¿Que es la marca personal? Vamos a trabajarla!, paso a paso.

Marca personal, o si queremos ser muy internacionales y quedar muy bien delante de los que nos rodean, decimos “personal branding” que queda muy “cool”. Pero ¿eso qué es? Es una pregunta que muchos me han hecho y yo siempre les digo que aunque no se den cuenta, el tema de la marca es más antiguo que la tos.

Nuestros antepasados ya sabían como tener marcas cuando marcaban a fuego sus animales, dibujaban símbolos en sus tinajas de alimentos para diferenciarlos del resto o se pintaban la cara para diferenciarse de los otros.

¿Pero qué es una marca?  Para algunos la marca es solo un diseño que acompaña a todo lo que realiza una empresa. Para los que ven más allá, la marca es el adn de una empresa que conlleva su cultura, cómo es percibida, cómo se posiciona y qué nos evoca.

La marca no es sólo el nombre, el producto, los colores de un símbolo o su publicidad. Es todo a la vez, más su forma de comunicar, sus empleados y lo que el consumidor percibe y siente de cara a esa marca. Si no, decidme: Ante un mercedes CLK cabrio de segunda mano por 12.000€ y con el mismo precio un BMW serie 5 también de segunda mano. Los dos en perfecto estado y….. sirven para lo mismo. ¿Cuál compraríais?

Unos elegirán el Mercedes porque les pueda dar una sensación de status y otros no porque lo vincularían con algo antiguo. Otros elegirían BMW porque les da la sensación de seguridad y de placer a la hora de conducir. A la postre están comprando una obra de ingeniería, con un motor, 4 ruedas y una serie de componentes que te ayudan a desplazarte y ya, así que por esa regla de 3 podríamos comprar cualquier coche, sin embargo nos decantamos por lo que percibimos que va con nosotros y eso tiene que ver con nuestras emociones y la forma que tenemos de recrear nuestro propio mundo con lo que valoramos y lo que creemos que tiene que haber en él.

Una marca se construye con mucho tiempo, esfuerzo, inversión, gestión, compromiso, rigor y trabajo. El resultado es conseguir que tanto empleados, consumidores y sociedad en general confluyan a la vez en una emoción cuando ven una marca.

Vale, esto es para un producto, pero ¿y las personas?. Un ejemplo: ¿Qué tienen en común Madonna, Nadal o Punset? También son marcas; marcas personales. Nosotros también lo somos. Somos “marcas con patas” y no somos conscientes de ello.

Asociamos personas con ideas, personas con emociones, personas con valores, personas con creencias, personas con conocimientos, personas con atributos. Y esos atributos, podemos definirlos como competencias que a su vez se dividen en dos bloques: actitudes y aptitudes que los demás perciben. Estos atributos percibidos son lo que hace que tengamos los amigos que tenemos, que nos elijan en un proceso de selección en vez de a otros o que nos inviten o no a una fiesta.

Pero esto que es desde siempre, tiene un mayor protagonismo desde que coincidieron dos acontecimientos importantes: El boom de las redes sociales y la crisis.

Las redes sociales han sido la herramienta que ha sacado del anonimato al individuo, dándole un poder que antes estaba restringido a su círculo más cercano.

El individuo de repente tiene poder ante las marcas, en cuanto puede cuestionarlas en abierto. El individuo se convierte en un generador de opinión y en un creador de contenido. El individuo antes anónimo ahora puede generar movimiento de masas con un solo comentario en la red. El individuo se ha convertido en una marca a la que seguir, cuestionar, aceptar o incluso vender a otros.

La crisis ha hecho que aumente de forma considerable el número de candidatos a un puesto de trabajo o de emprendedores que tienen que buscarse las lentejas por sí solos. Todo esto ha llevado a un problema de identidad en muchos casos, ya que el trabajo se convierte en parte inherente de la identidad del trabajador.

Soy director financiero; soy abogado; soy publicista. Es como si hubiéramos nacido del útero de nuestra mamá con un traje de Hugo Boss y el plan general contable debajo del brazo, o con el libro rojo de la publicidad. Cuando pierdes el trabajo y ya no tienes el respaldo de la marca detrás, la marca más potente es la tuya propia y esa se construye con tus conocimientos, tus experiencias, tu forma de comunicarte y de comportarte, tu forma de hacer y las personas con las que te relacionas.

Pero ¿Cómo hago para que me compren a mi y no a otro? ¿Cómo hago para que me contraten a mi? Gestionándonos y gestionando lo que otros perciben, reafirmando o modelando nuestra reputación.

Nosotros no podemos controlar la reputación. Esta se crea a través de un conjunto de percepciones de terceros , pero SI podemos gestionarla, con como nos presentamos, qué decimos dentro y fuera de la red, de qué tenemos experiencia o no .

Una buena reputación es sinónimo de confianza.

reputacion para la marca personal

Proceso de creación de tu marca personal

La creación de tu marca personal parte de un proceso unido a un trabajo continuo que se resume en la siguiente ecuación:

AUTO-CONOCIMIENTO + CONTENIDO + NETWORKING + DIFUSIÓN.

AUTO-CONOCIMIENTO

 Antes de comenzar cualquier tipo de estrategia es vital saber con qué contamos, dónde nos movemos y qué queremos.

