Hombre vs Máquina: ¿Quién gana la partida?

Hoy se cumplen 20 años desde que allá por al año 1997, Kaspárov se enfrentase a Deep Blue -la máquina de Inteligencia Artificial (En adelante IA) creada por IBM- en una serie de partidas de ajedrez dónde, por primera vez, la máquina venció al humano en un enfrentamiento oficial en este deporte.

Y aunque ésta sea la batalla más sonada en la historia reciente, el enfrentamiento hombre-máquina se ha ido sucediendo en multitud de disciplinas. A continuación repasamos algunas de las disputas más épicas que han existido.

¿Qué batallas te vas a encontrar en este artículo?

  1. Hombre versus máquina en ajedrez*
  2. Hombre versus máquina en damas*
  3. Hombre versus máquina en Póker*
  4. Hombre versus máquina en Jeopardy*
  5. Hombre versus máquina en ‘Go’*


1. La inteligencia artificial combate en el juego de reyes

Kaspárov vs Deep Blue 1996 (Round 1)

La serie de seis partidas jugadas entre el campeón ruso, Gary Kasparov, y la Inteligencia Artificial, Deep Blue, empezó en el año 1996. En este primer envite, tuvo un desenlace favorable para los humanos. El jugador ruso ganó con claridad por 4-2 a la máquina (fueron 3 victorias, dos empates y una derrota para Kasparov), a pesar de que ésta empezase venciendo la primera de las seis partidas.

IA vs Hombre - Kasparov - Deep Blue 1996

Kaspárov vs Deep Blue 1997 (Round 2)

IBM, que había hecho un gran esfuerzo económico y publicitario, solicitó la revancha, que se celebraría el mes de mayo del año siguiente en New York. En este segundo enfrentamiento, IBM, consciente de la repercusión del evento, dotó a Deep Blue de más capacidad (era cuatro veces más potente) y añadió a un equipo de grandes maestros ajedrecistas para incorporar movimientos, comprensión posicional y planteamientos a su memoria.

Pero en este enfrentamiento, Kaspárov no pudo vencer a esta nueva versión de Deep Blue. En esta ajustadísima serie -se llegó a la última partida con empate a 2,5-, Deep Blue acabó venciendo al hombre en una sexta partida de tan sólo 19 movimientos de la máquina. El resultado final fue de 3,5-2,5 para Deep Blue. Kaspárov solicitó posteriormente un tercer enfrentamiento con la máquina, sin embargo IBM rechazó esa posibilidad.

Y aunque fue la primera vez que una máquina vencía a un humano en una serie de ajedrez, muchos expertos afirmaron que la victoria final de Deep Blue, se debió más a las presiones de los medios y la expectación generada -que pesaron en las decisiones de Kaspárov-, que al potencial real de la máquina (32 nodos, 512 procesadores, 16 procesadores específicos de ajedrez y dos superchips).

Incluso el propio Miguel Illescas (uno de los maestros ajedrecistas que trabajó con Deep Blue), incidía en la importancia que tuvo el equipo humano que había detrás de la máquina: “cuando Kasparov perdió con Deep Blue no lo hizo contra la máquina, realmente perdió contra el hombre”.

Pero al final, en los libros de historia quedará escrito el año en el que la máquina venció al hombre en el juego de reyes.



2. Un algoritmo pulveriza el juego de reinas

Turcas, Españolas, Inglesas e incluso Chinas, son simplemente modalidades del que ha sido -y es-, uno de los juegos de inteligencia más populares y antiguos – data de 5.000 años- de la historia humana: las damas. Un juego al que todavía se sigue jugando, y pionero en ver a una inteligencia artificial competir contra un ser humano gracias al proyecto originario Chinook que empezó en 1989.

Y es que, a pesar de que la fama de ser la primera inteligencia artificial que se enfrentaba en competición oficial a un humano en un juego se la llevó Deep Blue, no fue la IA de IBM la pionera de estos enfrentamientos sino Chinook, que desde 1990 se convirtió en el primer programa con derecho a retar al campeón del mundo de las damas en la versión inglesa (Checkers).

Chinook vs Marion Tinsley – 1992 (Round 1)

En el primero de ellos, Chinook se enfrentó al que ha sido considerado como el mejor jugador de damas de la historia, Marion Tinsley. Marion llegaba a esta partida con el ostentoso récord de haber perdido sólo cinco partidas de damas -nunca perdió en los campeonatos del mundo-, y acabó venciendo a Chinook por 4 victorias, 2 derrotas y 33 empates.

