Cara a Cara

Crisis, ¿oportunidad para el emprendimiento o necesidad de emprender?

Llega la crisis y muchos negocios cierran; algunos otros abren…es ley de vida pero ¿qué relación tiene la crisis con el emprendimiento?, ¿Puede una crisis hacer que emprender deje de ser una cuestión de vocación y/o actitud y pase a ser de necesidad?, o por el contrario en las situaciones difíciles florece la creatividad y la innovación y es gracias a esta por la que aparecen nuevos modelos de negocio y empresas? A estas y a otras preguntas nos responden dos emprendedores pero…

¿Qué piensas tú sobre esta relación?

Gonzalo Español opina...

Es una buena pregunta y la respuesta no excluye a emprendimiento de emprender y viceversa… Definitivamente, ambas se necesitan.

La capacidad de emprender la tenemos todos y todas. Lo vemos en nuestro día a día, tanto si somos trabajadores por cuenta ajena como profesionales independientes, enfrentándonos a retos y proyectos conocidos que debemos gestionar y ejecutar con unos recursos limitados (humanos, tiempo, presupuesto) y en unos términos de calidad claramente definidos. Por su puesto, esta capacidad y la actitud hacia ella la perfeccionamos en momentos de crisis en los que el control de resultados y presupuestos, y por tanto de nuestro desempeño profesional, por parte de nuestros empleadores y de nuestros clientes, es más exhaustivo (cosa que también debería darse en momentos de bonanza, aunque extrañamente nos relajamos)

Por otro lado, el emprendimiento o nuestra capacidad de dar el salto al vacío, hacia algo totalmente nuevo, hacia una aventura desconocida, hacia una mayor asunción de riesgos, es algo mucho más aptitudinal y por tanto agnóstico en cuanto a crisis se refiere. Seguramente la crisis sea una oportunidad, pero no tanto porque pueda potenciar la generación de negocios sino más bien por el aprovechamiento de un contexto que nos permite fortalecer la posición de nuestro proyecto, idea, … en el mercado (que desafortunadamente otros han ido dejando libre)

Y es aquí donde el emprendimiento converge con emprender, con esa capacidad de las personas para  ejecutar las “micro” acciones diarias, quincenales, mensuales,… que hacen posible que una idea sea sostenible y viable en el largo plazo.

Está claro que sin emprendimiento previo no emprendemos pero también lo está que sin esta capacidad de gestionar y avanzar diariamente el emprendimiento fracasa.

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Miguel Montoro Ortega opina...

Toda crisis llega por un agotamiento del modelo existente y supone una época de cambios; en la forma de pensar, en el modelo económico y en el orden de tus prioridades. Es por ello que durante esta etapa surgen nuevas oportunidades y necesidades donde tiene que haber alguien que las satisfaga. Además, generalmente las empresas de mayor estructura están tan preocupadas de sobrevivir, que se olvidan de innovar y de asumir riesgos para cubrir estas nuevas necesidades.

Y es aquí donde la figura del emprendedor juega un papel importante, pudiéndose aprovechar de esta coyuntura para posicionarse en el mercado. Tampoco hay que olvidarse de que emprender siempre es duro, ya sea por necesidad o por oportunidad, y que es en la adversidad, cuando despertamos cualidades que en la comodidad hubieran permanecido dormidas.

Por poner unos ejemplos, esta crisis nos ha traído como resultado la creación de multitud de empresas de economía colaborativa. Seguramente en el año 2004 nos habría parecido rarísimo compartir el coche con un desconocido, o alquilar habitaciones por días, y hoy en día, Airbnb es la empresa con mayor número de camas disponibles y Uber la que mayor flota automovilística tiene.

España es un país que tradicionalmente ha sido emprendedor por necesidad.

Es poco común dar el salto e innovar cuando las cosas te van bien. Y es que, ya sea por miedo o por no querer correr riesgos innecesarios, la actividad emprendedora no había dado el salto en nuestro país como hasta ahora.
Esto esta cambiando poco a poco y esperemos que la crisis haya servido como trampolín para el cambio de esta nueva cultura de emprendimiento.

