Competitividad de las mujeres en el trabajo

Durmiendo con su enemigo es el título de una película que no me gusta nada pero que igualmente vi debido a que la protagoniza una de mis actrices favoritas, Julia Roberts.

No, no voy a hablar de cine; ni siquiera de pibones, de actrices… Voy a hablar de mujeres. De nosotras. De cómo hacemos todo lo posible para hacernos la puñeta, ya sea a cara descubierta, por la espalda o simplemente con esta falsedad que nos caracteriza desde la manzana –  ¿sería Siri la primera mujer? –

Adán y Eva

Y es que, queridos amigos, nadie en la vida me ha hecho más daño que otra mujer; y eso que soy muy del amor y algún que otro hombre ha dejado su nombre en el libro de la fama de las heridas de Eli, pero el ‘hijoputismo’ de las mujeres… Ese no se aprende y, aunque os tiréis años y años, hombres del mundo, NUNCA llegareis ni a acercaros. Insert coin, inténtelo de nuevo.

Hace unos meses,  me publicaron un post en este mismo site (gracias, Recu) y las peores críticas, que hablaban de una manera totalmente irracional, con palabras llenas de ira, odio e intentando ir al punto de flotación de una mujer divorciada con un hijo sin familia cerca – que es sentir que no estás todo lo presente para tu hijo por estar trabajando – venían, incomprensiblemente, de mujeres.

Sí, sí; las mismas mujeres que estoy segura están las primeras a la hora de pedir esa igualdad que la naturaleza misma ya se encarga de marcar, en pedir que se igualen nuestros sueldos (firmo la petición), que se nos juzgue por lo que valemos no por lo que nos ponemos… Esas mismas mujeres me atacaron simplemente por decir que era feliz en mi trabajo, aun con días en los que trabajaba muchas horas.

Me he tomado unos meses para que no fuera la rabia la que hablara por mí, pero es desolador que, mientras los hombres parecen un sindicato de Controladores aéreos apoyándose a muerte,  nosotras, las mujeres, no hacemos más que ponernos piedras en el camino. Si una mujer triunfa, no os preocupéis, que en seguida vendrá otra mujer a insinuar, a atacar, a hacer daño, a destruir sin construir, a aniquilar (y a poder ser, de manera humillante), ya que, no nos olvidemos, sabemos el punto débil de otra mujer y lo atacamos sin piedad.

Tengo mejores amigos que amigas – Flor, Luci, Bea y Eva como excepción – (y no es porque me digan lo que quiero oír, sino porque nunca les he visto un comentario destructivo ni malicioso)

Como muestra, un botón: cada vez que sale la pobre chica Cristina Pedroche a la palestra, los comentarios más ofensivos vienen de una mujer y normalmente el insulto que más se usa es respecto al físico. Bravo. ¿Quieres un aplauso? Por eso, me he hecho muy fan de #Pedrochetocha, porque adopta el “dientes, dientes” de la Pantoja, haciendo correr ríos de tinta y de bilis. ¡Enhorabuena, Pedroche!, desde aquí, ¡sigue así!

En fin, que sé perfectamente qué comentarios va a tener el post, me voy poniendo los guantes y el casco. No es que durmamos, es que vivimos con el enemigo a todas horas. Ya os lo adelanto desde aquí: no discuto con nadie (@Silvi_ta me llama “la casco azul” y así seguiré siendo).

A decir verdad, respeto todas y cada una de las opiniones, siempre que no vengan con un insulto. No pretendo hacer dogma de mis afirmaciones, sólo plasmo mis vivencias y lo triste que es no poder estar más unidas.  Como dijo Campoamor : “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira”.

  1. #25
    Ruth Bareño

    Aysssss... Eli !!! Eduardo Madinaveita me ha "chivado" el comentario que habías hecho sobre mi y quiero darte las gracias públicamente. No cambies nunca!! Por cierto, me has inspirado un post...

