sublime de hacia dónde vamos. Si en el mercado laboral cada vez más buscamos perfiles con más habilidades y más flexibles ¿qué esperamos que pase en los negocios? exactamente lo mismo

  9. #4
    Marta Feliú

    ¿Son Apple, Google, y Amazon ejemplos de buena diversificación? creo que no, lo que pasa es que tienen tanto para invertir que con esto de diversificar juegan un poco a lo de la ruleta rusa a ver si suena la flauta en alguna de las fichas que tiran. Apple no lo olvidemos, fue rescatada por Bill Gates hace más o menos dos décadas, Google ha tenido estrepitosos fracasos en muchos subproductos como el reader...¿y Amazon?, aún estamos esperando ese Móvil "Amazon Fire". Es curioso que estos gigantes tecnológicos sólo han triunfado a la hora de diversificar cuando esta diversificación era relacionada...

  10. #3
    Paz Calvo

    Estoy a favor del "Zapatero a tus zapatos". Evidentemente, cada cual en su campo tiene un expertise único y si una empresa quiere triunfar, estar especializada en algo en concreto le puede ayudar a diferenciarse y aportar un valor añadido muy potente.Eso si, es importante no perder una buena oportunidad en el mercado, sobre todo teniendo en cuenta cómo cambia la película a pasos agigantados. El caso que comentaba José Antonio de Kodak es revelador.Y... que hacen las empresas en estos casos? Si es que esta todo inventado! Se dedican a comprar a otras empresas, pequeñitas pero especializadas, para añadir ese know how que pueda mejorar su producto sin tener que re-especializarse de cero.En conclusión, tanto especializarse (teniendo en cuenta que puede llegar un Gigante como Google y comprarte) como diversificarse, me parecen modelos muy validos de negocio. Solo hay que identificar cual es el que mejor le va a cada empresa.

  11. #2
    @makertan

    De acuerdo con los dos. Para mí la clave de diversificar depende de si al hacerlo el negocio sigue cumpliendo por lo menos tres de los cuatro pilares de básicos: escalabilidad, sostenibilidad y replicabilidad. En el caso de Google y Apple en automoción muchos apuntan a la falta de expertise de ambos, me gusta mucho el enfoque de ángel sobre la invasión de algo que al usuario le gusta hacer, que es conducir. ¿Es replicable el modelo de negocio de apple o google en automoción? mmm, no termino de encajarlo. ¿Es escalable? puede, ¿y sostenible? con los fondos y el data que poseen sin duda. En mi opinión diversificar si, pero donde haya Sinergia con el expertise. ¡Gran debate!

  12. #1
    Jose Luis

    Aunque Jose Antonio tiene razón; mi voto es para Ángel....las expectativas y la diversificación son como la pescadilla que se muerde la cola; yo planteo otro interrogante; ¿Se diversifica por ver oportunidades o por miedo a que la velocidad nos destruya por no ser rápidos? Cuidado con la diversificación que nos olvidamos al usuario por el camino y tenéis un buen ejemplo de empresa que por diversificar ha prácticamente muerto: Yahoo... Entre diversificar o especializarse mejor lo que diga el usuario. Un saludo.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top