Neutralidad de la información en la Red. Una mentira muy neutral

“La neutralidad de la red es un principio que garantiza que todos los usuarios de Internet puedan acceder a cualquier servicio sin discriminación, independiente del contenido, la plataforma o el protocolo usado para intercambiar información.”

Esta idea democrática de la comunicación nos ha fascinado desde los orígenes de Internet. Las redes sociales se han convertido en un potente altavoz permitiendo que millones de personas cuenten sus historias, amplificándolas a una audiencia exponencial.

En el 2011 pudimos vivir cómo la primavera árabe, gracias a las redes sociales, movilizó todo un pueblo a salir a las calles. Fue sin duda el acontecimiento social más grande hasta la fecha impulsado desde las nuevas plataformas de comunicación. Internet se ha convertido en un canal de comunicación dónde la libertad de expresión alcanza su máximo exponente. Pero como cualquier otro medio, no está exento de control e intereses políticos y económicos que pueden influir en la amplificación de los mensajes. Wael Ghonim, que participó activamente en la convocatoria a Tahrir Square, comenta: “Hace 5 años pensaba qué si queríamos liberar a la sociedad, todo lo que necesitábamos era Internet, hoy creo que, si queremos liberar a la sociedad, primero tenemos que liberar Internet

Hemos visto en las elecciones 2016 de EEUU una campaña muy reñida con diferencias muy ajustadas dónde las estrategias de comunicación en las redes sociales han jugado un papel muy importante tanto para el partido Republicano como el Conservador. Finalmente, Donald Trump obtuvo la victoria frente a Hilary Clinton en las elecciones a la Casa Blanca y es muy probable que por una mejor estrategia de marketing de contenidos.

“A la gente le gusta leer aquello que va con sus principios, le gusta escuchar lo que quiere oír, todo lo demás tienden a rechazarlo o ignorarlo”

Sin duda las RRSS se han convertido en un canal de comunicación muy poderoso para políticos, empresas, famosos y grandes acontecimientos. ¿Cómo influyen estos grupos de poder en las redes sociales? ¿Es diferente a la presión que pueden hacer en otros medios?

Cuando hablamos de control de la información, ponemos en debate la neutralidad en la red, al menos desde el punto de vista de cómo viajan las noticias por Internet y cómo se posicionan en las redes sociales. El control de lo que escuchamos y la forma de contar las cosas, siempre han sido parte de las reglas del juego en el mundo de los medios tradicionales (prensa, TV, radio, etc.). Ningún medio esconde en su línea editorial, que busca un posicionamiento ideológico para alcanzar una audiencia fiel. A la gente le gusta leer aquello que va con sus principios, le gusta escuchar lo que quiere oír, todo lo demás tienden a rechazarlo o ignorarlo. Simplemente no les interesa y por más que reciban un mensaje, esté no calará en su consciente. Éste es un comportamiento social que nada tiene que ver con la manipulación de la información, sino más bien con la conducta de las personas a la hora de discriminar la información que recibimos y la forma de procesarla.

El efecto “The echo chamber” en las redes sociales

En uno de los mejores artículos “the echo chamber” que he podido leer sobre neutralidad en la red, David Byrne, nos cuenta cómo funciona la cámara de eco o echo chamber. En los medios de comunicación de masas, como en las RRSS, la información, ideas o creencias son amplificadas por transmisión y repetición, donde las visiones diferentes se censuran o se muestran minoritariamente.

¿Cómo funciona? 

Un medio de comunicación hace una afirmación con una noticia, a la vez muchas personas, seguidores de ese medio, con pensamientos similares repiten y amplifican la noticia de manera exagerada o distorsionada en su círculo de influencia, hasta que más gente asume esa historia cómo verdadera. Es humano relacionarnos con personas con pensamientos similares a nosotros y tendemos a coger y contar sólo las cosas que nos encaja con nuestra forma de ver la vida. En las redes sociales, este efecto es exponencial porque en muchos casos, los mismos mensajes que compartimos con nuestra red nos vienen de vuelta, lo que viene a reafirmarnos nuestras creencias y nuestra postura, sin tener en cuenta otras opiniones. Este fenómeno nos genera verdades limitadoras que no nos dejan ver las cosas de una forma alternativa hasta el punto que el resto de opiniones se vuelven invisibles. Esto viene a explicar cómo Donald Trump, a pesar de tantas calumnias que han caído sobre su imagen durante la campaña, han ido a un saco roto para aquellas personas que sólo querían ver desde un punto de vista pasional al candidato.

donald trump, neutralidad de las redes sociales y echo chamber

Pero no hace falta irse a EEUU para ver un efecto echo chamber, en España hemos visto cómo un partido cargado de indicios y sentencias de corrupción, ha vuelto a ganar las elecciones. Está claro que sólo vemos lo que queremos ver.