  2. #24
    Paz Calvo

    La verdad me deja un poco atónita que se critique a nadie por decir que es feliz en el trabajo. Y es verdad que normalmente la envidia está asociada más a la mujer que al hombre (será porque nos fijamos más en todo) y claro, no me extraña que los ataques más feroces vengan del sector femenino plural. Yo he tenido la suerte de crecer en medio de una familia numerosa con unos padres sensatos que al menor síntoma de pataleta por envidia, nos decían: cada uno es distinto, no tienes que tener lo mismo que tu hermano; y esto, por lo menos a mí, me ayuda a ser más feliz en todos los ámbitos (laboral incluido), sin compararme a los demás constantemente (de vez en cuando todos caemos, uno no puede decir de este agua no bebo). En resumen, yo, como imagino que hará Elisa, me quedo con las críticas constructivas porque "a palabras necias..."

  3. #23
    Cris

    Estoy de acuerdo contigo, las mujeres con nosotras mismas somos de lo peor, criticando para ofender, para que duela, buscando la manera más dura de hacer daño. Lo de pedrochetocha es un claro ejemplo, puede que no transmita nada a nivel periodistico, pero se la critica fisicamente y de manera muy basta, igua pasa con sara carbonero, etc... Yo creo que a eso se le llama tener envidia y de la que mata. Lo único en desacuerdo es en cuánto a jefes, todas mis peores jefes han sido mujeres. Genial post. Un abrazo!

  4. #22
    Jorge Rodriguez

    Creo que lo que comentas Elisa; depende y mucho de cada caso. Yo veo claro que un motivo de esta competitividad en el trabajo se da precisamente por la dificultad que tienen las mujeres devdefender su cupo en la empresa; ¿Porqué? Porque inconscientemente asocian que el unico rival que les puede quitar el trabajo es otra mujer.

  5. #21
    Eli Garabatos

    Susana, sí, sí, claro! Que he tenido buenas compañera! quizá mis peores experiencias hayan sido fuera del ámbito labora y las "malas mujeres" jajaja son minoría que como todo en la vida hacen mucho ruído. Juntas llegaremos más lejos Gracias!! un beso

  6. #20
    Eli Garabatos

    Joana firmo debajo de todo lo que has puesto :) Me encanta que no coincidamos en todo, en la variedad está el gusto pero con el respeto que lo comentas tú si lo hiciéramos siempre, nos comeríámos el mundo las nenas! #Yeahhhhh Besinos! Gracias

  7. #19
    Diana

    Totalmente de acuerdo. No termino d entender el autoboicot femenino, pero existe.

  8. #18
    Joana

    ¡Hola! Siento llevarte la contraria: estoy de acuerdo contigo. No sería la primera vez que soy atacada por otras féminas que se creen más feministas que tú, que ella, que todas las mujeres del planeta. :) También tengo más amigos hombres. Mis amigas son pocas y con un cerebro similar al mío. Ni las comparaciones, las envidias ni todo lo superficial nos va. De ahí a que sigamos siendo, eso: amigas, no rivales. ¿Cristina Pedroche? No es el estilo de mujer que me guste. Es decir, a nivel periodístico no me transmite nada, y si se meten con su aspecto físico me parece mal, pero igual de mal que si lo hacen con una chica anónima. Me llega a agotar que se hable de ella tanto, cuando en realidad ¿qué hace? ¿qué aporta? El victimismo no me gusta. Ni en hombres ni mujeres. No es bueno generalizar como apuntan en algún comentario, pero como mujer tengo que de nuevo, darte la razón: he sido peor tratada por mujeres que hombres. Ah y no soporto a las que "en nuestro nombre" hablan de la desigualdad desde despachos que les montan diversos partidos políticos :) Me gustan las mujeres anónimas. Me motiva más ver su día a día, no a un grupete manifestándose el día que toca, pero eso sí, ellas en su jaula de cristal y con su sueldo a fin de mes, por, ojo: defendernos a nosotras. Podríamos hacer tantas cosas juntas, pero, somos así o son así... Compitamos por unir esfuerzos. Un saludo