Chinook vs Marion Tinsley / Don Lafferty – 1994 (Round 2)

En agosto de 1994, Marion Tinsley y Chinook se reencontraron. Tras los seis primeros juegos (que acabaron en empate) Tinsley tuvo que retirarse por motivos de salud, lo que hizo que Chinook se convirtiese en el primer programa en vencer a un campeón del mundo (tres años antes que Deep Blue lograra vencer a Kasparov), a pesar de que nunca fue capaz de vencer al mejor jugador de damas de todos los tiempos.

Chinook defendió y mantuvo su título de campeón del mundo dos años más tarde ganando, esta vez si, al Gran Maestro Don Lafferty por 1 victoria, 0 derrotas y 33 empates.

Chinook vs damas – 2007 (Final Round)

A pesar de que ya en 1996, Chinook demostró ser superior a cualquier ser humano, los creadores del proyecto dirigido por Jonathan Schaeffer, profesor de la Universidad de Alberta (Canadá), no se limitaron sólo a eso, sino que se marcaron como objetivo que la IA de Chinook resolviese el complejo juego de las damas originando la partida perfecta para cualquier posición de las fichas.

Tras aproximadamente una década, el 19 de julio de 2007 los creadores de Chinook hacían oficial la completa resolución del juego por su IA, con una conclusión: si no se cometen errores, la partida de damas inglesas conducirá a tablas… y ya sabemos que Chinook no comete errores.

Parece que en damas, la victoria ha acabado siendo para las máquinas…


Cuando la inteligencia artificial compite con nuestra observación y experiencia

Las batallas entre hombre y máquina no se han limitado sólo a los juegos matemáticos como el ajedrez, las damas o el Backgammon -realmente el primer juego de mesa en el que una máquina ganó a un campeón mundial, sino que encontramos épicos enfrentamientos en juegos donde además de las dificultades del cálculo, se requieren otra serie de variables como la intuición, la experiencia y la observación para ganar al rival.

Y aquí tenemos que mencionar el concepto que marca un paso adelante en la inteligencia artificial: las redes neuronales. Por decirlo de alguna manera, añadir a la capacidad ilimitada de cálculo, recursos y accesos de las máquinas, habilidades más humanas. Y ya hay ejemplos de su uso.

3. ¿Los jugadores de Póker son rivales para las máquinas?

El póker es uno de esos juegos de sistemas abiertos, dónde los jugadores no conocen toda la información (información imperfecta) lo que hace de éste un fantástico reto para los algoritmos de inteligencia artificial.

Póker heads-up limit hold’em: Cepheus

Ya en 2015 se creó un algoritmo desarrollado para la variante del póker heads-up limit hold’em: Cepheus. En esta modalidad Hold’em, sólo hay dos jugadores (heads-up), se juega con límite de apuestas y de subidas (limit) y donde se juega con tres cartas comunes iniciales descubiertas en la mesa (Hold’em).

Este algoritmo estaba programado para aprender de la experiencia a través del conditional random fields (CFR), en el que a partir de una acción, se analizan y valoran las opciones posibles y eligiendo la mejor opción. Y aunque sus propios desarrolladores afirman que es probable que pierda algunas manos (en las que no reparte él), ganará siempre a un jugador humano con un margen del 95% de victorias.

No en vano, Cepheus fue descrito en la revista Science como el jugador de póker más perfecto en ese momento.

¿Se puede decir por tanto que Cepheus ha resuelto el póker?

Debemos reconocer que aunque Cepheus ha resuelto definitivamente una modalidad del póker descubierto, quedan muchas otras con más mesas, más cartas, sin límite de apuestas y con más jugadores que se pueden añadir. Y es que no debemos olvidar que la modalidad heads-up limit es mucho más sencilla que la variante heads-up no limit, o el tradicional Texas Hold’em, que suele jugarse sin límite de apuesta.

Póker Texas Hold’em: Libratus vs 4 jugadores

Sin embargo, el pasado mes de febrero en el Casino Rivers de Pittsburgh, se celebró una particular partida de póker en la modalidad “Texas Hold’em” en la que se enfrentaban una IA (Ligatus) y cuatro profesionales del juego. Un hito mucho mayor que el de Cepheus, ya que esta vez había más jugadores, y no había el límite de apuesta.

El resultado fue rotundo: el algoritmo de Libratus —el nombre que recibe la IA— venció al resto de jugadores. De hecho, los desarrolladores del algoritmo afirmaron que la victoria de Ligatus no fue fruto del azar.

4. Cuando una IA no programada para un concurso se enfrenta a dos campeones

En febrero de 2011, la batalla entre máquinas y humanos saltó literalmente a la televisión. Watson (la IA de IBM -concebida para toda clase de aplicaciones, desde la salud, hasta la atención al cliente, finanzas o ciencia-), se enfrentaba a los dos mejores concursantes de la historia del programa televisivo Jeopardy, de la ABC, el ‘trivial’ de la televisión norteamericana.

