Cara a Cara

Contratar por títulos o habilidades, ¿qué es más importante?

Tras hablar de la contratación en los próximos años (la desaparición o no del contrato indefinido y la tendencia del contrato mercantil) queremos ver desde la parte contratante una interesante cuestión: ¿Qué es más importante a la hora de contratar a una persona, sus títulos reglados o las habilidades que ésta pueda poseer?, ¿se puede confiar en puestos de cierta responsabilidades en perfiles sin formación académica?, ¿y al revés?. Para responder a estas cuestiones juntamos la visión del director de un Máster enfocado al mundo laboral como Miguel Ángel Pérez Ruiz y la de un emprendedor como Luis Mateos Keim.

¿Tú contratarías por títulos o por habilidades?

Contratar por títulos o habilidades, ¿qué es más importante?

Miguel Ángel Pérez Ruiz colaborador en CreaTECH540º
219 VOTOS
Profesor de Publicidad en la Universidad Complutense de Madrid
Luis Mateos Keim colaborador en CreaTECH540º
252 VOTOS
Luis Mateos Keim
CEO osmotic & kiubick

Miguel Ángel Pérez Ruiz opina...

Mi experiencia sobre este tema en concreto, como docente de carrera universitaria y de responsable del Master en Publicidad y Marketing Digital, es difícil resumirla. Es por esto que creo que es mejor reflejar en este debate las peticiones de alumnos que he recibido:
  1. Empresas grandes que exigen un título oficial, un Master Oficial, de los que se imparten en la Facultades, previo al doctorado. Generalmente, ellas los forman a continuación con cursos internos según su conveniencia. No creo que les interese su preparación técnica sino sus posibles resultados laborales posteriores.
  2. Empresas que buscan una mínima formación: que sean licenciados. Mediante un período de prueba, usualmente prolongado, los moldean a su conveniencia. Es mano de obra barata y joven, con un potencial de años de profesión muy largo.
  3. Empresas que buscan una preparación técnica suficiente para que se incorporen a la plantilla y rindan profesionalmente enseguida. Sería el caso de los alumnos que cursan el master. Con once años de existencia y casi un centenar de profesionales como cuadro docente, son ellos mismos los que se los llevan y los vienen recomendando en las empresas. Esa experiencia positiva es importante. Si, además, poseen un título de calidad contrastada, mejor.
 En definitiva, los alumnos son los más interesados en tener un título que avale su formación y que la refrende en su posterior paso por distintas empresas. Pero un título que refleje la preparación que exige el mercado laboral, no un papel meramente enmarcable.
QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Luis Mateos Keim opina...

Sin ser director de RRHH titulado he montado muchos equipos para proyectos ultracortos. Dudo que alguien haga “lo mío” mejor que yo. 

Mi opinión es que la formación reglada no siempre desarrolla competencias y habilidades más allá de las necesarias para completar la propia formación tras un arduo camino de competición por la licenciatura, el MBA, la FP o la formación dónde hayamos invertido nuestro tiempo.

Este CV exitoso de títulos reglados demuestra “saber” homologado, siendo rara vez suficiente que el contratado “sepa cosas” cuando necesitas contratar.

Contratando el CV nunca es traducible unívocamente a las necesarias capacidades de realmente “conseguir y hacer cosas” o en el “saber aprender” necesarios en el día a día, sino que únicamente demuestran “haber sabido” en el momento del “examen”.

Las capacidades realmente sólo se pueden atribuir a la genética y la experiencia y no a la akademia.

¿Qué queremos?¿vendedor con curso de ventas que sepa de márgenes y comisiones, o vendedor con colmillo para negociarlos? ¿financiero con A+ en calcular la beta apalancada o que sepa transmitir empáticamente decisiones complicadas a inversores?

Ojalá fuéramos piezas de Lego apilables para construir el valor, pero somos humanos interactivos que debemos tener cintura, capacidad de trabajo en equipo, capacidad de comunicación, resiliencia, resistencia al desaliento, creatividad, multidisciplinariedad, voluntad, entrega, positivismo, destreza, don de gentes.

Teniendo este tipo de capacidades se demuestran cualquier responsabilidad es asumible, lo he experimentado infinitas veces como emprendedor y “guía” de emprendedores.

En un mundo cambiante hace falta un empleado flexible capaz de adaptarse y de deslumbrar, aunque cuatro semanas antes fuera un absoluto ignorante de la materia. Google, Youtube y Wikipedia hacen el resto.

No es fácil detectar capacidades y para encontrar a una persona en base a competencias recomiendo estar adecuadamente formado en la Técnica de Incidentes Críticos ;).