Nada tiene que ver esto con la neutralidad en la red…

¿Nada? Si combinamos el efecto echo chamber, con los grupos de poder, las redes sociales y los algoritmos en la red que controlan lo que si vemos y lo que no vemos, el resultado es una coctelera explosiva.

Recientemente Facebook cambió su algoritmo que ordena y prioriza los contenidos que aparecen en el news feed de los usuarios, dando prioridad a las noticias que amigos y familiares recomiendan frente a noticias de grupos editoriales. Durante años, Facebook ha realizado grandes esfuerzos y cerrado numerosos acuerdos con grupos editoriales para nutrir la red social de contenido. Los medios además han recibido muchas visitas desde Facebook, lo que promovía un matrimonio perfecto. Con el anuncio del nuevo algoritmo, las noticias procedentes de los medios ya no son destacadas en el news feed de los usuarios, a no ser que un usuario de tu red de contactos, o tú mismo, hayas subido la noticia. Desde el punto de vista de la neutralidad en la red, me parece incluso más adecuado que el modelo anterior, dónde un grupo de personas decidían que noticias eran las más relevantes para los distintos grupos de interés dentro de la red social.

“Tendemos a pensar que un algoritmo es menos manipulable que un grupo de personas y esto es un efecto de imagen más que de realidad“.

En el momento en que un grupo de personas decide qué es lo que se ve y qué es lo que no, frente a otras noticias, existe un sesgo de información, o al menos de posicionamiento. Facebook tiene 365 millones de usuarios en el news feed, lo que supone una audiencia muy importante, aún si la localizamos por países.

Dejando las teorías conspiratorias para las películas, no es difícil suponer un interés grande por parte de los grupos de poder para influir, dentro de la legalidad, en las audiencias masivas que se mueven en las redes sociales. Son varios los escándalos en EEUU sobre hipotéticas presiones a Facebook para que posicione, o no, noticias con carácter político para influir en la audiencia y en el voto. No es fácil demostrarlo, pero si es fácil imaginarlo. Sea como fuere, siempre que haya grupos de interés, surgirán poderosos grupos de presión que intentarán obtener un beneficio.  Tendemos a pensar que un algoritmo es menos manipulable que un grupo de personas y esto es un efecto de imagen más que de realidad.

Twitter también ha implementado la algoritmia en el posicionamiento de los tuits destacados. Esto ha provocado un malestar genérico entre los usuarios llegando incluso a ser trending topic el hashtag #riptwitter nada más aparecer la noticia del cambio de algoritmo.

mezcla-explosiva-en-la-neutralidad-de-la-red

¿Quién y cómo se controlan ahora los tweets que vemos? ¿Supone esto el fin de la neutralidad en la red?

La respuesta es muy relativa y no soy quién para juzgar, ni a personas, ni a algoritmos, empezando porque yo creo en las cosas bien hechas tanto si las hace un algoritmo, como si las hace una persona.

¿Malas prácticas? Puede haberlas y desde luego que un algoritmo se puede manipular para que sólo posicione aquella información que el grupo de poder desee, siempre que se lo permitan, pero lo que no podemos negar es que eso también puede pasar con las personas. Pero sin tener en cuenta estas malas prácticas, ¿es legítimo que un medio, una red social, posicione por interés ciertos contenidos frente a otros? ¿Es legítimo que hagan un uso comercial del algoritmo para posicionar ciertos productos y rentabilizar la empresa? Habrá quien piense que sí, y quién piense que no, pero lo que sí creo justo decir que, si es legítimo para un medio convencional también, lo es para una red social y viceversa.