En este popular programa, los tres participantes compiten por adivinar palabras que estén ligadas a las definiciones de las temáticas propuestas. El reto de este juego no es sólo intentar sumar puntos, sino hacer fallar a los demás. Y era un reto mayúsculo para una máquina, ya que no sólo consiste en recopilar toda la información disponible, sino en entender el lenguaje humano, los diferentes matices, expresiones hechas e incluso la ironía con la que se formulan las preguntas.

Aunque el primer día sus rivales, Ken Jennings y Brad Rutter, empataron con Watson, durante el segundo -y sobre todo- el tercer día, no tuvieron la más mínima posibilidad.

A pesar de la derrota, es necesario mencionar que mientras que los jugadores humanos tenían que escuchar las preguntas, a Watson se le pasaban por escrito una vez que sus rivales habían terminado de leerlas, lo cual minimizaba bastante el problema de entender los matices propios de la voz humana.



5. Alpha Go o cómo prepararse para ganar en el milenario ‘Go’

El Go es un juego de mesa chino de dos jugadores con más de 2.500 años de antigüedad, y es junto con el ajedrez japonés, el juego de estrategia más complejo del mundo. Y aunque hay quiénes lo comparan en dificultad con el ajedrez, presenta importantes diferencias, desde las fichas –ya que mientras en el ajedrez cada pieza está enfrentada a su antagónica y tienen un valor cuantificado, en el Go, las fichas son idénticas en aspecto e importancia- hasta en su fundamento, ya que en el caso del Go, el juego se basa en colocar piezas por turnos en cualquier lugar del tablero con la intención de ‘invadir’ al contrario y ocupar su espacio.

Es decir, mientras que el ajedrez es un sistema cerrado con una disposición inicial de fichas, el Go es un sistema abierto en el que se van añadiendo fichas. Este hecho hace mucho más difícil a una IA poder vencer, ya que no sólo requiere de “fuerza bruta / potencia”, sino que además necesita de intuición y creatividad.

Es por ello que la batalla al mejor de 5 que enfrentó a AlphaGo, el algoritmo de la IA de Google (DeepMind), contra el vigente campeón mundial de este juego durante la última década, Lee Se-dol, representaba una prueba de fuego para la inteligencia artificial.

La serie a cinco partidas se jugó en Seúl en marzo de 2016, y a pesar del resultado final (4-1 a favor de AlphaGo) fue un grandísimo enfrentamiento.

En la única victoria de Lee -en la cuarta partida y llevando blancas-, éste varió su forma de jugar haciendo una jugada (jugada 78) que la IA de Google acabó considerando absurda, y clave para al menos ganar una partida. No en vano, en la quinta y definitiva partida, se igualaron mucho las cosas, y acabó ganando por poco AlphaGo. Esto demuestra que los humanos somos capaces de adaptarnos igual o mejor que las máquinas ante las adversidades.


Las diferencias entre humanos y máquinas se diluyen, se dice que en el año 2029, las máquinas serán capaces de pasar el test de Turing (no podremos diferenciarlas de los humanos). Y para el 2045, según las predicciones de Raymond Kurzweil, los robots podrán mejorarse por su cuenta.

Marvin Minsky del MIT afirmaba: “los robots heredarán la tierra porque nosotros seremos robots”

¿Creéis que estamos ante el principio de un nuevo mundo?

  1. #5
    Alfonso Hurtado

    Un magnífico artículo. ¡Felicidades!

  2. #4
    Laura Garrido

    Curiosa la evolución. Pero, qué hay tras una máquina? Un hombre, no nos olvidemos.

  3. #3
    Miguel Alvarez

    ¡20 aniversario de la victoria de #DeepBlue sobre #Kasparov! ¿Los robots dominarán el planeta? Ya nos están ganando en muchas cosas...

  4. #2
    Anónimo

    Mucho miedo me da una IA que no pueda ser controlada... ¿Y si estamos creando a un nuevo dios?

  5. #1
    Julián López

    Me ha encantado. Yo vivi apasionado esos duelos de kasparov vs ibm. Añado únicamente que en la creación y mejora de deep blue, participó un maestro ajedrecista español. Kasparov es y será inigualable.

  6. Createch540º no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas por sus usuarios y visitantes, y se reserva la eliminación de comentarios fuera de tono o lugar
Createch540º en tu correo

Createch540º en tu correo

¡No te pierdas ningún contenido!

¡Muchas gracias! Hasta pronto :).

Top