¿Querrías ser inmortal?

La conciencia sobre la existencia de uno mismo es una característica fundamental inherente en todos los seres humanos, lo que ha motivado a la humanidad,-desde sus orígenes- a buscar respuestas al sentido de su propio existir. 

Y es en esa búsqueda, donde el hombre se encuentra con uno de sus mayores temores: la muerte. Un miedo que intenta entender, razonar y combatir, y que percibe como amenaza a su propia existencia. Fruto de ello, nace el deseo de la vida eterna y la búsqueda de respuestas para llegar a la inmortalidad. Respuestas que van desde la propia reencarnación, hacia la continuación de la vida más allá de la muerte, pasando por mitos como el Santo Grial, la Piedra Filosofal o los ocho inmortales celestes de la cultura china.

En la propia naturaleza encontramos la “inmortalidad biológica” en la especie Turritopsis nutricula –el único ser vivo conocido capaz de no morir, ya que puede revertir su propio ciclo de vida. La ciencia ya está trabajando en alargar el límite biológico de la especie humana -se calcula que es de aproximadamente 120 años-, e incluso desde la tecnología (en campos como la criogenia, la biotecnología y la ciberconsciencia), se está ya hablando acerca de la inmortalidad virtual entendida cómo la posibilidad de que seamos parte de una inteligencia colectiva en la que desapareceremos como seres físicos y donde podremos “trasladar” nuestra conciencia y pensamiento eternamente.

¿Tiene sentido la vida sin la muerte?

Curiosamente, Borges ya hablaba de esta inmortalidad, definiéndola como inmortalidad cósmica, en la que remarcaba la falta de consciencia y la disolución absoluta de la individualidad del ser. En ese sentido, son varios los filósofos y escritores que van desde Platón, “la inmortalidad es un terrible peligro”, pasando por José Samarago, “La ausencia de la muerte es el caos, es lo peor que le puede ocurrir a la especie humana, a una sociedad” y llegando a Osho “si la muerte desaparece, no habrá misterio en la vida”, quiénes ven precisamente en la vida eterna un enorme riesgo para la humanidad.

Suponiendo que pudiésemos llegar a esquivar a la muerte, tal y como predice José Luis Cordeiro -Profesor de la Singularity University- “el hombre acabará siendo inmortal”, le lanzamos a Eduardo Madinaveitia una simple pero compleja pregunta: ¿querrías ser inmortal? Os dejamos con él.

Eduardo-Madinaveitia_querrias ser inmortal

¿Querrías ser inmortal? – Eduardo Madinaveitia

Creo que la pregunta me llega un poco tarde.

¿No morir pero seguir envejeciendo, cada vez con más limitaciones y más achaques? Seguro que no es eso lo que desearía.

¿Entonces? No morir y permanecer siempre joven, a la edad que uno eligiera…eso ya sería otra cosa. ¡Claro que habría que decidir cuál es esa edad en la que te quieres detener! ¿Cuál fue mi mejor edad? ¿Cuándo fui más feliz?

Pero ¿no morir y no envejecer pero viendo cómo envejecen y mueren todas las personas que quieres? Ver cómo van muriendo tus amigos, tus hijos, tus nietos, tus biznietos…¿y seguir ahí, como testigo impasible? Tampoco parece que sea la mejor idea.

Así que tendría que ser inmortalidad en grupo. Habría que pensar quién decide las personas que se incorporarán al grupo de los inmortales. Seguro que cada uno de los elegidos quiere incorporar a varias personas y esas a otras y luego a otras. ¿Dónde pondríamos el límite? ¿En la ciudad? Seguro que no. ¿En el país? ¿Por qué? ¿En la humanidad? Podría ser. Pero ¿en la humanidad actual? ¿No tendríamos más hijos?

Veo que me estoy liando.

La cuestión es compleja. Mucho más compleja de lo que ya parecía desde el principio.

Parece que la vida no tiene sentido sin la muerte, por muy duro que sea. Si ser inmortal es permanecer en el mismo cuerpo, no lo veo claro.

Así que: inmortal como Cervantes, como Beethoven, como Newton, como Picasso, como Aristóteles …sí.

Bueno, creo que para esto también llego un poco tarde.

Eso sí: si puedo elegir quiero morir tarde, con la cabeza en su sitio y de repente. Sin dolor.

Deja un comentario

uno × dos =

  1. #14
    Alejandra Molina

    Es difícil encontrar buenas columnas en la actualidad. Interesante y profundo debate, yo por ejemplo no concibo la inmortalidad como una consciencia colectiva - hay un capítulo interesante de Black Mirror al respecto.

  2. #13
    Eduardo

    Muchas gracias por vuestros comentarios. El debate es muy complejo y depende de tantos condicionantes que con algunos de ellos podría cambiar de opinión.