¿Todo lo que hace un algoritmo es malo?, ¿Son una amenaza?

Los algoritmos son desarrollos y programas que nos simplifican las cosas, que nos hacen sencillo lo complicado. Personalmente estoy a favor de los beneficios que nos aportan en las redes sociales, frente a los prejuicios, al igual que estoy a favor de las buenas prácticas de las personas y en contra de las malas.

Es nuestra responsabilidad como ciudadanos, como usuarios de Internet, el estar informados, utilizar fuentes distintas de información, buscar diferentes puntos de vistas, salir de nuestra zona de confort, superar nuestras creencias limitadoras, cuestionar lo incuestionable, no creernos todo lo que nos cuentan, ni pensar que lo sabemos todo.

Si queridos lectores, dejemos de mirar lo que hacen los demás, las empresas, los políticos, los medios, las redes sociales y los algoritmos y empecemos a mirarnos a nosotros mismos. No te preguntes qué puede Internet hacer por ti, preocúpate por lo que tú puedes hacer por Internet.


 ¿Y tú?, ¿Qué puedes hacer para mantener la neutralidad en la red?

  1. #11
    Cordura

    Vamos a la navaja de Ockham, creo que se le están dando muchas vueltas a algo que es mucho más fácil de explicar: Trump ganó porque 8 años de los demócratas (nuestro PSOE de aquí) hace polvo a un país y porque la gente no es tonta, de hecho la saturación de mensajes en favor de Hillary (o a favor del Brexit en UK) dan como resultado el efecto contrario al deseado. Recuerdo hace muchos años cómo un banco lanzaba en España su cuenta naranja, el resto de Bancos empezaron a hacer publicidad anunciando las suyas, nos dimos cuenta de que éste banco no tenía que invertir en publicidad por la saturación del resto, que estaba atrayendo más y más clientes. ¿Moraleja?, al final, por mucho algoritmo, máquinas, data, etc. esto va de personas. Y si algo deja de ser neutral, el mercado dará una solución neutral: ¿qué es sino la deepweb? Un saludo.

  2. #10
    Christian G.

    Claramente gracias a la algoritmia la frase quijonesca "Que hablen de mí, aunque sea mal" intensifica lo que por naturaleza humana ocurre. Trump lo sabía y no dudo (como hace Iglesias por aquí) en dar titulares y frases a fin de aparecer en todos los medios. No coincido con @eduardo, en internet NO se muestra todo lo que debería mostrarse. Encontrar noticias de relación entre Google y FBI no son fáciles de encontrar. Al tener cada vez más peso este efecto viral, las noticias minoritarias se pierden en el limbo. Veo internet como una forma de control más elegante.

  3. #9
    Manuel Rodríguez Páez

    Hola Eduardo, Las líneas editoriales existen en todos los medios, incluidos los digitales. Las redes sociales, aunque en menor medida, también están siendo influenciadas por intereses. El ejemplo que pones de EL País y La razón explican bien cómo las personas nos decantamos por ideologías y formas de ver las cosas y rechazamos el resto. En las RRSS este efecto se da por las personas que siguimos y las noticias que nos gustan o compartimos. Al final se va cerrando el circulo dentro tu newsfeed hasta que sólo ves lo que te interesa. Hasta ese punto, la distribución de los contenidos es neutral. El problema viene si es un algoritmo el que de una forma no orgánica, es decir de manera forzada, mete ciertas noticias en miles de perfiles provocando un efecto de amplificación que finalmente se convierte en contenido viral, pero que jamás hubiera tenido ese efecto de no haberse forzado la distribución. De la misma forma, una noticia que de manera orgánica crece rápido y que podría hacerse viral llegando a millones de personas se pude intentar frenar para que el algoritmo no muestre la noticia, haciendo su efecto expansivo menor.

  4. #8
    Eduardo

    Buen post Manuel. Pero ¿no crees que se está reproduciendo lo que ya ocurría con los medios tradicionales? Cuendo El País y La Razón eran diferentes un lector de La Razón no quería saber nada de lo que contara El País. Ocurría lo mismo en sentido contrario. Ahora todo es más sencillo. Si alguien quiere encontrar en papel una opinión diferente de la dominante...l lleva crudo. Pero en Internet tenemos de todo y sólo nos servirán aquello por lo que hemos mostrado interés...que es lo mismo que encontraríamos nosotros si buscáramos. Sólo nos aligeran el trabajo. Tiene su punto de ironía, pero es muy real.