Las preguntas básicas son: ¿Qué quieres? – ¿Qué objetivo persigues? – ¿Dónde quieres estar en X años? – ¿Qué es lo que valoras y cuales son tus valores y cómo encajan en lo que quieres? – ¿Qué te apasiona? – ¿Qué te motiva? – ¿Qué crees que te diferencia? – ¿A qué le tienes miedo? – ¿Cuáles son tus barreras? – ¿Dónde quieres conseguir lo que quieres? – ¿Cómo profesional a dónde quieres llegar? – ¿Qué sabes? – ¿Qué has aprendido? – ¿Qué experiencias tienes? – ¿Qué estás dispuesto a dar por conseguir tu objetivo?

Es un proceso de auto-coaching que nos ayuda a describirnos, identificarnos y establecer un objetivo. Las respuestas nos tienen que llevar a construir nuestra “visión y misión” como lo crean las empresas. La visión es nuestra “razón de ser”; es el qué y la misión es “cómo vamos a conseguir lo que hemos puesto en nuestra visión”

Ejemplo: Visión – “ crear un mundo donde toda persona siempre tenga alimento”  Misión – “lograré esta visión si trabajo por lo menos cinco horas a la semana con organizaciones de ayuda humanitaria”

CONTENIDO

El contenido es lo que aportas. Lo que comunicas y cómo lo comunicas. La marca es un elemento vivo que tiene que alimentarse constantemente, lo que implica un esfuerzo no sólo en la creación del contenido sino el mantenimiento de su difusión.

Todos somos contenido, porque todos contamos una historia y aportamos a los que nos rodean, ya sea en el trabajo o en el entorno familiar. Aquí el trabajo es poner en negro sobre blanco qué es lo que aportamos. Si quieres que te reconozcan como experto en algo o conocedor de algo, tienes que difundir y compartir lo que sabes.

El contenido tiene 5 pasos críticos:

  • Haz un inventario y un análisis de tus atributos.
  • Define tus competencias – en qué eres competente, qué sabes hacer, qué actitud tienes ante lo que te acontece y que aptitudes tienes en lo que realizas.
  • Trabaja tu identidad; modélala.
  • Qué contenido puedes brindar
  • Y difúndelo, difúndelo y difúndelo.

REDES

Las personas que nos rodean pueden ser una puerta hacia nuestro sueño. Ahora todo tiende hacia una “economía colaborativa”, donde el valor de las personas se ha vuelto protagonista. Es importante ser consciente del universo que nos rodea, porque en ese universo está nuestro avance.

Nadie es una isla y todos dependemos de todos, aunque haya individualistas que todavía no lo hayan visto: Haz un inventario de los que conoces y te conocen, identifica el tipo de relación y divídelos por afinidad, analiza qué pueden aportarte o que puedes aportarles tú. Cultiva tus relaciones desde la sinceridad y la ética. Elige los canales de comunicación idóneos para esa relación y hazte ver.

DIFUNDE

Ya sabes lo que eres y lo que quieres aportar. Has creado un contenido y conoces a quienes quieres contárselo y ahora toca difundirlo.

Si no estás en la red no existes. Tienes que conocer sus canales, identificar los más apropiados y saber como utilizarlos y sobre todo monitorizar, analizar y ajustar si es necesario.

Es un continuo Planificar + Crear + Publicar + Difundir.

“Para mi la marca es experiencia y percepción y una buena marca hace que estos dos adjetivos se conviertan en necesidad. En una marca personal estas dos variables se convierten solo en el resultado de ser querido”.

  1. #4
    Elia Méndez

    Quiero dar las gracias a todos los que habéis comentado, twitteado y facebookeado el post. Os mando un fuerte abrazo a todas/os

  2. #3
    Isabel A.

    De los mejores artículos que he leído sobre marca personal. Nunca había pensado en mi como una marca, curioso verdad? A partir de ahora lo intentare hacer mejor .

  3. #2
    @makertan

    Hola Elia, te agradezco esta entrada porque es muy esclarecedora y explica detalles muy claros acerca de la marca personal (que aunque no lo parezca es un trabajo continuo) no tengo mucho que añadir salvo quizás un punto final: ANALIZA. Analiza lo que ha pasado, que has logrado, ¿has cumplido tus objetivos? ¿has alcanzado metas? ¿debes variar el rumbo? ¿cómo mejorar? Lo dicho, gran entrada :) @mgmoriano, Muy bien por poner el @, yo llevo publicando con mi nombre de twitter sin eso jajajaja muuucho tiempo. Te lo copio ;) (...gracias...)

  4. #1
    @mgmoriano

    Muchas gracias por compartir estas ideas Elia. No creo que esto se pueda explicar con más claridad. Lo que yo detecto es que al vivir en un mundo muy cortoplacista muchas personas no entienen que 1) hay que planificar y hacer mucho trabajo y 2) hay que hacerlo de manera constante y para siempre. Y claro, del dicho al hecho hay un trecho y muchos fallan en no ser constantes en el cuidado de su marca personal.

  5. Createch540º no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas por sus usuarios y visitantes, y se reserva la eliminación de comentarios fuera de tono o lugar
Createch540º en tu correo

Createch540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top