QUIERO DAR MI VOTO A ESTA OPINIÓN

Resultado de la votación

75%
  1. #8
    Gerson

    Yo tengo licenciatura y master y lo que me enseñaron ahi no me ha servido de mucho. En la practica tuve que desarrollar muchas competencias que jamas pense serian tan importantes en un trabajo. Me di cuenta que tenia mucho que mejorar en la parte personal para poder llegar a ser el profesional que quiero.

  2. #7
    Marta

    Y tras este debate tan interesante, ¿porqué no planteáis otro hablando de 'carguitis'? Esto es; ¿seguimos viendo CEOs que sólo hablan con CEOs?, ¿Account Managers?, ¿Business Development?, ¿de veras importa tanto esto?

  3. #6
    Anónimo

    a mí, cuando me plantearon posicionarme entre contratar en base a títulos o en base a capacidades, me resultó un no-brainer que lo importante como empleador es incorporar capacidad de "hacer cosas realidad" por contar con las actitudes y capacidades necesarias frente a tener títulos... Teniendo yo un MBA Internacional de prestigio no te recomiendo que me pongas al frente de tu departamento financiero por mucho que mi calificación en Financial Management 1 y 2 fuera de A-... Un abrazo a todos y gracias por seguir comentando

  4. #5
    Miguel Alvarez

    Y ahora vas tu y se lo cuentas a todos los que somos y serán licenciados...verás la cara que se les queda pero lamentablemente y sin estorbar, el título (y sobretodo el expediente académico) sin duda están perdiendo valor en favor más que de las habilidades (o al menos debería ser así) creo yo, de la ACTITUD, del HAMBRE y del COMPROMISO a un proyecto (amén de unas capacidades que como bien dice Luis, no se aprenden en la akademia sino en "el barro"). Y la verdad, es justo que no sólo se valore un título máxime como cuando bien dice Miguel Ángel la mayoría no ofrecen lo que el mercado laboral pide. Sin embargo es también anecdótico como se comenta por aquí o en linkedin que quienes abogan por esto (Microsoft o Google) tengan a sus mayores directivos con titulaciones y con pruebas de expedientes académicos "excelentes"... ¡Saludos!

  5. #4
    Eduardo Madinaveitia

    ¿Por qué no se pueden elegir las dos cosas? Si no sé nada de una persona, el título (y el dónde lo ha obtenido) ya me empiezan a decir algo. Creo que el ejemplo que pone María López en su comentario es muy significativo. Si el jefe de RRHH de Google después de decir que el expediente académico no sirve para nada pone como ejempli que ya hay equipos en los que el 14% no tiene titulación, quiere decir que, como mínimo, el 86% de su personal sí la tiene. O sea que el titular es, como dicen ahora mero "postureo". Eso no quiere decir que el título sea imprescibdible o que no haya personas sin título mucho mejores que otras con título. Pero las excepciones no hacen las reglas.

  6. #3
    Javier Sánchez

    ¿Cómo van a dejar de tener valor los títulos a la hora de contratar?, ¿qué garantías tienes de que una persona te funciona cuando por ejemplo no tiene experiencia laboral?...miren, en la política no lo acepto pero asumimos que muchos ignorantes van ascendiendo y posicionándose sin haber ni trabajado ni por supuesto tener formación, pero en una empresa el título es importante. ¿Que las habilidades también? desde luego pero ¿porqué no miramos a los directivos de Microsoft a ver cuántos no tienen un título?... estoy con Miguel Ángel porque es la realidad y porque además creo que un título aporta algo muy importante en un perfil profesional: una curva de aprendizaje y una visión de conjunto mucho más amplia que no tenerlo.

  7. #2
    Julián López

    La demagogia barata de las multinacionales es cuanto menos interesante...con la boca grande dicen que los títulos ya no son tan importantes pero con la pequeña (en los procesos de selección) no contratan por habilidades sino por PRESENCIA, AMIGUISMO y también (obvia decirlo) TÍTULOS. En este debate me pasa como con otros, estoy con Luis y le voto a él pero Miguel Ángel muestra con claridad la evidencia de esa doble moral de muchas empresas...

  8. #1
    Maria Lopez

    Muy interesante y de actualidad. Acabo de leer un artículo que titula: El jefe de RRHH de Google es tajante: "El expediente académico no sirve para nada" La proporción de trabajadores de Google sin título universitario no para de crecer. “Hay equipos en los que el 14% de los miembros nunca han ido a la universidad” Creo que es más importante las habilidades que demuestres o experiencia que los títulos.

CREAtech540º en tu correo

CREAtech540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top