El Aprendizaje ejecutivo del futuro: del Know-Ledge al Know-How

¿Cuántas discusiones que en la cafetería antes eran infinitas se zanjan hoy con un vistazo a wikipedia desde un móvil? ¡Casi todas!

Somos una generación de directivos que está viviendo una interesantísima época para el curioso: la revolución del conocimiento. Con la irrupción de Internet, prácticamente todo el mundo puede acceder al conocimiento, no hay excusa para no aprender. Sea de la manera tradicional, o por internet, cualquier temática o contenido tiene mil formas de ser aprendido ahora.

El aparentemente anecdótico lanzamiento de Linkedin Learning, es la apertura al mercado del conocimiento de la mayor base de 467 millones de profesionales con un impresionante repositorio de video-cursos sobre todas las materias imaginables relacionadas con los negocios.

Linkedin Learning es todo un “MBA” al alcance de cualquiera. El libro del conocimiento y los contenidos educativos y formativos es omnipresente, infinito y multimedia, y están en mayor o menor medida, cada vez más al acceso de cualquiera.

Pero la casuística y la frecuencia de los problemas a resolver, también se ha disparado. Desde hace años, vivimos en perpetua turbulencia en un mundo volátil, incierto, ambiguo y cambiante, que ridiculiza la relevancia del pasado cuando uno tiene que enfrentarse a un presente -y a un futuro- completamente impredecibles.

En este mundo de omnipresencia del conocimiento y perpetuo cambio:

  • ¿Estamos preparados los directivos para desenvolvernos y competir contra y con los nacidos en la incertidumbre? ¿Y con los robots?
  • Teniendo todo el conocimiento necesario para construir en la palma de la mano, ¿necesitamos instituciones educativas para que nos enseñen, basándose en experiencias irrepetibles ya pasadas, a vivir en un mundo que ellas tampoco pueden imaginar?
  • ¿Son los programas actuales de formación ejecutiva capaces de prepararnos para “surfear” el conocimiento ubicuo y solucionar problemas complejos, interrelacionados, multidisciplinares y efímeros?

Yo creo que la industria del aprendizaje ejecutivo necesita una reinvención en todas sus dimensiones y paradigmas.

I) Del KNOW-ledge al KNOW-how

Es necesaria la transición de las clases magistrales a los casos prácticos colaborativos, de las asignaturas a los proyectos y en definitiva pasar del “conocimiento de Ledge” (estante) al “conocimiento de How”, del knowledge al know how.

#Finlandia es trending topic desde hace unos años y se está generando la consciencia de la necesidad de otro tipo de educación en España. Ya hay colegios que son pioneros en este cambio vital para el futuro y no hay duda de que las futuras generaciones estarán formadas con un enfoque muy diferente al actual. Desde pequeñajos se convertirán en una generación de futuros ejecutivos que lleve en el ADN el aprendizaje cooperativo y colaborativo por proyectos, los mapas mentales, el repartir roles y responsabilidades y, en general, el aprender divirtiéndose.

Óscar Martín, Presidente del Consejo de Directores de Colegios Públicos de Madrid y asesor nuestro en OSMOTIC, nos comenta que “esta generación gamificada ya no trabaja con el conocimiento, sino va aprendiendo a construir conocimiento nuevo, inédito, curado”. Añade que “lo que tendrá que aprender un ejecutivo del futuro es a ser capaz de pensar en lo impredecible, ser disruptivo al tomar decisiones imprevisibles para un futuro que aún no existe” y que “sorprendentemente no es la tecnología la que está generando esta evolución, sino una nueva forma de enfocar los problemas, de conectarse y relacionarse.”

Las respuestas no están escritas, se trata de hacer las preguntas que quizás nadie haya hecho antes de forma que obtengamos respuestas que nadie ha buscado antes. Tendremos que aprender la nueva vida real, la vida en la que el futuro espera a que lo inventemos nosotros. El reto es trabajar la experiencia en el uso de metodologías para explotar el conocimiento ya abundante y dotarlos del mindset de net-work (colaboración) para construir sobre él su estrategia.

Do we know how?