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Resultado de la votación

75%

Deja un comentario

  1. #8
    iris

    todos tenemos nuestros trabajos para salir a de lante

  2. #7
    makertan

    Una buena forma de evaluar la incidencia de la crisis está en el alta de autónomos. España lleva muchos años oscilando los 3,1 millones, si bien se vio un fuerte incremento a partir del año 2008. Creo que es evidente que las buenas tasas de paro del 2016 tienen una lectura pésima: el déficit a la seguridad social es el más alto de Europa. Eso significa sólo una cosa: el estado está manteniendo un sistema que está pidiendo soluciones de contrato mercantil...

  3. #6
    Agustin Castejon

    Creo que el emprendimiento se hunde. ¿Por qué son tan rotundo?. Porque bajo me única experiencia personal parece que sólo hay un emprendimiento viable, por lo tanto invertible, el que es altamente escalable, dígase ligado a internet. Normalmente la necesidad empuja a emprender proyectos los cuales carecen de preparación y formación.Las grandes compañías si que innovan, tienen la necesidad porque les obligan la misma competencia y además tienen los recursos para ello. A mi, personalmente veo un gran vacío en el apoyo de todos los emprendedores que su escalabilidad es pequeña, o aquellas que necesitan mucha inversión en bienes de equipo e instalaciones. Las cuales son las que más puestos de trabajo generan. En definitiva, los que emprenden por pura necesidad, evaluar bien que preparación se tiene y de qué apoyo se cuenta para no ser solo un sueño de verano.

  4. #5
    eze

    Creo q ambos planteamientos son buenos, necesidad o vocacion, y no importa lo que te empuje a dar el paso si el negocio es viable. Sin embargo pienso q solo los del segundo grupo semantendran cuando las cosas vuelvan a ir bien (o mejor). Buen debate. Seguid asi!

  5. #4
    Francisco Ramos / Controllingestión

    Tanto Gonzalo como Miguel dicen verdades como la vida misma. ¿Por qué las empresas, grandes o pequeñas no funcionan igual en tiempos de bonanza que en tiempos de crisis solo con aquellos ajustes que les marca el día a día (no siempre se puede hacer lo mismo)? Solo se hacen y controlan los presupuestos cuando todo va bien, cuando todo va mal solo se controlan los gastos, por mi experiencia muy malamente, y eso afecta a la innovación y por consiguiente a los ingresos. Método y modelo, modelo y método. Ya sea una empresa grande o un emprendedor, independientemente si emprende por obligación o por oportunidad, lo importante es tener un método y un modelo. Esto permitirá en épocas buenas guardar para las épocas que no lo sean tanto. “La mejor estructura no garantizará los resultados ni el rendimiento. Pero la estructura equivocada es una garantía de fracaso”. Peter Drucker

  6. #3
    Julia Muñoz

    Yo no sabría responder a esta pregunta, pero parece que tal y como van las cosas ser emprendedor va obligado sea por necesidad o por vocación....hay que ver el número de contratos precarios que hay (que no garantizan estabilidad), el aumento en europa de freelance y autónomos. Sea o no sea por el efecto crisis lo que está claro es que el aumento del emprendimiento por causas 'forzadas' y o vocacionales está aumentando en el mundo occidental. Buen debate, un saludo.

  7. #2
    Susana Carbajales

    Particularmente yo no creo que España sea el escenario óptimo para el emprendimiento. Desde el gobierno las trabas burocráticas y económicas son muchas, a pesar de que las disfracen con "subvenciones" y "bonificaciones"... Crear un negocio -nunca me ha gustado esta moda de llamar emprendedor a lo que no deja de ser un trabajador autónomo- supone una auténtica prueba de fe porque en nuestro ecosistema empresarial lo habitual es que tus clientes te paguen, con suerte, a 60 días desde que hiciste el trabajo (30 desde fecha factura...) eso sin contar los que pagan a 90 (que terminan siendo 120 reales). Es difícil de asumir por una economía en crisis. O diles a tus hijos que van a tener que esperar 120 días a comer porque estás emprendiendo... Así que estoy con Gonzalo y su término "salto al vacío".... nunca mejor dicho!

  8. #1
    Jose L.

    Buenos argumentos de ambos; coincido con Miguel. En España creo que hay más emprendimiento por necesidad que por vocación. Un saludo

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top