  3. #12
    Paco Cano

    Coincido con muchos de vosotros en que no es buena idea optar por ser inmortal, aunque esa opción nos evitara la incertidumbre intrínseca que tiene la muerte, de no poder controlar cuándo nos llegará, sabiendo que nos llegará. Otra cuestión en este debate, es lo que creemos que hay tras encontrarnos ella; eso puede condicionar bastante nuestra forma de mirarla.

  4. #11
    pepa flores

    La verdad es que la muerte le da todo el sentido a la vida; el tener el tiempo contado nos hace vivir de una manera, pero sabiendo que no vamos a morir la vida tendría otro sentido... lo mismo hasta buscaríamos la manera de que en algún momento nos sorprenda la muerte, una locura, tanto como la inmortalidad en sí. Me conformo con ser inmortal en recuerdos y seguramente dure algunas generaciones más... Muy buena reflexión, Eduardo.

  5. #10
    Maria Lopez

    La inmortalidad es un deseo por el miedo a la propia muerte. pero imaginemos un mundo sobre poblado en el que nadie muera y sigan naciendo personas. Sería algo insostenible... a no ser que esa inmortalidad sea solo de conciencia virtualmente.

  6. #9
    Carla M.

    Yo me apunto a despertar cada X tiempo, ver, oler, tocar y volver a dormir. Como dice Eduardo en su artículo, no tiene sentido la vida sin la muerte. Lo pienso y vaya aburrimiento.

  7. #8
    Eduardo Madinaveitia

    Gracias Miguel y Elia por vuestras reflexiones. La verdad es que es un tema sumamente complejo. Pero parece que de momento no nos van a poner ante el dilema de la pastiilla roja o la azul.

  8. #7
    Elia Méndez

    Eduardo ¡genial reflexión!. Gracias por compartir tu visión. Voy a ser un poco derrotista, a pesar de mi optimismo... ¿Inmortal físico? No por Dios!! y aquí no entro en diatribas filosóficas sobre si lo somos ya y no lo sabemos a nivel espiritual o de consciencia (inconsciente), o si por el contrario somos un accidente del universo con tiempo de caducidad. Para mi el solo hecho de pensar que viviré en un cuerpo eternamente, viendo a mi alrededor los mismos errores humanos de siempre como son los generados por el miedo, ya sea al otro, al entorno o a uno mismo que nos lleva a guerras, guerrillas y guerruelas y encima tener que buscarte la vida, porque aquí no me imagino a casi 8.000 millones de personitas con recursos para todos a base de un contínuo esquilme del planeta o con comida hecha de plástico reciclado. Uff, solo de pensar en eso, creo que la muerte es un descanso. Pero eso sí, que venga cuando tenga que venir y como dice Eduardo con la cabeza en su sitio y sin dolor.. más bien un desenchufe en toda regla.

  9. #6
    Miguel Alvarez

    Como colectivo humano, ya somos inmortales y es la historia la que nos hace serlo (por eso es tan importante no olvidarla) Individualmente, no. Pero tal y como narra Samarago en su obra "intermitencias de la muerte", un mundo de inmortales es un mundo sin orden natural. No se, Eduardo, es un tema tan difícil que hoy por hoy no sabría si hacer como Neo en matrix, y tomarme la pastilla roja, o en cambio, elegir la azul. Una pregunta pero que muy compleja, gracias por tan interesante reflexión.

  10. #5
    Eduardo Madinaveitia

    Gracias por los comentarios. La verdad es que la pregunta se las trae. Aunque llegue la posibilidad tecnológica (que puede que no tarde en llegar) ¿para cuántas personas sería posible?¿Puede la población mundial seguir creciendo sin límite? Y luego está el cómo y el con quién: ya veo que hay división de opiniones. Rafa S. la elige de forma individual; Francesc (como yo) con los que le rodean. Es un debate que abre muchos otros debates. ¡Enhorabuena a CreaTech por plantearlo!

  11. #4
    David Fdez

    Es inviable... ¿sabéis de que va lo de la huella ecológica? Si no morimos, el planeta no puede ocupar indefinidos seres humanos. ¿Vivirán eternamente los ricos? ¿A costa de una vida con genetistas cerca? ¿Qué pasará con el resto? ¿Sociedad de inmortales y de robots conviviendo y en algunos casos sin distinguir bien si es o no humano? Ufff da miedito...

  12. #3
    Francesc

    El señor Cordeiro como tanta gente del MIT viven de esto. Hay muchísimas estafas hoy en día con la criogenia, el Crispr9 etc. pero la realidad es que no estamos tan cerca como ellos dicen. En cualquier caso, y respondiendo a la pregunta; yo creo que sólo elegiría ser inmortal si todos los que me rodean tienen la posibilidad de serlo también. Saludos.

  13. #2
    Rafa S.

    Es más fácil decirlo, que hacerlo. Si tuviese la oportunidad de escoger... creo que si querría ser inmortal. Pero no grupal sino individualmente. Buen post!

  14. #1
    Marisa Cáceres

    Bravo Eduardo. La vida sin la muerte deja de tener sentido.

Createch540º en tu correo

Createch540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top