El aprendizaje ejecutivo (Business Schools etc.) siempre ha llevado la delantera al resto de la comunidad educativa en el aprendizaje en base a proyectos. El “Método del Caso” inventado por Harvard es el máximo exponente de ello.

Pero -parece que- el modelo de las escuelas de negocio ha llegado a su cima y está en una evidente burbuja que necesita reinvención. De lo contrario, será arrollado por algún modelo disruptivo que ponga encima de la mesa la fórmula para construir directivos que sean capaces de aprovechar el conocimiento ubicuo del entorno para solucionar problemas impredecibles en tiempo real.

Es un negocio billonario, de moda, que es trending topic mundial por ser -a todas luces- el cuello de botella del desarrollo y en donde muchos jugadores están invirtiendo recursos actualmente. El airBnB de las escuelas de negocio probablemente no haya nacido aún, pero tarde o temprano a cada modelo le llega su San AirBnB.

– Iniciativas educativas de futuro

En general, el movimiento de las principales escuelas de negocio para ocultar la facilidad de acceso alternativo al conocimiento y mantener e incrementar el coste de sus matrículas, ha sido apalancar sus potentes marcas apostando por vender la exclusividad y la representatividad sobre la base de la posición en los rankings de The Financial Times, Business Week, etc.

Aún así, por supuesto, ya hay iniciativas muy interesantes en el sector y además cada institución educativa seguramente tiene ya su idea de cómo encarar el futuro.

La mayoría de las innovaciones se basan en las opciones que brinda el uso de la tecnología para reinventarse hacia lo virtual. Los MOOCs (Massive Open Online Courses), en los que se escala el modelo de las clases online “tradicionales” a un número ingente de participantes, supuestamente, apalancando las infinitas conexiones que se crean, son un ejemplo de éxito. Otras líneas van hacia escalar mediante reutilización de contenidos del estricto video formativo como repositorio como el mismo Linkedin Learning o Tutellus etc.

En el otro extremo de las propuestas de virtualización están los esfuerzos por virtualizar las clases tradicionales (emular la experiencia Online a la presencial) mediante el uso de las tecnologías de realidad virtual y aumentada, por las que apuesta el IE Business School con su proyecto estrella: WOWROOM.

Paralelamente, hay infinidad de proyectos e iniciativas de uso del Big Data, la Inteligencia Artificial y otras tecnologías para potenciar la efectividad de los procesos de aprendizaje, todo esto daría para varios libros.

Conocimiento en las plataformas educativas del futuro

¿Qué más se puede ofrecer al ejecutivo para que se convierta en el líder que el mundo necesita, si ya tenemos todo el conocimiento y la tecnología?, ¿dónde está la disrupción?

II) LA PERSONA: clave en la formación ejecutiva futura

Nace la necesidad de convertirse en otro tipo de persona, un nómada del conocimiento, capaz de aceptar sin miedo y hasta con emoción cualquier reto haciendo del mundo una zona confortable.

El nómada es capaz de sobrevivir en esta vida más compleja, que obliga a mantener una red con más relaciones en su día a día (reales y virtuales, online y offline, síncronas y asíncronas). Sus capacidades interpersonales sustituyen al liderazgo jerárquico tanto dentro del equipo, como dentro de la empresa con los partners y stakeholders.

Está habituado a hacer uso de infinitas fuentes de conocimiento, sabiendo apalancar su red de contactos y su conocimiento y sabe elegir la mejor metodología en cada momento para resolver problemas cada vez más complejos, más multidisciplinares, más impredecibles y más integrados con otras áreas de la empresa y fuera de ella.

Parece que se necesitan superhombres para el futuro.

El  proceso  de aprendizaje ejecutivo tiene que tender a transformar al directivo actual, porque su obsolescencia está programada, pero también porque la solución de problemas, cada vez más, requiere de características que eran innecesarias hace unas décadas.

Educacion directiva del futuro - Luis Keim

¿Se centra la educación ejecutiva para convertirnos a todos en knowmads? Por ahora parece que no.

III) ¿Cómo será el aprendizaje directivo del futuro?

Mi primera respuesta ante esta pregunta es que muchos de los axiomas del pasado desaparecerán irremediablemente y los MBAs de USD 80.000/año serán muy difícilmente justificables. Sus majestuosos edificios, los annual Alumni Meetings, sus profesores académicos con canas, sus aulas y sus campanas de Gauss, creo que pasarán a ser un vestigio del pasado.