  9. #17
    Susana Carbajales

    Hola Eli: Me ha encantado tu artículo porque me identifico con muchas cosas que dices en él. He visto cómo mujeres despellejaban a otras mujeres de un modo que no lo hacían otros hombres. He visto mujeres convertidas en jefazas que se dedicaban a machacar a sus inferiores (especialmente mujeres). Y he experimentado en mis propias carnes la envida y el ensañamiento de mujeres inferiores a mí que querían demostras su superioridad, con perdón, tocándome los ovarios. Además de todo esto, siempre he dicho que prefiero mil veces un jefe hombre a un jefe mujer porque son mucho menos exigentes y más fácilmente manejables que nosotras (nos considero, en general, más astutas). Peeeeerooooo.... Las mujeres de este tipo no dejan de ser minoría. A lo largo de mi carrera profesional, si tuviera que sumar las "buenas" y las "malas", las malas serían minoría. Eso sí, las que son malas son peores que cualquier hombre!!!!

  10. #16
    mar9791

    Toooda la razón Eli, he trabajado con muchas mujeres, cuando eramos compañeras, las mejores "amigas" hasta el día q decidieron ascenderme a mi...ese día los cuchillos volaron bajos...no esperaba q las q menos se alegraban fueran quienes yo consideraba amigas...empece a currar en un mundo d hombres y la única zancadilla me la ponía la otra mujer q había en la empresa...de 53 solo eramos 2 mujeres....en fin...que si...ahora trabajo sola con 15 hombres, y aunque me cuesta demostrar mi valia, nunca había currado tan bien...yo soy mas d evitar cualquier guerra, pero es cierto q nuestro peor enemigo esta en casa.

  11. #15
    Arancha

    Estoy totalmente de acuerdo cntg Eli me pareces una tía genial te sigo en Twitter y eres espontánea sincera y divertida, si todas fuéramos como tú (me incluyo ) nos iría mejor en la vida. No cambies nunca sigue siendo Eli 100%

  12. #14
    Eli Garabatos

    Hola, Rosa primero de todo mil gracias por molestarte en dejar un comentario! que vamos todos a 2000 por hora. Mi experiencia personal ha sido horrible con las mujeres- a pesar de que mi mejor jefe hasta ahora ha sido una mujer, la gran Ruth Bareño- siento que creas que tiro piedras contra nuestro propio tejado, creo que no soy yo la que lo hace pero respeto y mucho tu opinión. Por mi parte, yo me limito a no juzgar ni a hombre ni a mujer por ropa, gustos o forma de hablar como a mi se me ha juzgado en infinidad de veces, nos hacemos un café un día y lo hablamos! un beso y mil gracias

  13. #13
    Eli Garabatos

    Anónimo, te entendemos. No quiero generalizar, sólo puedo opinar de lo que he vivido y la mía ha sido así, otras chicas me han dicho que no les ha pasado, también he de decir que mi mejor jefe fue una mujer, Ruth Bareño, una grande.

  14. #12
    Anonimo

    Siempre he tenido a mujeres en mi equipo y han superado con creces a los hombres. Valoro, y mucho, sus capacidades, diferentes en general a las de los hombres, podría decir tantas cosas buenas de ellas que no cabrían en esta caja. Y también puedo decir que no hay nada peor que una mujer enojada, enfadada o muy cabreada con otra. Lo siento, pero así es. Mi experiencia también, por supuesto. Prefiero no revelar mi identidad en esta ocasión.

  15. #11
    Cristina Recuero

    Vaya, diferentes opiniones y todas justificadas creo que por su propia experiencia. En mi caso tengo que decir que me gusta rodearme de mujeres en el ámbito laboral, en general me he encontrado cómoda y no he tenido ningún desencuentro más allá de diferentes opiniones, puntos de vista y en fin... no más de lo que pueda ocurrir también con el sexo contrario. Si creo que los modos de ataque entre hombres y mujeres son diferentes y es posible que nos duelan más a las mujeres los ataques de las propias mujeres que las de los hombres. Es una cuestión de formas. Y por supuesto, aquí yo también estoy generalizando, y partiendo de ahí siempre hay excepciones... y con esas excepciones hasta el día de hoy y en general, me he encontrado más cómoda con colaboradoras mujeres que hombres, repito, hasta el día de hoy. Por otro lado respecto el post de Elisa porque se que habla desde su experiencia.

