Mamá, ¡yo de mayor quiero ser comercial!

¡¡¡Mamá, yo de mayor quiero ser Comercial!!!

Medico, maestra, bombero, enfermera, astronauta, arquitecto, torero, artista sin más… infinidad de respuestas las que se pueden llegar a escuchar de un niño o de nosotros mismos cuando lo éramos, y nos preguntaban, “niñ@, ¿tu de mayor que quieres ser?”
Nunca escuché la frase: Mamá, yo de mayor quiero ser Comercial!

Y es que la palabra “comercial” no tiene glamour, no nos sentimos héroes ni salvadores, y la seguimos ocultando bajo otros títulos, en español o en inglés ,pero otros, siempre.

Y resulta extraño porque es posible que sea una, solo una, de las profesiones más antiguas del mundo y por cierto, una de las más demandadas, valoradas y cruciales en cualquier organización.

Retos de un comercial

Dicho esto, para aquellos que entran en este mundo: ¿Cuales son los retos con los que estos profesionales se enfrentan a diario?:

1. Asumir un riesgo al que no estamos acostumbrados, con contratos donde el ingreso viene exclusivamente en función de las ventas. Esto echa atrás a cualquiera que no sea un comercial NATO. Así es, no hay seguridad, solo existe seguridad en uno mismo, y eso no nos lo enseñaron.

2. El rechazo: ¿A quién nos gusta que nos rechacen? No, esto no es fácil y un comercial está constantemente expuesto al rechazo.

3. Desconfianza de Empresas que sin escrúpulos ponen a prueba a profesionales a veces con contratos con una dudosa legalidad y tiempos límites para vender un producto y si no sale… a la calle! Políticas corto plazistas que aprovechan la necesidad de incautos que entran y salen sin saber bien qué pasó.

4. Trato con personas: Las personas no somos máquinas, ni los que estamos de un lado, ni los que están del otro y a veces hay que sobrellevar faltas de sintonía, malos días y problema personales que trabajas para que no afecten ni aparezcan en tu día a día cuando debes mostrar tu mejor sonrisa ante un cliente.

5. Y a estos retos hay que añadir uno no menos importante, que creo hace que poca gente quiera entrar en el mundo comercial es que nadie, nunca, en ninguna asignatura del cole, del instituto, de la universidad, nunca, nadie nos enseñó a vender, cuando ni mucho menos a vendernos a nosotros mismos.

  • De pequeños nos enseñaron a hablar, no a escuchar.
  • De mayores ni siquiera nos enseñan correctamente a hablar bien en público, porque la educación de este país no da importancia a la exposición en público.
  • Y sobre todo, no nos enseñaron cómo sacarnos partido. Eso lo tuvimos o tenemos que aprender y por supuesto, aumentar nuestra autoestima para afrontar uno y mil rechazos y uno y mil “noes”. Noes que mañana acabarán llamando a tu puerta si amas tu producto y a ti mismo.

Cualidades de un buen comercial

Pero veamos ahora, algunas de las cualidades que desarrolla un comercial y donde prestar atención:

1. Un comercial debe desarrollar su emocionalidad y habilidades sociales no solo en el ámbito profesional, también personal, en las relaciones con sus clientes.

2. Su pensamiento debe estar alineado a resultados tanto propios como los de su empresa y trabajar en equipo. A pesar de existir objetivos individuales, el trabajo en equipo nos hace crecer a todos y el grupo es un valor máxime en una organización.

3. Nos debemos adaptar y ser flexibles al mercado y al cliente, porque nuestro interlocutor y sus necesidades son diferentes.

4. Visión estratégica y rapidez a la hora de encontrar soluciones a retos reales que surgen en una primera entrevista/ reunión de trabajo.

5. Gestionar tu tiempo profesional y personal es esencial. Horarios y necesidades se pueden convertir en un agujero negro. Cuidado con esto!

6. Conocimiento y Respeto a la competencia. Y no es política de “bien queda”. Si es tu competencia es porque como mínimo se merece un idéntico respeto que mereces tú. Nunca podemos sumarnos a base de restar.

7. Amar lo que haces y el producto o servicio que representas. Me parece imposible poder presentar una solución, producto, servicio en el que no crees y confías.

Tengo que decir que yo tampoco de pequeña quise ser comercial, ¡¡yo quería ser artista!! Es evidente que no lo soy. Eso si, es cierto que hubo un día, después de estudiar un MBA donde si dije, quiero ser comercial.

Me he movido por varias empresas y proyectos,  y todos y cada uno de ellos han tenido y tienen esa labor comercial, a veces solo comercial, a veces unida a la dirección de equipos y de empresa, pero en todos he hecho y hago un gran uso de lo aprendido hasta el día de hoy.

Me intento aplicar a diario muchos de los puntos que mencioné y que no son fáciles de llevar a la práctica y requieren de aprendizaje y constancia. Así que sigo aprendiendo e intentando mejorar porque como muchas carreras nunca acaban por ser hechas y nunca dejas de aprender si quieres seguir mejorando.

Todos mis respetos a esos comerciales que “sin glamour” siguen al pié del cañón en su día a día, porque un buen comercial, no tiene precio!