La realidad del aprendizaje será muy diferente y el objeto del aprendizaje en una “escuela de negocio” pasará a ser la transformación del individuo en un resolutor de problemas, más potente, flexible y conectado, y no la adquisición del conocimiento necesario para gestionar una empresa.

LA PERSONA clave en la formación ejecutiva futura

– El conocimiento está en las personas.

Parece una obviedad decir que, directa o indirectamente, TODO el conocimiento está en las personas.

Se puede recurrir a la persona directamente, (el consejo de un experto, amigo, compañero, consultor o profesor) o indirectamente a través de los contenidos que ha generado (la lectura de un blog, libro o navegando en los TEDs, Youtube, Linkedin Learning y UN largo etc.), pero al final, el conocimiento está en las personas.

Los programas formativos (MOOCs, clases magistrales o particulares, MBAs o programas in company etc) son todos formas distintas de trasladar ese conocimiento de unos a otros.

Ya sea en papel, bits o cafés compartidos, toda esta constelación de datos podríamos verlo como un libro de infinidad de hojas.

NO FALTA CONTENIDO que consultar cuando necesitas aprender o simplemente eres curioso. Es la tecnología la que hoy facilita la creación, publicación y el consumo de contenidos y conocimiento -y muchas veces de forma gratuita-.

IV) ¿Cómo serán las plataformas educativas del futuro?

Personalmente, apuesto firmemente por una educación ejecutiva basada en plataformas de aprendizaje. En estos entornos, se alcanzará la excelencia en el saber hacer, manejando metodologías y apalancando el bagaje de los demás (participantes en el programa y conocimiento  externo) para la solución de problemas.

Las plataformas del futuro tendrán propuestas diversas que generalmente serán:

1. Transformadoras

  • El objetivo explícito de la formación será transformar al individuo en un líder mejor.
  • La base de la transformación serán las relaciones con los demás y el entorno, y en el progreso a través de la gestión constructiva del network que suponen estas relaciones como referentes de conocimiento.

2. De aprendizaje práctico

  • Práctico y en tiempo real sobre casos reales (learning by doing).
  • Basado en proyectos (PBL o project based learning).
  • Eminentemente colaborativo (learning from other, learning by teaching).
  • Autodidacta, apalancado sobre el conocimiento disponible como ingrediente necesario aprendiendo a explotarlo eficientemente.

3. Ubicuas

  • La tecnología es irremediable, y permitirá un aprendizaje acorde con la vida real multidimensional, multidispositivo, blended, multimedia, glocal, global y local, presencial y virtual, asíncrona y síncrona…

4. Facilitadas y “coacheadas”

  • Los profesores evolucionarán hacia facilitadores que acompañan al grupo en el aprendizaje (la masterclass la podrán disfrutar en vídeo).
  • Un Sherpa (coach), asistirá al alumno en su viaje de transformación personal hacia el “directivo del futuro”.

5. Servicio de transformación continua

  • La  transformación se dará de forma continuada en función de las necesidades del alumno.

6. Servicio “de por vida” por suscripción

  • El perpetuo cambio no cesará y, por suerte o por desgracia, el proceso de aprendizaje no tendrá fin.
  • Se convertirá en un servicio por suscripción sin permanencia.

7. Ad-hoc y a medida

  • “Learning just in time” en vez de “learning just in case”. El aprender será un recurso para solucionar problemas esperados, pero también como solución para problemas que AHORA no sabemos cómo resolver.
  • Debe de ser como un seguro al que recurrir en momentos de problema (similar al hangar en Matrix).
  • El alumno elegirá los caminos y capacidades que quiera adquirir y potenciar al elegir los casos que quiere resolver.

8. Certificada vs validada

  • En un mundo flexible, global y diverso, no basta con un ranking para entender el valor que un individuo puede aportar a tu organización, proyecto o equipo.
  • El proceso formativo del futuro podrá certificar las capacidades concretas que el individuo adquiere a lo largo de su vida formativa.
  • Las plataformas educativas validarán por bloques, habilidades, experiencias y desempeño de los alumnos.