  16. #10
    Encarni Valero

    Estoy viendo los comentarios de Rosa y Marta y bueno, no creo que esto sea una guerra contra el género femenino, ni una cuestión de igualdad o no, creo que va más acorde a las experiencias de cada uno o cada una. A mi este artículo me ha enganchado, aunque no tengo muy claro muy bien cómo reaccionar porque a veces pienso una cosa y después pienso otra.

  17. #9
    Marta

    Ahí se queda!!! Es su opinión y respetable . No es mas que una crítica hacia su propio género y el espejo donde ella se debe mirar!! En mi espejo no reconozco esa relación tan mala con las mujeres. Ante esto, nos debemos unir aun mas!!. No somos mejores ni peores! Simplemente personas experimentando en un mundo que aún tiene muchos estereotipos grabados a fuego.

  18. #8
    Rosa

    Yo personalmente no estoy nada de acuerdo con lo reflejado en el enlace, lo que sí es cierto es que nos duele más lo que viene de las mujeres xq esperamos otra cosa. Hay personas buenísimas, buenas, malas, malísimas, pero no hay diferencia en cuanto al género. Flaco favor hacemos a la igualdad de las mujeres con este tipo de ideas. A este paso necesitaremos 500 años para conseguir la igusldad. Ojo, es mi opinión.

  19. #7
    Miguel Alvarez

    No es así siempre, pero la masa de hormigón que generáis en muchas ocasiones las mujeres entre vosotras da para hablar largo y tendido...domináis el mundo pero os autodestruís. ¡100% de acuerdo!

  20. #6
    Encarni Valero

    Lamentablemente muy de acuerdo con Elisa, si bien es cierto que cuento con buenísimas amigas que me ayudan y apoyan en el trabajo. Eres valiente por escribir así, no te conozco pero me gusta lo que leo.

  21. #5
    Sofia

    Si es verdad que las mujeres somos un poco masocas y autoaniquiladoras, pero el daño que causa un hombre es muy superior; y es así porque dentro de nuestra infinita bondad nos volvemos ingenuas e inocentes con ellos, no asi con nuestro sexo.

  22. #4
    Eli Garabatos

    Julia! gracias por comentar! yo creo que sí que hace un papel y que lo hace para protegerse, para que le afecten menos las cosas o eso quiero pensar! Lo conseguiremos, Julia estar más unidas!

  23. #3
    Eli Garabatos

    Madre mía! Eduardo! qué vergüenza que me leas y qué honor que me dejes un comentario! Te admiro de mi etapa en la venta de publi, me tocaba ir mucho por Vivaki y siempre me has parecido un grande y una persona de la que aprender. Por supuesto que no generalizo, lamentablemente mi experiencia es la que he contado, ya me gustaría que fuera otra... Un beso y muchas gracias

  24. #2
    Eduardo Madinaveitia

    No me gustan las generalizaciones. Supongo que cada uno habla según su experiencia. Yo me he encontrado con mujeres buenas, malas y peores... ...pero también me he encontrado con hombres buenos, malos y peores. Y he intentado, creo, que he conseguido, que ninguno de los muy malos me haga demasiado daño.

  25. #1
    Julia

    Te compro todo lo que dices salvo lo de #Pedrochetocha, porque a esa chica en concreto no la critico por su ropa (en mayor o menor cantidad) sino por su baja calidad intelectual - oye que si lo finge entonces chapó por ella -

  26. Createch540º no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas por sus usuarios y visitantes, y se reserva la eliminación de comentarios fuera de tono o lugar
Createch540º en tu correo

Createch540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top