  5. #7
    Manuel Rodríguez Páez

    @makertan muy interesante tu comentario. ¿puedes compartir por favor el enlace de los artículos? Precisamente para que esto no sea un post blind y que podamos nutrirnos de otras perspectivas sobre la neutralidad en la red que nos aportarán a todos distintos puntos de vistas. Coincido contigo que el Big Data está jugando un papel crucial en el viaje de los contenidos.

  6. #6
    Manuel Rodríguez Páez

    Meternos en política es un terreno complicado, porque cada uno tiene su ideología, izquierdas, derechas, centro o apolítico y todas son respetables.Lo que si quería remarcar es que los grupos de poder: políticos (de cualquier partido), empresas, lobbies, etc. Pueden romper las reglas de la neutralidad en Internet con los algoritmos y eso tiene unas consecuencias poderosas en las redes sociales y en el comportamiento de las personas.

  7. #5
    @makertan

    Hay claros ejemplos de ello como bien ilustras Manu, de hecho el experimento de Tom Steinberg demuestra que efectivamente sólo vemos en facebook opiniones similares a la nuestra. Incluso se habla de la posible muerte del hipervínculo, o el peligro de una web donde las redes sociales no son generadoras sino destructoras del contenido. En este punto, Hossein Derakhshan afirma que podemos acercarnos a esto: “a blind webpage, one without hyperlinks, can’t look or gaze at another webpage – and this has serious consequences for the dynamics of power on the web” Por otra parte, no es nada nuevo, lo que si es un peligro es que un internet que llegó como bandera de la libertad, se convierta definitivamente en un medio. Y no nos engañemos; la huella digital, el reconocimiento facial, y buena parte del big data (aparte de sus usos publicitarios o de producto) tienen una vertiente mucho más oscura difícil de contar sin que te llamen conspiranoico. ¡Gran artículo!

  8. #4
    Anónimo

    Buen post, pero yo no coincido del todo con la interpretación de las elecciones, estoy más en la línea de que la conexión de Trump o del Brexit tiene que ver con lo dicho por Sanders: "Donald Trump aprovechó la ira de una clase media en declive que está harta del establishment económico, del político y del de los medios de comunicación. La gente está cansada de trabajar más horas a cambio de salarios más bajos, de ver cómo los empleos decentemente retribuidos se marchan a China y otros países de bajos salarios, de que los multimillonarios no paguen impuestos y de no poder afrontar el coste de la educación universitaria de sus hijos”.

  9. #3
    Sandra

    Zuckerberg, Google...es curioso cómo muchos de los altos responsables de estas empresas provienen de familias ricas. Pocos medios se atreven a contar el flirteo del padre (millonario) de Zuckerberg con Trump. O cómo esa "neutralidad de la red" se convirtió en algo muy sesgado cuando medios, y "profesionales" de Sillicon Valley atacaron sin tapujos a Peter Thiel. Aquí en España, sólo es necesario ver cómo los podemitas tocan las redes sociales, manipulan, cuentan mentiras y tienen muchas cuentas fakes con un único propósito: generar trending topics, y contenido viral de la misma manera que Trump ha hecho (con ayuda de los medios) No nos engañemos, los medios siguen controlandolo todo bajo la ilusa idea de que eres libre de moverte en internet...lo siento, pero es hora ya de volver al internet de verdad, es hora de ir a la deep web.

  10. #2
    Manuel Rodríguez

    Muy buen título. En relación con lo que dices, no se si has podido ver un vídeo que rula ahora por FB sobre un lagarto y varías serpientes. Todos los medios y muchos de mis contactos los están viralizando. Es verdad que el vídeo es muy bueno. Pero en que momento se convierte relevante para millones de usuarios? Quién o qué ha forzado la máquina para que aparezca de forma masiva en los newsfeed antes de que nadie le diera un like?

  11. #1
    Anónimo

    Coincido plenamente con el artículo, el título debería llamarse: "porque solo vemos gatitos y cabronazis en el facebook"

Createch540º en tu correo

Createch540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top