Deja un comentario

dieciseis − tres =

  1. #10
    The Little Grasshopper

    Que pena no haber nacido en EEUU... en primer lugar porque hablaría inglés "perfectly" y en segundo lugar porque estaría mucho mejor valorado profesionalmente, incluso aún no siendo ingeniero... Por desgracia en este país, es decir España, está totalmente infravalorado "el comercial" pero creo que los que lo somos, realmente estamos muy orgullosos de ser capaces de despertar el interés de nuestro cliente, sobre todo en ese primer contacto en el que eres capaz de pasar de ser percibido como un "smoke´salesman" a convertirte en su hombre/mujer de confianza, incluso si realmente eres un buen comercial, ¡¡¡¡PARA SIEMPRE!!!!

  2. #9
    Anónimo

    Que pena no haber nacido en EEUU... en primer lugar porque hablaría inglés "perfectly" y en segundo lugar porque estaría mucho mejor valorado profesionalmente, incluso aún no siendo ingeniero... Por desgracia en este país, es decir España, está totalmente infravalorado "el comercial" pero creo que los que lo somos, realmente estamos muy orgullosos de ser capaces de despertar el interés de nuestro cliente, sobre todo en ese primer contacto en el que eres capaz de pasar de ser percibido como un "smoke´salesman" a convertirte en su hombre/mujer de confianza, incluso si realmente eres un buen comercial, ¡¡¡¡PARA SIEMPRE!!!!

  3. #8
    Pepa

    Yo creo que no estamos suficientemente valorados...cuando somos los que muchas veces entramos «negocio» a la empresa...

  4. #7
    Marta Jiménez

    Muy buen post!!, realmente hay que tener mucha vocación, mucha pasión, creer en tu producto, pensar realmente que sin ese producto tu futuro cliente va a tener una gran necesidad, y crearsela...vender bajo mi punto de vista es un intercambio, yo te doy y tú me das, hay que ser honesto a la hora de hacerlo...para no caer en los estereotipos, crear una confianza y pico pala, pico pala...armarte de paciencia y voalá,,,un día vendes y te vas a tú casa más feliz que una perdiz, porque no es lo normal.

  5. #6
    Cristina Recuero

    Gracias a todos por vuestros comentarios y compartir qué queríais ser de mayores.Sinceramente creo que aún tenemos años por delante y daremos muchas vueltas. Al respecto de la labor comercial, de acuerdo contigo Miguel, seguimos sin valorar muchas profesiones y el título prima sobre la labor. Enrique A., toda la razón, constancia y trabajo es esencial. Lorena, igual contigo, de acuerdo. En muchas empresas seleccionan personal sin experiencia y los lanzan a la calle esperando resultados sin tan siquiera formarles, como si fuese una labor donde no se necesitase formación. Yo lo he sufrido en mis primeros años de trabajo, y aprendes a base de collejas!. A tí Paz, te veo todos los días, qué te voy a decir? Good job!. Garabatos!! jajajaj aun tienes en tus manos y en tu mente la posibilidad de decir que de mayor quieres ser rica!!! Adelante!! Pero si no lo consigues, puede decirte que ya lo eres como persona. Eso si! Feliz fin de semana a todos.

  6. #5
    Eli Garabatos

    Me encanta, Recu! Sabes lo que yo quería ser de mayor? alta! eso le decía a todo el mundo de peque , me lo repetía delante del espejo como un mantra todas las mañanas y me ponía de puntillas y mira...1,76! Ojalá me hubiera dado por decir "Rica" jajaja Quizá la mente tiene más poder del que pensamos! Gran post! Me gusta mucho!

  7. #4
    Paz Calvo

    Yo de pequeña quería ser infinidad de cosas, y pensandolo bien, todas con un alto componente creativo (escritora, pintora, actriz...). Y la verdad, es que para ser comercial también tienes que tener una parte creativa, ese pensar "out of the box" para que las cosas lleguen a buen puerto, ¡no tiene precio! Ser comercial es un trabajo durillo, que normalmente no está bien visto desde fuera (¿ese? pero si es un "vende-motos"...), pero que también tiene un gran componente de esfuerzo, preparación y creatividad. ¡Ánimo, comerciales!

  8. #3
    Lorena

    Habria que enseñar a las empresas este post para que entiendan no sólo que la parte comercial es importante; sino que también lo es el EQUIPO de comerciales. No es cuestión de coger a chavales desesperados por trabajar sino que tienen que estar preparados o se les tiene que formar en la parte estratégica y táctica de la venta. Buen artículo!

  9. #2
    Enrique Álvarez

    Buen artículo. Constancia y trabajo, trabajo y ahínco. Eso resume el duro trabajo de un comercial. Y nunca nunca darse por vencido.

  10. #1
    Miguel Alvarez

    Algunos aún tenemos que definirnos claramente, en mi caso yo quería ser guitarrista pero me quedé en el limbo (aunque al final nunca se sabe). Respecto al post, claramente en este país tenemos un problema con la valoración de tantas profesiones, y una de ellas es la comercial; labor teóricamente tildada de un menor lustre pero que sin embargo resulta más importante que muchos "English tittle" para cualquier empresa.

Createch540º en tu correo

Createch540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top