Cómo serán las plataformas educativas del futuro

El  mercado de la formación de ejecutivos del futuro, será una pugna entre plataformas para ganar la fidelidad de sus clientes, que buscarán el mejor servicio para conectarse, aprender y, en definitiva, ser mejores profesionales que logren todos sus retos.

Transformarse en nómada con Osmotic

El entorno que plantea OSMOTIC, permite al individuo crecer para ser el elemento determinante en los proyectos del futuro.

Resolviendo casos reales con problemas reales, el alumno se conocerá a sí mismo en sus fortalezas y debilidades y aprenderá asistiendo a otros y apoyándose en ellos. La colaboración constante va a ser la base para adquirir maestría en la gestión del network y las relaciones con los demás.

Es la sucesión de situaciones diversas y puntos de vista contrapuestos en la resolución de problemas, lo que les hará entender el abanico de caminos que se abren a cada decisión y buscar la mejor forma de alinear sus objetivos, convirtiéndose en los CEO de su propia vida.

En OSMOTIC queremos aceptar el reto de liderar esta disrupción en el sector del aprendizaje de los ya formados.

  1. #6
    David F.

    Texto de obligada lectura para todos los que nos dedicamos al ámbito de la enseñanza ¡muy bueno!

  2. #5
    Luis Mateos Keim

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Lo estamos construyendo ahora mismo en OSMOTIC. Lo primero, yo hice "uno de 60000€" y es lo mejor que hice en mi vida. Pero fue en 1999 y graciosamente me salté la burbuja de Internet... No solo no vi casos de silicon valley, sino que no me enteré de que estaban pasando "ahí fuera". Ahora ya sí que es ineludible. Claro que esto que planteo es una visión a 20 años y afectará a mis hijos, que estudian en el colegio de Óscar Martín (colegio público gratuito, btw), pero en ese momento BARRERAN al que ahora está en una institución carca aprendiendo de memoria. LOS TENDRÁN DE ESCLAVOS PARA RECORDARLES COSAS QUE NO QUIERAN BUSCAR ELLOS. Así de crudo. Así de inevitable. El status quo siempre es muy poderoso, pero siempre se impone la lógica... El airBnB, el Netflix, el Spotify, el WhatsApp, osmotic.

  3. #4
    Anónimo

    Muy de acuerdo con todo pero el modelo educativo futuro no se si será viable pues la educación ejecutiva tiene un componente de precio lujo asociado a calidad demasiado implementado. Para jóvenes si lo veo.

  4. #3
    María Luisa Garrido

    No suelo leerme post tan largos pero el tema y sobre todo el CONTENIDO han merecido la pena. Gracias Luis Keim por el artículo y por hablar claramente de la burbuja de la educación ejecutiva que existe. Un saludo.

  5. #2
    Miguel Alvarez

    Si el futuro del trabajo serán proyectos y exigirán transversalidad -lo que implica que habrá que renovarse día tras día- ¿tiene sentido que esa renovación se haga en base instituciones que nos enseñan "casos de éxito" únicos, en circunstancias concretas e irrepetibles? NO. El futuro de la educación -sea o no ejecutiva- como bien dice Luis, está en la persona y en incentivar la curiosidad para que esté preparada para estar fuera de su zona de confort siempre. No es conocimiento lo que falta, sino actitud para querer afrontar problemas y resolverlos por nosotros mismos. ¡Gran post!

  6. #1
    Enrique Diaz

    Coincido en parte con el autor, sin embargo, y esto es demostrable, aquellos que han pagado los 80.000€ del MBA del IE tienen un muy buen puesto. Lamentablemente, en este país funcionan los rankings... Lo que propones no servirá (o no será mainstream) mientras que la base educativa y de VALORES sea la que es. Donde hacer un MBA se hace para lograr un curro y no para aprender. Mientras que nuestros chavales no vayan al cole por voluntad de aprender, y no ppr obligación... No habrá remedio para los ejecutivos . Deben ser knowmads, de lo contrario no funcionará. Ánimo y gracias por el post!

  7. Createch540º no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas por sus usuarios y visitantes, y se reserva la eliminación de comentarios fuera de tono o lugar
Createch540º en tu correo

Createch540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top